Ga­to ca­lle­je­ro es sos­pe­cho­so de in­ten­to de homicidio

La po­li­cía in­ves­ti­ga ata­que con­tra una an­cia­na pos­tra­da que fue ha­lla­da con va­rios cor­tes en su ros­tro.

La Hora - - Mundo - C. Ri­ve­ra H.

Un ga­to ca­lle­je­ro es el prin­ci­pal sos­pe­cho­so de un in­ten­to de homicidio en Ja­pón, lue­go de que una an­cia­na de 82 años de la lo­ca­li­dad de Mi­fu­ne, al sur del ar­chi­pié­la­go, fue­ra ha­lla­da con al me­nos vein­te cor­tes en su ros­tro.

Se­gún me­dios lo­ca­les, la hi­ja de Ma­yu­ko Mat­su­mo­to, una an­cia­na pos­tra­da en ca­ma y que no pue­de ha­blar, ha­lló a su ma­dre em­pa­pa­da en san­gre pro­duc­to de las he­ri­das y tu­vo que ser so­me­ti­da a una in­ter­ven­ción qui­rúr­gi­ca de emer­gen­cia.

Tras las pri­me­ras in­da­ga­to­rias, la po­li­cía lo­cal des­car­tó que se tra­ta­ra de un ac­ci­den­te al su­po­ner que las he­ri­das fue­ron pro­vo­ca­das por un ar­ma blan­ca y ca­li­fi­có lo ocu­rri­do co­mo un in­ten­to de homicidio.

Sin em­bar­go, los agen­tes no en­con­tra­ron prue­bas con­clu­yen­tes que res­pal­da­ran di­cha hi­pó­te­sis, ya que no ha­bía mar­cas en la puer­ta de la vi­vien­da que in­di­ca­ran que hu­bie­ra si­do for­za­da por un ter­ce­ro. Co­mo la víc­ti­ma no pue­de con­tar lo su­ce­di­do, el ca­so se trans­for­mó en un mis­te­rio.

Un se­gun­do aná­li­sis a los in­di­cios del ca­so re­ve­ló que los cor­tes en el ros­tro de Mat­su­mo­to pa­re­cían ara­ña­zos. En­ton­ces, la po­li­cía cen­tró su aten­ción en va­rios ga­tos ca­lle­je­ros que ron­dan el ve­cin­da­rio.

Los ofi­cia­les exa­mi­na­ron a los fe­li­nos y des­cu­brie­ron que uno de ellos te­nía ras­tros de san­gre en sus pa­tas. In­me­dia­ta­men­te, el ani­mal, del que no se die­ron a co­no­cer sus ca­rac­te­rís­ti­cas, se con­vir­tió en el prin­ci­pal “sos­pe­cho­so de ha­ber ata­ca­do a la víc­ti­ma”, di­jo uno de los agen­tes.

La po­li­cía en­vió mues­tras de la san­gre a un la­bo­ra­to­rio pa­ra de­ter­mi­nar si se tra­ta del ADN de la an­cia­na y es­ta­ble­cer si el fe­lino es o no el ata­can­te. Has­ta la tar­de de ayer, na­die ha­bía es­pe­ci­fi­ca­do qué su­ce­de­ría con el ga­to du­ran­te la in­ves­ti­ga­ción de con­fir­mar­se que ata­có a Mat­su­mo­to.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Chile

© PressReader. All rights reserved.