Sue­cia ya no lla­ma­rá a Dios en mas­cu­lino

La Igle­sia sue­ca ha pro­pues­to un len­gua­je in­clu­si­vo en cuan­to al nom­bre de Dios.

La Hora - - Mundo - C. Ju­lio

Dios ya no se­rá hom­bre. Aun­que sue­ne me­dio fi­lo­só­fi­co, es par­te de una re­for­ma lle­va­da a ca­bo por la igle­sia lu­te­ra­na en Sue­cia, que ha pro­pues­to de­jar de nom­brar a Dios co­mo un en­te mas­cu­lino y neu­tra­li­zar su nom­bre.

La co­mu­ni­dad lu­te­ra­na es la más pre­do­mi­nan­te en Sue­cia: más de la mi­tad de los es­can­di­na­vos pro­fe­san la re­li­gión, aún cuan­do de­jó de ser la ofi­cial del Es­ta­do en el año 2000.

Que Dios de­je de ser hom­bre tie­ne que ver con el fo­men­to del gé­ne­ro neu­tro. Se­gún el lu­te­ra­nis­mo, Dios es una fi­gu­ra más allá de los hu­mano y por tan­to, no exis­te un mo­ti­vo pa­ra se­guir lla­mán­do­lo “el Se­ñor”.

La ma­yo­ría de los miem­bros de la Asam­blea Lu­te­ra­na (251) apro­ba­ron la me­di­da que tie­ne co­mo ob­je­ti­vo dar un gi­ro ha­cia un len­gua­je más in­clu­si­vo en la Igle­sia.

Se ha que­ri­do de­jar en cla­ro que no se tra­ta de una im­po­si­ción, sino un ade­cua­mien­to a los nue­vos tiem­pos que co­rren.

En con­cre­to, el pro­nom­bre “Él” ha si­do eli­mi­na­do en una ora­ción en el Glo­ria: “Ära åt Gud i höj­den och frid på jor­den bland män­nis­kor som han äls­kar” (”Glo­ria a Dios en lo más al­to, y en la tie­rra paz en­tre los hu­ma­nos a los que ÉL ama”).

“Teo­ló­gi­ca­men­te sa­be­mos que Dios es­tá más allá de nues­tras de­ter­mi­na­cio­nes de gé­ne­ro, Dios no es hu­mano”, di­jo a la agen­cia AP la obis­pa sue­ca Ant­je Jac­ke­lén.

La me­di­da fue cri­ti­ca­da por no res­pe­tar la “teo­lo­gía clá­si­ca”, lo que ale­ja­ría al lu­te­ra­nis­mo de los otros cre­dos cris­tia­nos. La de­ci­sión en­tra­rá en vi­gor el pró­xi­mo 20 de ma­yo, re­ca­yen­do so­bre los más de cua­tro mi­llo­nes de sue­cos que pro­fe­san el lu­te­ra­nis­mo.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Chile

© PressReader. All rights reserved.