El téc­ni­co chi­leno que di­ri­ge a la se­lec­ción de Ti­mor Orien­tal

Tras ca­si una dé­ca­da en el Sud­es­te Asiá­ti­co, Si­món Elis­set­che afron­ta su ma­yor re­to.

La Hora - - Portada - Luis Valenzuela O.

Los pri­me­ros gra­dua­dos de la ca­rre­ra de en­tre­na­dor del Ins­ti­tu­to Na­cio­nal de Fút­bol (INAF), en la se­gun­da mi­tad de los no­ven­ta, to­da­vía se re­co­no­cen a sí mis­mos co­mo “mar­cia­nos”. La cul­pa la tu­vo Ar­tu­ro Sa­lah, quien til­dó de ese mo­do al gru­po de en­tu­sias­tas.

Si­món Elis­set­che, uno de esos jó­ve­nes, de al­gún mo­do nun­ca de­jó de ser un ex­tra­te­rres­tre an­te ojos ex­tra­ños. El oriun­do de Ca­bil­do, hoy de 39 años, en­con­tró su de­rro­te­ro en un fút­bol no con­ven­cio­nal: ha­ce cer­ca de una dé­ca­da arri­bó a In­do­ne­sia, des­de don­de el año pa­sa­do sal­tó a Ti­mor Orien­tal.

“En In­do­ne­sia se sus­pen­dió la li­ga por un cas­ti­go de FIFA , por lo que es­tu­ve tra­ba­jan­do en un pro­yec­to de go­bierno, for­man­do una aca­de­mia y ta­lle­res en una is­la re­mo­ta. En eso sur­gió la po­si­bi­li­dad de ve­nir a Ti­mor Orien­tal, a don­de lle­gué a di­ri­gir al equi­po As­sa­lam FC de la se­gun­da di­vi­sión. Des­pués me lla­ma­ron del equi­po Kar­ke­tu Di­li, uno de los im­por­tan­tes de pri­me­ra di­vi­sión. Y sa­li­mos cam­peo­nes de la li­ga y de la su­per­co­pa” ex­pli­ca a La Ho­ra.

Gra­cias a esos tí­tu­los, el adies­tra­dor na­cio­nal hoy vo­la­rá a Tai­wán pa­ra afron­tar su ma­yor re­to. Di­ri­gi­rá a la se­lec­ción de Ti­mor Orien­tal en un cua­dran­gu­lar an­te Laos, Fi­li­pi­nas y el an­fi­trión, que dispu­ta com­pe­ten­cias de­por­ti­vas co­mo Chi­na Tai­péi.

“Es in­te­ri­no por­que se va a ha­cer un con­gre­so pa­ra de­fi­nir el rum­bo de la fe­de­ra­ción en ade­lan­te, en el mes de enero. Pe­ro es muy pro­ba­ble que si­gan las mis­mas au­to­ri­da­des y en ese ca­so yo se­gui­ría”, ex­pli­ca Elis­set­che, quien ten­drá su de­but ma­ña­na an­te el lo­cal.

“El ob­je­ti­vo no es ga­nar es­tos tres par­ti­dos: tu­vi­mos una pre­pa­ra­ción muy rá­pi­da, por­que no he­mos po­di­do en­tre­nar en can­cha de pas­to. De­bi­do a las re­pa­ra­cio­nes de la can­cha de Di­li (ca­pi­tal de Ti­mor Orien­tal), he­mos en­tre­na­do en can­cha sin­té­ti­ca. Es­ta­mos pro­ban­do jugado-

“En 2008 es­tu­ve ale­ja­do del fút­bol.

Fue el año que más pla­ta ga­ne, pe­ro el me­nos feliz”.

res, no po­dre­mos te­ner a los dos me­jo­res de­lan­te­ros de Ti­mor: uno es­tá ju­gan­do en el Spor­ting de Bra­ga y otro en la Sub 19 del Má­la­ga”, aco­ta.

-¿Cuál es el ni­vel del fút­bol en el Sud­es­te Asiá­ti­co?

-Ti­mor Orien­tal es un país muy chi­co y no al­can­za a te­ner dos mi­llo­nes de ha­bi­tan­tes. En­ton­ces lo masivo del fút­bol no exis­te, re­cién es­tán cons­tru­yen­do es­ta­dios. Pe­ro a la gen­te le gus­ta mu­cho el fút­bol, se jue­ga en ca­lles y zo­nas ru­ra­les. Es si­mi­lar a lo que pa­sa en el fút­bol ama­teur la­tino. Con­di- cio­nes na­tu­ra­les tie­nen, fal­ta tra­ba­jo de se­ries me­no­res. Por aho­ra es­ta­mos en pa­ña­les. En In­do­ne­sia, en cam­bio, el po­der eco­nó­mi­co es fuer­te. La pri­me­ra y se­gun­da di­vi­sión se jue­ga en es­ta­dios re­ple­tos, de cin­cuen­ta mil u ochen­ta mil per­so­nas.

-¿Cuál es su se­llo?

-Mi idea de jue­go tie­ne que ver con la pa­la­bra adap­ta­bi­li­dad. Acá he te­ni­do que rea­li­zar un tra­ba­jo más bá­si­co, por­que no hay desa­rro­llo des­de fút­bol me­nor. Hay que ha­cer un pro­ce­so de ca­pa­ci­ta­ción pa­ra lle­gar al tra­ba­jo tác­ti­co más avan­za­do. En In­do­ne­sia es más pa­re­ci­do a lo que ha­ce en Chi­le.

EL JUE­GO CO­MO NÚ­CLEO

Con ex­pe­rien­cia en las se­ries me­no­res de Ever­ton y el fút­bol ama­teur, an­tes de ins­ta­lar­se en Asia Elis­set­che com­pa­ti­bi­li­zó la­bo­res: tu­vo una em­pre­sa de gas li­cua­do en Chi­le y en 2008 fue de ins­pec­tor de fru­tas y pes­ca­dos en Es­ta­dos Uni­dos. “So­lo ahí es­tu­ve ale­ja­do del fút­bol. Fue el año que más pla­ta ga­né, pe­ro el me­nos feliz. En cuan­to a la pro­yec­ción, quie­ro que la pe­lo­ta me lle­ve a don­de ten­ga que lle­var­me. Yo si­go la pe­lo­ta, don­de la pe­lo­ta me lle­ve, allá voy a ir”, di­ce el adies­tra­dor, quien do­mi­na el idio­ma in­do­ne­sio, ade­más de al­go por­tu­gués, in­glés y te­tun, len­gua lo­cal de Ti­mor.

“Mien­tras el fút­bol sea el nú­cleo de mi vi­da, me adap­to al res­to. Soy feliz con eso. Es­ta es mi pe­ga aho­ra, tu­ve tres se­ma­nas pa­ra en­tre­nar a la se­lec­ción e hi­ce una pro­gra­ma­ción de acuer­do eso. No me pro­yec­to más, vi­vo el pre­sen­te y creo que eso me lle­va­rá un fu­tu­ro me­jor. Vi­vo de lo que me gus­ta, co­mo me pro­yec­té cuan­do em­pe­cé”, cie­rra.

“Acá lo masivo del fút­bol no exis­te.

Pe­ro a la gen­te le gus­ta mu­cho, se jue­ga en ca­lles y zo­nas ru­ra­les”. 196° pues­to ocu­pa Ti­mor Orien­tal en el Ran­king FIFA.

Elis­set­che es una pos­tal de es­ta se­ma­na, jun­to al plan­tel.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Chile

© PressReader. All rights reserved.