Adic­tos al amor

La Hora - - En2minutos - Ga­briel León Di­rec­tor del Cen­tro pa­ra la Co­mu­ni­ca­ción de la Cien­cia UNAB @Ga­boTui­te­ro

“Cuan­do es­tás enamo­ra­do, es co­mo si al­guien es­tu­vie­ra acam­pan­do en tu ce­re­bro”. He­llen Fis­her, an­tro­pó­lo­ga y ex­per­ta en las ba­ses bio­ló­gi­cas del amor, re­su­me de es­ta ma­ne­ra los ha­llaz­gos de sus in­ves­ti­ga­cio­nes de va­rias dé­ca­das. Fis­her (y otros in­ves­ti­ga­do­res) pos­tu­la que el amor es una res­pues­ta evo­lu­ti­va que ha­bría apa­re­ci­do en nues­tros an­ces­tros –los pri­me­ros ho­mí­ni­dos– ha­ce unos cua­tro mi­llo­nes de años y que ha­bría si­do muy útil pa­ra criar a los hi­jos en equi­po, ma­xi­mi­zan­do las pro­ba­bi­li­da­des de sub­sis­ten­cia. Gra­cias a los avan­ces en los sis­te­mas de aná­li­sis del ce­re­bro, se ha po­di­do es­piar qué ocu­rre en la ca­be­za cuan­do uno se enamo­ra. Y tam­bién cuan­do a uno le han ro­to el co­ra­zón. Los es­tu­dios re­ve­lan que cuan­do se mues­tran fotos de la per­so­na ama­da a in­di­vi­duos que es­tán pro­fun­da­men­te enamo­ra­dos, se ac­ti­van zo­nas del ce­re­bro muy si­mi­la­res a las que se ac­ti­van en los es­ta­dos de adic­ción.Los in­di­vi­duos que es­tán en las eta­pas ini­cia­les del amor mues­tran al­gu­nos sín­to­mas aso­cia­dos a las adic­cio­nes (co­mo eu­fo­ria, de­seo y to­le­ran­cia). El re­cha­zo ro­mán­ti­co tam­bién tie­ne efec­tos en el ce­re­bro, pues des­en­ca­de­na una se­rie de res­pues­tas, in­clu­yen­do la ac­ti­va­ción de re­gio­nes del ce­re­bro vin­cu­la­das con el do­lor fí­si­co. Fis­her pro­po­ne que es­tra­te­gias si­mi­la­res a las usa­das pa­ra tra­tar adic­cio­nes po­drían ser­vir pa­ra su­pe­rar una de­silu­sión amo­ro­sa. En aque­llos que lo­gran te­ner una re­la­ción de pa­re­ja más lar­ga, se ac­ti­van en el ce­re­bro re­gio­nes re­la­cio­na­das con el ape­go. Es­ta se­gun­da fa­se co­men­za­ría al­re­de­dor de los ocho me­ses de re­la­ción y jun­to con la pri­me­ra eta­pa del amor ro­mán­ti­co apa­sio­na­do se­ría la ba­se de las re­la­cio­nes hu­ma­nas de lar­go pla­zo. Una es­pe­cie de adic­ción na­tu­ral con una fuer­te ba­se evo­lu­ti­va.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Chile

© PressReader. All rights reserved.