CA­SO LICANTÉN: ÚNI­CO IMPU­TADO QUE­DÓ EN PRI­SIÓN PRE­VEN­TI­VA

Fis­ca­lía for­ma­li­zó a Jo­sé Na­va­rro por sus­trac­ción de la me­nor E.C. Él in­sis­te en que la es­ta­ba sal­van­do.

La Hora - - Portada - C. Ju­lio y P. Ro­ble­do

Lue­go de una ex­ten­sa for­ma­li­za­ción de más de tres ho­ras, el Juz­ga­do de Ga­ran­tía de Licantén de­cre­tó la pri­sión pre­ven­ti­va en con­tra de Jo­sé Na­va­rro, el hom­bre de 31 años que man­tu­vo ex­pec­tan­te al país tras huir con una ni­ña de 11 años y per­ma­ne­cer ocul­to por ocho días en los bos­ques de Licantén, en la Re­gión del Mau­le.

Na­va­rro fue for­ma­li­za­do por el fis­cal re­gio­nal Mau­ri­cio Ri­chards por los de­li­tos de sus­trac­ción de me­nor y le­sio­nes gra­ves con­tra el abue­lo ma­terno de la ni­ña, a quien ha­bría gol­pea­do en la ca­be­za con una pa­la pa­ra lue­go es­ca­par.

Se­gún re­la­tó el fis­cal, Na­va­rro lle­vó en­ga­ña­do al hom­bre y su nie­ta has­ta un lu­gar apar­ta­do con la ex­cu­sa de que bus­ca­ban un en­tie­rro, te­so­ro ocul­to den­tro de la creen­cia po­pu­lar cam­pe­si­na. Una vez en el lu­gar le pi­dió ce­rrar los ojos pa­ra que el bo­tín apa­re­cie­ra, mo­men­to en que lo ha­bría ata­ca­do.

“La pri­va­ción de li­ber­tad y el ais­la­mien­to de la me­nor de su ma­dre, y de su res­pec­ti­vo gru­po fa­mi­liar, fue de­li­be­ra­da y pre­me­di­ta­da­men­te pla­ni­fi­ca­da por el impu­tado, con la fi­na­li­dad de efec­tuar un ri­tual pro­pio de sus cos­tum­bres”, in­di­có Ri­chards en la au­dien­cia.

Tras es­te re­la­to, la au­dien­cia de for­ma­li­za­ción de car­gos fue de­cla­ra­da re­ser­va­da, por lo que el pú­bli­co y la pren­sa de­bió aban­do­nar la sa­la.

Al tér­mino de la di­li­gen­cia ju­di­cial el fis­cal Ri­chards pre­ci­só so­bre los mo­ti­vos de la sus­trac­ción de la ni­ña que “hay múl­ti­ples an­te­ce­den­tes de que el im- pu­tado en sus creen­cias rea­li­za­ba dis­tin­tos ri­tos, no se sa­be si eran pa­ra sa­nar o ge­ne­rar da­ño. Todo in­di­ca que po­dría tra­tar­se de la rea­li­za­ción del ri­to”.

Sin em­bar­go, la teo­ría de la de­fen­sa de Na­va­rro apun­ta a que el impu­tado tra­tó de sal­var a la ni­ña de agre­sio­nes que su­fri­ría al in­te­rior de su fa­mi­lia.

“No cree­mos que se den los ele­men­tos de la sus­trac­ción, ya que pen­sa­mos que ha­bía una vo­lun­tad de pro­tec­ción de par­te de mi re­pre­sen­ta­do a la ni­ña y lo va­mos a se­guir man­te­nien­do. En el peor de los ca­sos es­ta­mos fren­te a una in­duc­ción (al aban­dono del ho­gar) y no una sus­trac­ción de me­no­res”, ar­gu­men­tó el abo­ga­do Es­te­ban Aré­va­lo.

“Na­va­rro cree que actuó co­rrec­ta­men­te pro­te­gien­do a la ni­ña, de ahí a có­mo lo reali­zó po­de­mos juz­gar­lo, pe­ro las par­ti­cu­la­ri­da­des de su for­ma de ver el mun­do jus­ti­fi­can su con­duc­ta”, agre­gó.

“En sus creen­cias rea­li­za­ba dis­tin­tos ri­tos, no se sa­be si pa­ra sa­nar o ge­ne­rar da­ño”.

Mau­ri­cio Ri­chards, fis­cal re­gio­nal del Mau­le

“Na­va­rro cree que actuó co­rrec­ta­men­te

pro­te­gien­do a la ni­ña”.

Es­te­ban Aré­va­lo, abo­ga­do de­fen­sor

Newspapers in Spanish

Newspapers from Chile

© PressReader. All rights reserved.