58

La Tercera - El Deportivo - - SPORTS -

ga­nar ca­da vuel­ta. pa­re­cía una ca­rre­ra de ve­lo­ci­dad, don­de no hay es­pa­cio pa­ra los erro­res”.

Vet­tel tam­bién dis­fru­tó del due­lo. “Fue una muy bue­na ca­rre­ra, muy en­tre­te­ni­da. La ca­li­dad es­tu­vo al­tí­si­ma, pe­ro en reali­dad nun­ca tu­ve una opor­tu­ni­dad. Qui­zás me­dia opor­tu­ni­dad, o un cuar­to, pe­ro lo po­si­ti­vo es que man­tu­vi­mos un muy buen rit­mo. En ge­ne­ral el au­to es­tu­vo muy bien”.

No es di­fí­cil ase­gu­rar que las 100 mil per­so­nas que lle­ga­ron a Ar­de­nes dis­fru­ta­ron del due­lo ofre­ci­do por am­bos pi­lo­tos. Sin em­bar­go, 30 mil de ellas eran ho­lan­de­ses que fue­ron a vi­to­rear a Max Vers­tap­pen de Red Bull, quien de he­cho na­ció en Bél­gi­ca. Con lo que no con­ta­ban fue con su pre­ma­tu­ro aban­dono en la vuel­ta ocho, de­bi­do a pro­ble­mas me­cá­ni­cos.

“Es­toy muy de­cep­cio­na­do por el aban­dono y por los fans, que com­pran en­tra­das ca­ras pa­ra ver la ca­rre­ra y me re­ti­ro tras ocho vuel­tas. Sin pa­la­bras”, co­men­tó en­fa­da­do el piloto de 19 años.

Ade­más, mos­tró su frus­tra­ción por es­tar “com­pi­tien­do” con Fer­nan­do Alon­so en can­ti­dad de aban­do­nos. Es el sex­to de la tem­po­ra­da, es de­cir, no ha po­di­do fi­na­li­zar la mi­tad de sus ca­rre­ras.

Y co­mo ha si­do la tó­ni­ca, el es­pa­ñol tam­bién que­dó fue­ra de­bi­do a una per­di­da de po­ten­cia. “Ver­gon­zo­so, es ver­gon­zo­so”, ra­bia­ba en las co­mu­ni­ca­cio­nes con McLa­ren. El mo­tor Hon­da no ha acom­pa­ña­do pa­ra na­da al his­pano du­ran­te el pre­sen­te mun­dial.

Día de fe­li­ci­dad tam­bién pa­ra Da­niel Ric­ciar­do, que tu­vo más éxi­to que Vers­tap­pen con su Red Bull y ter­mi­nó ter­ce­ro, por so­bre Ki­mi Raik­ko­nen y Valt­te­ri Bot­tas.

Eau Rou­ge-Rai­di­llon es una de las com­bi­na­cio­nes de cur­vas más pe­li­gro­sas —y emo­cio­nan­tes— de los cir­cui­tos de F1. Co­mo un te­rri­ble pre­sa­gio, la pri­me­ra cur­va de­be su nom­bre al río de agua ro­ji­za que pa­sa por de­ba­jo. Fue allí don­de Ser­gio Pérez en­via­ría a Es­te­ban Ocon con­tra el mu­ro, desatan­do la fu­ria del de­bu­tan­te ga­lo. ¿La par­ti­cu­la­ri­dad? Am­bos per­te­ne­cen a For­ce In­dia (ver pág. 15)

Tras el ac­ci­den­te in­gre­só el sa­fety car, dán­do­le una opor­tu­ni­dad a Vet­tel de acer­car­se más a Ha­mil­ton, pe­ro el oriun­do de Ste­ve­na­ge lo man­tu­vo a ra­ya.

La di­fe­ren­cia de no más de un se­gun­do y me­dio ha­cen vi­si­ble la me­jo­ra y pues­ta a pun­to de Fe­rra­ri en cir­cui­tos ve­lo­ces. La ven­ta­ja que Mer­ce­des le sa­có a la es­cu­de­ría ita­lia­na en Silverstone, don­de con­si­guie­ron el an­sia­do un-dos, no fue ni re­mo­ta­men­te pa­re­ci­da a lo es­tre­cho del re­sul­ta­do de ayer.

A fal­ta de ocho fe­chas pa­ra que ter­mi­ne el cam­peo­na­to, las di­fe­ren­cias co­mien­zan a des­apa­re­cer, y Ha­mil­ton así lo re­co­no­ce. “Fue en­tre­te­ni­do co­rrer con­tra Se­bas­tian en su me­jor mo­men­to, y con su co­che al má­xi­mo. Creo que tu­vie­ron me­jor rit­mo, pe­ro afor­tu­na­da­men­te fui ca­paz de man­te­ner­me por de­lan­te. Des­de hoy pa­re­ce que es­to se de­fi­ni­rá en el úl­ti­mo mo­men­to, la di­fe­ren­cia po­dría ser de un mi­lí­me­tro pa­ra cual­quier la­do”.

Es­te do­min­go la ci­ta se­rá en Mon­za, au­tó­dro­mo re­co­no­ci­do co­mo un tem­plo a la ve­lo­ci­dad. pro­ba­ble­men­te otra vez Mer­ce­des se vea fa­vo­re­ci­do por aque­llas enor­mes rec­tas, aun­que Vet­tel ase­gu­ra que no les tie­ne mie­do: “En Silverstone nos sa­ca­ron ca­si un se­gun­do, así que he­mos da­do un gran pa­so. Es­toy muy, muy fe­liz. Creo que es­ta­mos en el ca­mino co­rrec­to y no creo que ha­ya un cir­cui­to al que de­ba­mos te­mer­le aho­ra”.

So­lo sie­te pun­tos se­pa­ran al bri­tá­ni­co del ale­mán. Si se re­pi­te el po­dio de ayer, que­da­rán igua­la­dos en la cla­si­fi­ca­ción anual y Mon­za se­rá cla­ve en una de las de­fi­ni­cio­nes más pe­lea­das de los úl­ti­mos años.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Chile

© PressReader. All rights reserved.