Men­sa­jes

La Tercera - El Deportivo - - FÚTBOL / 6ª FECHA DEL TRANSICIÓN - Ro­dri­go POR Gold­berg

En tiem­pos de tor­men­ta tie­nes dos po­si­bi­li­da­des cla­ras. Aguan­tar el cha­pa­rrón con lo que tie­nes y es­pe­rar que amai­ne el di­lu­vio, o ju­gár­te­la con cam­bios de nom­bre e in­no­va­cio­nes tác­ti­cas. Nor­mal­men­te los téc­ni­cos pa­san de una a otra en ese pre­ci­so or­den. Lo hi­zo Ma­rio Sa­las en la UC man­te­nien­do es­que­ma y nom­bres a co­mo die­ra lu­gar. La evi­den­cia fue tan bru­tal que le pe­gó en la ca­ra. La eli­mi­na­ción de Co­pa Chi­le ter­mi­nó de con­su­mir el cré­di­to del bi­cam­peo­na­to y em­pu­jó al Co­man­dan­te a la se­gun­da al­ter­na­ti­va. El cam­bio.

És­te sue­le ser, mu­chas ve­ces, más cos­mé­ti­co que es­truc­tu­ral. Cam­bia más el ca­ma­rín que lo que cam­bia en la can­cha. La ra­zón es sim­ple. In­no­va­cio­nes co­mo ubi­car a Buo­na­not­te de 9 es un men­sa­je al ves­tua­rio. Ya no im­por­ta el nom­bre, la na­cio­na­li­dad o el cu­rrí­cu­lum. Se aca­bó la com­pla­cen­cia y ju­ga­rá el que ande me­jor, in­clu­so si es­to sig­ni­fi­ca ju­gar sin de­lan­te­ros ne­tos. Con es­to, los ha­bi­tua­les ti­tu­la­res sien­ten la pre­sión y los su­plen­tes ven una ven­ta­na de en­tra­da al equi­po. En con­clu­sión, fuer­za y fo­men­ta la com­pe­ten­cia in­ter­na.

La UC re­pi­tió muchos de los erro­res que vie­ne co­me­tien­do, pe­ro mos­tró un per­fil dis­tin­to cuan­do tu­vo que re­mar el par­ti­do con­tra la co­rrien­te. Más cal­mo, me­jor organizado y sin ju­ga­do­res es­ca­pa­dos que jue­gan un par­ti­do apar­te.

Qui­zás la gran di­fe­ren­cia fue re­or­ga­ni­zar el jue­go en fun­ción de las cua­li­da­des de sus ju­ga­do­res y no al re­vés. Aued se vio mu­cho me­jor más acom­pa­ña­do que solo y ju­gó su me­jor par­ti­do. Die­go Buo­na­not­te, el de­lan­te­ro ex­clu­si­vo que te­nían los cru­za­dos, par­ti­ci­pó en to­das las fa­ses del jue­go y per­mi­tió acor­tar el equi­po. Mar­có uno, per­dió un mano a mano y des­apro­ve­chó un pe­nal (con gran mé­ri­to de Pe­ric).

Al­ter­nan­do bue­nas y ma­las, lle­gó me­jor al ar­co con­tra­rio.

Ig­no­ro si es­te se­rá un re­na­cer cru­za­do o al­go por ese es­ti­lo. De lo que sí es­toy se­gu­ro es de que Sa­las sa­có más con­clu­sio­nes po­si­ti­vas que ne­ga­ti­vas. Y les ase­gu­ro tam­bién que el ca­ma­rín re­ci­bió un men­sa­je fuer­te y cla­ro.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Chile

© PressReader. All rights reserved.