La pe­que­ña sal­ta­mon­tes

La Tercera - El Deportivo - - KARATE -

Va­len­ti­na To­ro (17) ca­mi­na por el Po­li­de­por­ti­vo de La Flo­ri­da son­rien­te y carismática. Sa­lu­da a mu­cha gen­te. Se ve que es­tá ro­dea­da de per­so­nas que la co­no­cen des­de muy pe­que­ña. “¡Gran­de number one!”, “¿ có­mo es­tá la nú­me­ro uno?”, le di­cen al­gu­nos al pa­sar. Otros sim­ple­men­te in­te­rrum­pen sus con­ver­sa­cio­nes y la abra­zan de ma­ne­ra afec­tuo­sa. La es­tán fe­li­ci­tan­do por­que ha­ce ape­nas dos se­ma­nas, la Fe­de­ra­ción Mun­dial de Ka­ra­te la con­fir­mó co­mo la nue­va nú­me­ro uno del mun­do en la ca­te­go­ría 16-17 años, me­nos de 59 ki­los. Es­to, tras ga­nar su cuar­to tor­neo pa­na­me­ri­cano, en Bue­nos Ai­res,

Atien­de a mien­tras com­pi­te. El Tor­neo Re­gio­nal de su ca­te­go­ría em­pie­za a las 18.30 ho­ras, pe­ro la cam­peo­na lle­ga a las 10 al po­li­de­por­ti­vo. “Lla­ma­ron a mi pa­pá pa­ra que sa­ca­ra fo­tos y apro­ve­ché de ve­nir­me con él. Me ti­ro a dor­mir en las ga­le­rías o veo las pe­leas de mis com­pa­ñe­ros has­ta que me to­que”, cuen­ta re­la­ti­vi­zan­do la es­pe­ra.

A los 13 años em­pe­zó a mos­trar sus per­ga­mi­nos ga­nan­do su pri­mer Pa­na­me­ri­cano. Dos años des­pués, el mun­do en­te­ro de las ar­tes mar­cia­les la em­pe­zó a co­no­cer. Su pri­mer Mun­dial: “Sa­lí quin­ta, le ga­né en la pri­me­ra ron­da a Si­ria, des­pués a Re­pú­bli­ca Che­ca, en la ter­ce­ra a Gre­cia y en la cuar­ta per­dí con Egip­to. El bron­ce lo per­dí con Ja­pón. Em­pa­ta­mos a

El De­por­ti­vo

uno y de­ci­die­ron los jue­ces”, co­men­ta sen­ta­da en una ban­ca en el fron­tis del po­li­de­por­ti­vo, pe­ro no or­gu­llo­sa ni tam­po­co con­for­me.

“Ras­gu­ñé la me­da­lla. Era más chi­ca y fui con ese ob­je­ti­vo; en el bron­ce em­pa­ta­mos a uno y de­ci­die­ron los jue­ces por la ja­po­ne­sa. Igual Ja­pón es una gran po­ten­cia en el ka­ra­te, ellos lo in­ven­ta­ron prác­ti­ca­men­te. A Chi­le ca­si na­die lo co­no­ce. Cuan­do lle­gué al Mun­dial, ha­blé con la ja­po­ne­sa y ella pen­sa­ba que yo era de Ca­na­dá. Siem­pre ten­go que explicar dón­de que­da Chi­le. Yo creo que eso pe­só en la de­ci­sión de los jue­ces”, opi­na.

Jus­ta­men­te ese in­con­for­mis­mo le ala­ban sus más cer­ca­nos. Cé­sar To­lor­za, su en­tre­na­dor, por ejem­plo, sos­tie­ne: “La Va­le se cons­tru­yó des­de el fra­ca­so, co­mo muchos de­por­tis­tas. Cuan­do em­pe­zó sa­lió sép­ti­ma en un Re­gio­nal y cla­si­fi­ca­ban seis al Na­cio­nal. En ese mo­men­to en­ten­dió que el com­pro­mi­so, la dis­ci­pli­na y la res­pon­sa­bi­li­dad eran vi­ta­les. Ése y su amor por el ka­ra­te son sus pun­tos más fuer­tes”.

Las ca­rac­te­rís­ti­cas que res­ca­ta su en­tre­na­dor tie­nen a Va­len­ti­na con po­si­bi­li­da­des, in­clu­so, de cla­si­fi­car a To­kio 2020. “Es di­fí­cil”, di­ce To­lor­za. Pe­ro ella no se achi­ca, es am­bi­cio­sa: “El pe­río­do de cla­si­fi­ca­ción em­pie­za en 2018. En­tran los 50 pri­me­ros de la WKF y yo co­mo aún no ten­go edad (cum­ple 18 en fe­bre­ro) ni si­quie­ra es­toy den­tro de ese ran­king. En­ton­ces no pue­do com­pe­tir en los premier lea­gue, que son los tor­neos que dan pun­tos. Ten­go que en­tre­nar pa­ra que­dar en la adul­ta y así ir al Mun­dial pa­ra em­pe­zar a pun­tuar y cla­si­fi- car a los Jue­gos”.

Pa­ra To­ro, de he­cho, el ob­je­ti­vo prin­ci­pal no es cla­si­fi­car. “Me due­le la gua­ta de só­lo pen­sar en una me­da­lla olím­pi­ca, me pon­go ner­vio­sa. Si no se pue­de cla­si­fi­car pa­ra 2020 por un te­ma de edad, en­ton­ces se­rá pa­ra 2024. Voy a ir a bus­car me­da­llas. Por el ho­ra­rio de mi preu, ten­go que en­tre­nar­me con la se­lec­ción adul­ta. Me­jor pa­ra mí, más ro­ce. Tam­po­co veo tan­ta di­fe­ren­cia. Nos han he­cho pe­lear y les he ga­na­do a va­rias”, an­ti­ci- pa, con una con­fian­za enor­me.

Su me­ta más cer­ca­na, sin em­bar­go, es el Mun­dial ju­ve­nil en España, del 20 al 29 de oc­tu­bre. “Voy a bus­car la me­da­lla que se me que­dó ahí col­gan­do”, di­ce re­cor­dan­do su quin­to lu­gar de 2015. “Me me­to al ran­king, bus­co los nom­bres de las ni­ñas que me to­can y las bus­co en las re­des so­cia­les pa­ra ver si suben vi­deos pe­lean­do. Ellas de­ben ha­cer lo mis­mo con­mi­go”, afir­ma To­ro so­bre par­te de su pre­pa­ra­ción pa­ra la ci­ta pla­ne­ta­ria.

Pe­se a la de­di­ca­ción y el pro­fe­sio­na­lis­mo, Va­len­ti­na no de­ja de ser una jo­ven de 17 años co­mún y co­rrien­te. Di­ce te­ner muchos ami­gos y un hobby: la ac­tua­ción. En su tiem­po li­bre to­mó cla­ses. Ha gra­ba­do co­mer­cia­les y tam­bién pro­gra­mas de te­le­vi­sión. De he­cho, en un mo­men­to le sir­vió pa­ra cos­tear sus gas­tos de­por­ti­vos (hoy to­do se lo pa­ga la Fe­de­ra­ción). “Me lla­man to­da­vía de cas­tings, igual es bue­na pla­ta y apro­ve­cho de de­jár­me­las pa­ra mí”, cuen­ta To­ro, quien tam­bién con­fie­sa ins­pi­rar­se en las fi­gu­ras de ac­ción fe­me­ni­nas del ci­ne. “Siem­pre las he ama­do, des­de chi­ca, son mis ído­las. Kill Bill y Re­si­dent Evil me en­can­ta­ban”. De­ma­sia­do jo­ven pa­ra re­cor­dar la se­rie Kung Fu, pe­ro le en­can­ta que la bau­ti­zen co­mo la Pe­que­ña Sal­ta­mon­tes, co­mo el maes­tro apo­dó a su pro­ta­go­nis­ta,

Ade­más, es­tá en cuar­to me­dio y se pre­pa­ra pa­ra dar la PSU. Quie­re es­tu­diar In­ge­nie­ría Ci­vil In­dus­trial en la Uni­ver­si­dad de Chi­le. Otro ob­je­ti­vo am­bi­cio­so. “En el co­le­gio ten­go jor­na­da com­ple­ta, has­ta las 16.30. Des­pués me ten­go que ir a en­tre­nar de 18.00 a 21.00, a ve­ces 21.30. Lle­go ti­po 22.00 a mi ca­sa, me ba­ño y co­mo. A las 23.00 me pon­go a es­tu­diar, por­que ob­via­men­te ten­go que pre­pa­rar el co­le­gio. Igual me va bien, ten­go pro­me­dio 5,8-6,0, por ahí an­da­mos. De he­cho, aho­ra an­do con mis cua­der­nos pa­ra es­tu­diar”, re­la­ta la ka­ra­te­ka. Y cum­ple. Des­pués de aten­der a

Va­len­ti­na se va a es­tu­diar His­to­ria, pues se le acer­ca una prue­ba. Tam­bién cum­ple en lo de­por­ti­vo: se que­dó con el Re­gio­nal adul­to y ju­ve­nil.

“La Va­le se cons­tru­yó des­de el fra­ca­so, co­mo muchos de­por­tis­tas”.

ti­vo, El De­por-

Va­len­ti­na To­ro po­sa en el Po­li­de­por­ti­vo de La Flo­ri­da.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Chile

© PressReader. All rights reserved.