Ha­mil­ton aca­ri­cia el tí­tu­lo

El pi­lo­to de Mer­ce­des vue­la en Su­zu­ka pa­ra lo­grar su oc­ta­vo triun­fo de la tem­po­ra­da y abrir una bre­cha de 59 pun­tos con res­pec­to a Vet­tel, desahu­cia­do por pro­ble­mas en el mo­tor. El in­glés po­dría pro­cla­mar­se ya cam­peón en Aus­tin, den­tro de 15 días.

La Tercera - El Deportivo - - AUTOMOVILISMO / FÓRMULA UNO - Denís Fer­nán­dez

Un au­tén­ti­co gol­pe. Eso fue lo que ases­tó ayer el bri­tá­ni­co Le­wis Ha­mil­ton al Mun­dial de Fór­mu­la 1. Y es que su triun­fo in­con­tes­ta­ble en Ja­pón (que ya ha­bía em­pe­za­do a as­fal­tar con su po­le del sábado) se vio re­for­za­do en el Cir­cui­to de Su­zu­ka por el tem­prano aban­dono de su má­xi­mo ri­val, un Se­bas­tian Vet­tel que par­tía se­gun­do por la pe­na­li­za­ción de cin­co pues­tos in­ter­pues­ta a Valt­te­ri Bot­tas en la qualy, pe­ro que ape­nas al­can­zó a com­ple­tar cua­tro vuel­tas so­bre el tra­za­do ni­pón. Un fa­llo en el mo­tor de su Fe­rra­ri obli­gó al pi­lo­to ale­mán a de­cir adiós a la ca­rre­ra an­tes de tiem­po. Y qui­zás tam­bién al tí­tu­lo.

El pa­no­ra­ma co­men­zó a acla­rár­se­le al ac­tual lí­der del Mun­dial de­ma­sia­do pron­to. An­tes in­clu­so de que echa­sen a ro­dar los mo­no­pla­zas. El Fe­rra­ri de Vet­tel ya pre­sen­ta­ba en pleno pit la­ne pro­ble­mas en su uni­dad de po­ten­cia, una cir­cuns­tan­cia que que­dó pa­ten­te tras la sa­li­da de pis­ta protagonizada por Car­los Sainz en la pri­me­ra vuel­ta. En su des­pe­di­da de To­ro Ros­so (el es­pa­ñol de­bu­ta­rá con Re­nault en Aus­tin, la pró­xi­ma fe­cha), el pi­lo­to per­dió el con­trol de su vehícu­lo pro­pi­cian­do la apa­ri­ción en pis­ta del sa­fety car. Pa­ra en­ton­ces, el ale­mán mar­cha­ba ya ter­ce­ro, tras la estela de un Vers­tap­pen em­pe­ci­na­do en de­mos­trar que su triun­fo de la pa­sa­da se­ma­na en Ma­la­sia no ha­bía si­do un es­pe­jis­mo. Tres vuel­tas más tar­de, y tras ver­se re­ba­sa­do tam­bién por el Red Bull de Ric­ciar­do y has­ta por el For­ce In­dia de Ocon, se con­fir­ma­ron los peo­res pre­sa­gios pa­ra Fe­rra­ri. Vet­tel en­tró a bo­xes. Y allí se que­dó.

Co­men­zó en­ton­ces otra ca­rre­ra, esa que ha­bía so­ña­do Ha­mil­ton. O qui­zás aún más có­mo­da. El bri­tá­ni­co, que ya ha­bía si­do el más rá­pi­do en la cla­si­fi­ca­ción (pul­ve­ri­zan­do in­clu­so el ré­cord del cir­cui­to, en ma­nos de Schu­ma­cher des­de 2006), no qui­so es­pe­cu­lar es­ta vez con el triun­fo y em­pe­zó a mar­car un rit­mo inal­can­za­ble pa­ra sus ad­ver­sa­rios.

Valt­te­ri Bot­tas, su com­pa­ñe­ro de es­cu­de­ría, su­po reha­cer­se de la pe­na­li­za­ción con el de­ve­nir de la prue­ba y ter­mi­nó sien­do tam­bién de­ci­si­vo. El fin­lan­dés, que no ha­bía pa­ra­do to­da­vía y que lle­gó a mar­car in­clu­so el crono más rá­pi­do de la ca­rre­ra en la vuel­ta 50, de­jó pa­sar a Ha­mil­ton cuan­do el aco­so de Vers­tap­pen al­can­za­ba su pun­to ál­gi­do, tra­ba­jan­do des­pués pa­ra obs­truir el avan­ce im­pa­ra­ble de los Red Bull.

La es­tra­te­gia de equi­po le fun­cio­nó a la per­fec­ción a Mer­ce­des y el lí­der del Mun­dial, que su­dó en los úl­ti­mos gi­ros pa­ra man­te­ner a ra­ya a Vers­tap­pen, ter­mi­nó su­man­do en Su­zu­ka su oc­ta­vo triun­fo de la tem­po­ra­da. Y me­tién­do­se me­dio Mun­dial en el bol­si­llo. Los dos pi­lo­tos del equi­po ener­gé­ti­co, que vol­vie­ron a re­fren­dar la os­ten­si­ble me­jo­ría en el tra­mo fi­nal de la tem­po­ra­da, acom­pa­ña­ron a Ha­mil­ton en el po­dio, mien­tras el sa­cri­fi­ca­do Bot­tas tu­vo que con­for­mar­se con el cuar­to pues­to. Los For­ce In­dia cum­plie­ron tam­bién un buen papel en Ja­pón, cru­zan­do la me­ta tras Räik­kö­nen (quin­to), y Fer­nan­do Alonso vol­vió a pro­ta­go­ni­zar una nue­va re­mon­ta­da sin pre­mio, par­tien­do des­de la úl­ti­ma lí­nea y fi­na­li­zan­do la ca­rre­ra al bor­de de la zo­na de pun­tos.

El que no su­mó nin­guno fue Vet­tel, ima­gen vi­va del des­plo­me ex­pe­ri­men­ta­do por Fe­rra­ri en los úl­ti­mos gran­des pre­mios, y que ne­ce­si­ta ya po­co me­nos que un mi­la­gro pa­ra po­der se­guir as­pi­ran­do a la co­ro­na. La he­ge­mo­nía de las fle­chas pla­tea­das, ma­ti­za­da un po­co en las úl­ti­mas ca­rre­ras por el re­pun­te de Red Bull, pa­re­ce to­da­vía in­cues­tio­na­ble.

A fal­ta de cua­tro pa­ra­das pa­ra el tér­mino del Mun­dial y con 59 pun­tos de ven­ta­ja so­bre su prin­ci­pal ad­ver­sa­rio, Ha­mil­ton aca­ri­cia ya el tí­tu­lo. Po­dría lo­grar­lo in­clu­so en Aus­tin, den­tro de dos se­ma­nas, si Vet­tel no es ca­paz de que­dar en­tre los cin­co me­jo­res y el lí­der vuel­ve a su­bir­se al pri­mer ca­jón del po­dio. De con­se­guir­lo, el pi­lo­to in­glés (mo­nar­ca en 2008, 2014 y 2015), igua­la­ría al le­gen­da­rio Alain Prost co­mo te­tra­cam­peón mun­dial de Fór­mu­la 1. Y tam­bién al pro­pio Vet­tel.

“Nun­ca ha­bría so­ña­do con te­ner es­ta ven­ta­ja des­pués de Ja­pón, pe­ro to­da­vía hay 100 pun­tos en jue­go ”. LE­WIS HA­MIL­TON LÍ­DER DEL MUN­DIAL

“Es­ta­mos muy de­cep­cio­na­dos. No hay que ser un genio pa­ra ver que se es­ca­pa el tí­tu­lo”. SE­BAS­TIAN VET­TEL PI­LO­TO DE FE­RRA­RI

“Vol­vió a ser un gran día. Fui muy com­pe­ti­ti­vo y lo di to­do pa­ra ga­nar. El au­to es­tá me­jo­ran­do ca­rre­ra a ca­rre­ra”. MAX VERS­TAP­PEN 2° CLA­SI­FI­CA­DO EN JA­PÓN

El mo­no­pla­za de Le­wis Ha­mil­ton cru­za la ban­de­ra a cua­dros co­mo ven­ce­dor del Gran Pre­mio de Ja­pón.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Chile

© PressReader. All rights reserved.