Es­ta­do de in­cer­ti­dum­bre

La Tercera - El Deportivo - - EL CÓRNER - POR Mar­ce­lo Si­mo­net­ti

To­do es in­cier­to. Las cer­te­zas nos aban­do­na­ron. No só­lo a no­so­tros, tam­bién a co­lom­bia­nos, pe­rua­nos, pa­ra­gua­yos y ar­gen­ti­nos. Es cier­to que al­gu­nos lo so­bre­lle­van con una cuo­ta ma­yor o me­nor de op­ti­mis­mo, pe­ro el mar­tes pue­de ocu­rrir cual­quier co­sa. Des­de que Ar­gen­ti­na pier­da en can­cha su op­ción de ir a una Co­pa del Mun­do -se­ría la segunda vez lue­go de Mé­xi­co 70- has­ta que Pe­rú cla­si­fi­que lue­go de 35 años sin es­tar en un Mun­dial, des­con­tan­do las múl­ti­ples po­si­bi­li­da­des in­ter­me­dias.

Lo de Chi­le, so­bra de­cir, tie­ne dos ca­ras. Lo bueno es que de­pen­de so­lo de sí: si ga­na, cla­si­fi­ca. Lo ma­lo es que se jue­ga sus car­tas an­te Bra­sil, con to­do lo que eso sig­ni­fi­ca. No es la hora de ha­cer un aná­li­sis pro­fun­do de lo que ha si­do es­ta etapa del pro­ce­so, pe­ro sin du­da, pa­se lo que pa­se el mar­tes, hay har­to pa­ño por cor­tar: des­de re­sol­ver có­mo enfrentar lo que ven­ga de ahí en ade­lan­te - con o sin Mun­dial- has­ta re­vi­sar las po­lí­ti­cas de tra­ba­jo en las di­vi­sio­nes in­fe­rio­res con el fin de alla­nar el ca­mino pa­ra el sur­gi­mien­to de una nue­va ge­ne­ra­ción tan bri­llan­te co­mo la que por es­tos días ini­cia el cie­rre de un ci­clo.

Aho­ra bien, lo del mar­tes es imperdible. Ca­da par­ti­do es una pe­lí­cu­la que tie­ne tan­tas ver­sio­nes po­si­bles co­mo ana­lis­tas.

El Ecua­dor- Ar­gen­ti­na es­tá le­jos de ser un trá­mi­te pa­ra el equi­po de Mes­si. Si bien a los ar­gen­ti­nos les cuesta ha­cer­se a la idea de que­dar fue­ra de una Co­pa del Mun­do, hay va­rios fac­to­res que ha­cen su­po­ner que se tra­ta de un par­ti­do de desen­la­ce in­cier­to: a) Des­de que derrotó a Chi­le, Ar­gen­ti­na no sa­be de triun­fos ( per­dió con Bo­li­via y em­pa­tó con Uru­guay, Ve­ne­zue­la y Pe­rú). b) His­tó­ri­ca­men­te la al­tu­ra ha com­pli­ca­do a la se­lec­ción ar­gen­ti­na y es­pe­cí­fi­ca­men- te en Qui­to tie­ne un re­gis­tro po­co fa­vo­ra­ble: ju­gó seis par­ti­dos, ga­nó uno, em­pa­tó dos y per­dió tres. c) Sam­pao­li aún no en­cuen­tra el equi­po, al pun­to que en el due­lo con los pe­rua­nos ju­ga­ron tres de­bu­tan­tes ( Gó­mez, Be­ne­det­to y Ri­go­ni). d) El téc­ni­co de Ecua­dor, Jorge Cé­li­co, aún no ol­vi­da que en 2010 el equi­po que di­ri­gía, la Uni­ver­si­dad Ca­tó­li­ca, se fue al des­cen­so lue­go de per­der con­tra el Eme­lec de Jorge Sam­pao­li.

El Pe­rú-Co­lom­bia le ofre­ce al lo­cal cier­to fa­vo­ri­tis­mo en fun­ción de la bue­na cam­pa­ña que ha he­cho en la segunda ron­da de las eli­mi­na­to­rias. De he­cho, si so­lo to­ma­mos los par­ti­dos de re­van­cha, es el equi­po que ha sa­ca­do más pun­tos des­pués de Bra­sil, su­man­do cin­co fe­chas con­se­cu­ti­vas sin co­no­cer la de­rro­ta. Jue­ga a fa­vor de los pe­rua­nos el ham­bre que tie­nen por vol­ver a una Co­pa del Mun­do, el con­tar con to­do el pú­bli­co a su fa­vor en el Nacional de Li­ma y la fa­ma de pe­cho­fríos de los co­lom­bia­nos. Si ga­na Pe­rú, lle­ga a Ru­sia. Los ca­fe­te­ros, en tan­to, ne­ce­si­tan pun­tuar pa­ra ase­gu­rar un cu­po mun­dia­lis­ta y pa­ra ello tie­nen el aval de la his­to­ria: no pier­den un par­ti­do en Li­ma des­de ha­ce 34 años, cuan­do ca­ye­ron 2-0 en el ca­mino a Mé­xi­co 86.

El Pa­ra­guay-Ve­ne­zue­la pa­re­ce ca­rre­ra co­rri­da, por la cam­pa­ña que vie­nen cum­plien­do los pa­ra­gua­yos - que res­ca­ta­ron vic­to­rias en Chi­le y Co­lom­bia-, pe­ro ojo con Ve­ne­zue­la, que en su úl­ti­ma in­cur­sión co­mo vi­si­tan­tes igua­la­ron 1- 1 con Ar­gen­ti­na.

So­bre Bra­sil- Chi­le me­jor ni ha­blar. So­lo re­cor­dar que ha­ce unos po­cos años, en la úl­ti­ma Co­pa del Mun­do, los an­fi­trio­nes la sa­ca­ron ba­ra­ta con ese 1- 1 que, des­de los do­ce pa­sos, sig­ni­fi­có la eli­mi­na­ción chi­le­na. Aho­ra, sin na­da en jue­go, qui­zá el mons­truo ver­dea­ma­re­la no sea tan bra­vo co­mo lo pin­tan.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Chile

© PressReader. All rights reserved.