Ni chi­cha ni li­mo­ná

La Tercera - El Deportivo - - EL CÓRNER - Mar­ce­lo POR Si­mo­net­ti

Ha­ce unas se­ma­nas, el Co­mi­té de Ayu­da al Desa­rro­llo de la OCDE (Or­ga­ni­za­ción pa­ra la Coope­ra­ción y el Desa­rro­llo Eco­nó­mi­cos) de­cla­ró pú­bli­ca­men­te que Chi­le de­ja­ba de ser un país sub­de­sa­rro­lla­do. La de­cla­ra­ción, anun­cia­da con pom­pa, lle­va­ba un agre­ga­do pa­ra­do­jal: a pe­sar de sa­lir del sub­de­sa­rro­llo, Chi­le no ca­li­fi­ca­ba pa­ra país desa­rro­lla­do, que­dan­do en un es­ca­la­fón in­ter­me­dio -ca­ta­lo­ga­do co­mo “desa­rro­llo en tran­si­ción”-, al­go así co­mo una re­ver­sión de la con­sa­bi­da fra­se “ni chi­cha, ni li­mo­ná”.

En ese es­ta­do incierto, don­de na­da es lo que pa­re­ce ni tam­po­co lo con­tra­rio, las po­si­bi­li­da­des de que las si­tua­cio­nes se dis­per­sen ha­cia te­rri­to­rios im­pre­vis­tos, en don­de la ló­gi­ca no res­pon­de a una re­la­ción de cau­sa-efec­to, son al­tas.

He de­bi­do in­ven­tar­me una ex­pli­ca­ción tan en­re­ve­sa­da co­mo la an­te­rior pa­ra po­der en­ten­der lo que ocu­rre con Ig­na­cia Ri­ve­ra, cam­peo­na mun­dial de kung-fu, chi­le­na y cu­ri­ca­na por aña­di­du­ra, que en es­tos días ini­ció una cam­pa­ña tan­to en re­des so­cia­les co­mo en la ca­lle. En una fo­to­gra­fía se le pue­de ver ata­via­da con su uni­for­me de lu­cha, ta­rri­to en mano, acer­cán­do­se a las ven­ta­nas de los au­to­mó­vi­les pa­ra so­li­ci­tar a los con­duc­to­res un apor­te, cual­quie­ra sea, pa­ra po­der via­jar a Pa­ra­guay a de­fen­der el tí­tu­lo mun­dial en su ca­te­go­ría, ob­te­ni­do en los mun­dia­les rea­li­za­dos en Pe­rú y Ecua­dor.

Co­mo lo lee: una cam­peo­na del mundo pi­dien­do en la ca­lle pa­ra po­der via­jar y de­fen­der al país.

El caso de Ig­na­cia se ha vi­ra­li­za­do por re­des so­cia­les. Pe­ro no es el úni­co. Camila Bra­vo es­tá en la mis­ma con­di­ción. Cam­peo­na mun­dial en De­fen­sa Per­so­nal no tie­ne re­cur­sos pa­ra via­jar a Pa­ra­guay a de­fen­der su tí­tu­lo. En su caso, la si­tua­ción su­ma un agra­van­te, ya que ne­ce­si­ta re- va­li­dar su medalla de oro pa­ra po­der con­se­guir una be­ca de es­tu­dio en la uni­ver­si­dad.

Al­go de­be­mos es­tar ha­cien­do mal. No es po­si­ble que dos cam­peo­nas del mundo de­ban re­cu­rrir a com­ple­ta­das o ta­lla­ri­na­tas pa­ra po­der par­ti­ci­par en las com­pe­ten­cias in­ter­na­cio­na­les don­de han des­ta­ca­do co­mo na­die.

Me cues­ta ima­gi­nar a Clau­dio Bra­vo, Ale­xis Sánchez y Ar­tu­ro Vidal sa­lien­do a la ca­lle a pe­dir unas mo­ne­das pa­ra po­der via­jar a la pró­xi­ma Co­pa Amé­ri­ca. Sé que el ejem­plo es pé­si­mo, por­que no tie­ne nin­gún asi­de­ro en la reali­dad -que el fút­bol se que­de sin re­cur­sos pa­ra que los se­lec­cio­na­dos via­jen a una Co­pa Amé­ri­ca o a una Co­pa del Mundo es in­ve­ro­sí­mil, tan­to co­mo ver a Bra­vo, Sánchez o Vidal en la ca­lle pi­dien­do pla­ta-, pe­ro pues­to a es­ta­ble­cer com­pa­ra­cio­nes, pa­ra el kung-fu Ig­na­cia Ri­ve­ra y Camila Bra­vo son lo que Bra­vo, Sánchez y Vidal son al fút­bol.

Es cier­to que las com­pa­ra­cio­nes son odio­sas. Tam­bién es cier­to que de­por­tes co­mo el kung-fu -o el ti­ro con ar­co o el pa­ti­na­je o el wa­ter­po­lo, por po­ner ejem­plos- es­tán a años luz de con­se­guir los re­cur­sos que el fút­bol ge­ne­ra. Pe­ro a la ho­ra de en­tre­gar apo­yos, el cri­te­rio del re­torno eco­nó­mi­co no de­bie­ra pri­mar por en­ci­ma de otras con­si­de­ra­cio­nes al mo­men­to de ela­bo­rar las po­lí­ti­cas pú­bli­cas de­por­ti­vas. Cuan­do me­nos des­de la ve­re­da del es­pec­ta­dor, lo que se ob­ser­va -des­de ha­ce va­rios años, sino des­de siem­prees que en es­tas ma­te­rias el chan­cho es­tá mal pelado.

La reali­dad de Ig­na­cia Ri­ve­ra y Camila Bra­vo es una mues­tra de lo que vi­ven a dia­rio mu­chos de­por­tis­tas que tu­vie­ron la ma­la suer­te de de­di­car­se a un de­por­te que no es el fút­bol. Y es tam­bién una fo­to­gra­fía de lo que ocu­rre en un país que no es, se­gún los úl­ti­mos dic­tá­me­nes de la OCDE, ni chi­cha, ni li­mo­ná.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Chile

© PressReader. All rights reserved.