La afec­ción de Vidal

An­te la nue­va reali­dad, los me­dios in­gle­ses es­pe­cu­lan con la po­si­bi­li­dad de que el ju­ga­dor fuer­ce su sa­li­da en enero y apro­ve­che el in­te­rés del Chel­sea.

La Tercera - El Deportivo - - FÚTBOL INTERNACIONAL - Fran­cis­co Sa­gre­do des­de Lon­dres

“Ar­tu­ro es un gue­rre­ro, un fut­bo­lis­ta de éli­te (…) ca­paz de ju­gar en cual­quier po­si­ción del cam­po…”. Elo­gios con­tun­den­tes pa­ra Ar­tu­ro Vidal ver­ti­dos ha­ce un par de se­ma­nas por Heync­kes. El pro­ble­ma es que del di­cho al he­cho hay un tra­mo im­por­tan­te y en la prác­ti­ca, de acuer­do a lo que ha de­ci­di­do el ale­mán des­de que re­em­pla­zó a An­ce­lot­ti a prin­ci­pios de oc­tu­bre, el chi­leno ha per­di­do mu­cho pro­ta­go­nis­mo en la nue­va reali­dad del club bá­va­ro.

Ape­nas tres pre­sen­cias co­mo ti­tu­lar en el úl­ti­mo mes y me­dio mues­tran con cla­ri­dad que el vo­lan­te per­dió el si­tial de ina­mo­vi­ble que tu­vo en los pe­río­dos de Guar­dio­la y An­ce­lot­ti en el club. Hoy Vidal es­tá re­le­ga­do a un plano se­cun­da­rio, en­tran­do en los se­gun­dos tiem­pos y, tal co­mo ocu­rrió en el due­lo an­te el Dort­mund, in­gre­san­do in­clu­so en los úl­ti­mos mi­nu­tos pa­ra que corra el re­loj.

An­te la nue­va reali­dad de King Ar­tu­ro los me­dios in­gle­ses han es­pe­cu­la­do con la po­si­bi­li­dad de que el ju­ga­dor fuer­ce su sa­li­da en enero y apro­ve­che el su­pues­to in­te­rés del Chel­sea de Con­te, que co­no­ce muy bien al ju­ga­dor tras di­ri­gir­lo en el Ju­ven­tus. Lle­gar al ac­tual cam­peón de la li­ga más com­pe­ti­ti­va del mun­do se­ría un desafío im­por­tan­te pa­ra el chi­leno, quien ten­dría la op­ción, a los 30 años, de fir­mar un úl­ti­mo con­tra­to mi­llo­na­rio en Eu­ro­pa.

¿Qué de­be ha­cer Vidal? Lo pri­me­ro, tra­tar de re­ver­tir la si­tua­ción con Heync­kes. Ca­li­dad le so­bra y, si se en­fo­ca, de­be­ría ser ca­paz de re­cu­pe­rar la ti­tu­la­ri­dad. El te­ma es que si re­apa­re­cen los líos dis­ci­pli­na­rios, si­gue nu­bla­do por las po­lé­mi­cas con la Se­lec­ción y no re­to­ma el ni­vel que lo si­tuó en­tre los me­jo­res vo­lan­tes mix­tos del mun­do, el DT, un ve­te­rano de mil ba­ta­llas que no se en­co­je an­te las gran­des fi­gu­ras de su ca­ma­rín, lo se­gui­rá re­le­gan­do.

Su­mer­gi­do en el si­len­cio ha­ce más de un mes, Vidal ha adop­ta­do una ac­ti­tud dis­tin­ta al del ju­ga­dor ca­ris­má­ti­co y en per­ma­nen­te con­tac­to con la pren­sa. Hoy, en me­dio de su mal mo­men­to, ha op­ta­do por evi­tar los mi­cró­fo­nos en vez de en­ca­rar la si­tua­ción que vi­ve en Ale­ma­nia y acla­rar los líos de la se­lec­ción. Es­tá en su de­re­cho, pe­ro de na­da le ser­vi­rá esa ac­ti­tud pa­ra cam­biar su pre­sen­te.

Si de aquí a fin de año no lo­gra con­ven­cer a Heync­kes la op­ción del Chel­sea se­ría más que atrac­ti­va. Ima­gi­nar­se a Vidal en la Pre­mie­re en­tu­sias­ma y se­ría un pa­so en su ex­tra­or­di­na­ria ca­rre­ra.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Chile

© PressReader. All rights reserved.