El lar­go bra­zo de Por­zin­gis

En Nue­va York hay un nue­vo ído­lo. Se tra­ta del jo­ven ala­pí­vot le­tón, quien pro­me­dia 30 pun­tos por par­ti­do y tie­ne a los Knicks en una ubi­ca­ción tan ex­pec­tan­te co­mo im­pen­sa­da.

La Tercera - El Deportivo - - BÁSQUETBOL - Al­va­ro Po­ble­te

Con los bra­zos abier­tos en cruz, Kris­taps Por­zin­gis lle­ga fá­cil a los 2,31 me­tros de al­can­ce, sin sal­tar. Na­die en la NBA lo su­pera en esa me­di­ción. El le­tón es el ju­ga­dor con ma­yor en­ver­ga­du­ra y, hoy por hoy, tam­bién el más di­fí­cil de de­fen­der en la li­ga.

Los Knicks de Nue­va York lo dis­fru­tan. Y el ala-pí­vot de 2 me­tros 21 les res­pon­de de so­bra. Con la tem­po­ra­da de béis­bol ter­mi­na­da, Por­zin­gis pa­só a ocu­par el lu­gar de Aa­ron Jud­ge, el jar­di­ne­ro de los Yan­kees que dis­pu­tó el ce­tro de Ju­ga­dor Más Va­lio­so de la MLB. Des­pués de 12 par­ti­dos, es el can­di­da- to de la Gran Man­za­na pa­ra lle­var­se el mis­mo ga­lar­dón, pe­ro en la NBA.

Al ini­cio de la tem­po­ra­da re­gu­lar, tras la par­ti­da de Car­me­lo Ant­hony a Oklaho­ma City, no se es­pe­ra­ba mu­cho de los Knicks. El cua­dro di­ri­gi­do por Jeff Hor­na­cek, sin em­bar­go, de­mos­tró que se ol­vi­dó fá­cil­men­te de su an­ti­gua me­ga­es­tre­lla, re­co­no­ci­do por su fa­ci­li­dad pa­ra ano­tar, pe­ro mar­ca­do por su ex­ce­so de in­di­vi­dua­lis­mo, ma­la de­fen­sa y opa­cos nú­me­ros en los pla­yoffs.

A fal­ta de ‘Me­lo’, fue Kris­taps el que cre­ció. Y muy en se­rio. De una me­dia de 18 pun­tos por par­ti­do en la cam­pa­ña an­te­rior, subió a 30,4 en la ac­tua­li­dad. Se si- túa así en el ter­cer lu­gar de los me­jo­res en­ces­ta­do­res de la com­pe­ten­cia, só­lo su­pe­ra­do por An­te­to­kounm­po ( Bucks, 31,7) y Har­den (Roc­kets, 30,5).

El Uni­cor­nio, el apo­do con que se co­no­ce a Por­zin­gis, las ha­ce to­das en New York. Es lí­der en pun­tos, se­gun­do en pro­me­dio de re­bo­tes (7,3) y pri­mer en ta­po­nes (2,3). Y aun­que con­cen­tra ca­si to­do el jue­go ofen­si­vo de su es­cua­dra, la gra­cia del KP es que con él co­mo estandarte, to­dos me­jo­ran (al­go que no pa­sa­ba con Ant­hony). Los Knicks han lan­za­do con al me­nos un 50% de efi­ca­cia en cin­co par­ti­dos con­se­cu­ti­vos, al­go que no se da­ban des­de que Jeff Van Gundy era el téc­ni­co, en 1997 (ese equi­po, dos años des­pués, per­dió la fi­nal con­tra San An­to­nio Spurs).

Los NYN, ade­más, son la sép­ti­mo me­jor es­cua­dra de la tem­po­ra­da pa­sán­do­se el ba­lón, muy por en­ci­ma del 23º lu­gar que ocu­pa­ba en la ver­sión an­te­rior de la li­ga.

Por­zin­gis, sin em­bar­go, se de­tie­ne en otro as­pec­to del jue­go: “La di­fe­ren­cia de es­ta tem­po­ra­da con la otra es que tra­ta­mos de ju­gar en de­fen- sa du­ran­te los 48 mi­nu­tos. Nun­ca nos da­mos por ven­ci­dos”, des­ta­ca el ju­ga­dor ele­gi­do en la 4 po­si­ción del draft de 2015.

“Es­tá sien­do ge­nial. En la úl­ti­ma tem­po­ra­da es­tá­ba­mos un po­co con­fun­di­dos y no te­nía­mos la con­fian­za al cien por cien en el sis­te­ma y tam­po­co en­tre no­so­tros. Sa­be­mos que al­gu­nos par­ti­dos irán me­jor y otros peor, pe­ro tam­bién sa­be­mos que si se­gui­mos ju­gan­do du­ro, sen­ti­mos que po­de­mos ga­nar cual­quier par­ti­do”, sos­tie­ne el neo­yor­quino más fa­mo­so del mo­men­to.

“A Por­zin­gis no pue­des de­fen­der­lo”, des­ta­có ha­ce unos días el en­tre­na­dor de Char­lot­te, Ste­ve Clif­ford, des­pués de que el le­tón anotó 40 pun­tos ( su má­xi­ma per­so­nal en la NBA). “Es un pla­cer ver­lo ju­gar”, re­co­no­ció tam­bién una de las má­xi­mas glo­rias de la fran­qui­cia, Ber­nard King, fi­gu­ra en la dé­ca­da de los 80.

New York es­tá en zo­na de pla­yoffs, aun­que ob­via­men­te fal­ta mu­cho pa­ra de­cir que es al­go de­fi­ni­ti­vo. Y Por­zin­gis es quien lo tie­ne ahí. No hay otra ex­pli­ca­ción.

Por­zin­gis es­tá en el ai­re y se dis­po­ne cla­var la pe­lo­ta fren­te a Sa­cra­men­to.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Chile

© PressReader. All rights reserved.