MA­RÍA FER­NAN­DA VAL­DÉS: “ME CUIDO HASTA DEL AGUA QUE ME OFRE­CEN”

La chi­le­na, cam­peo­na del mun­do en hasta 90 ki­los, es fuen­te de mo­ti­va­ción. Su his­to­ria fue con­sul­ta­da pa­ra la crea­ción de una se­rie fe­mi­nis­ta ani­ma­da de Net­flix, Rai­se the bar!

La Tercera - El Deportivo - - PORTADA - Ignacio Leal

Ma­ría Fer­nan­da Val­dés (26) vi­ve los me­jo­res años de su vi­da. El jue­ves re­ci­bió una de las no­ti­cias que justifican su de­di­ca­do du­ran­te los úl­ti­mos diez años: el Pre­mio Na­cio­nal del Deporte 2017. Fue ese el año en que to­có el cie­lo, co­ro­nán­do­se cam­peo­na mun­dial en hal­te­ro­fi­lia, un sue­ño iné­di­to hasta en­ton­ces pa­ra una le­van­ta­do­ra en Chi­le. Ella es así, rom­pe es­que­mas, tan­to den­tro co­mo fue­ra de la ta­ri­ma. Desde Co­lom­bia, con­ver­sa con La Ter

ce­ra so­bre su me­jor épo­ca, la que con­fía su­pe­rar en To­kio 2020. ¿Es­pe­ra­ba es­te pre­mio?

La ver­dad, no. O sí. Lo que pa­sa es que uno siem­pre quie­re es­tos pre­mios, pe­ro nun­ca lo di­ce. Es al­go así co­mo un an­he­lo. Siem­pre hay al­guien me­jor que tú, por eso es que me en­con­tra­ron de sor­pre­sa. ¿Por quién hu­bie­se vo­ta­do?

Por Ar­ley Méndez, mi com­pa­ñe­ro. A me­nos que hu­bie­se po­di­do vo­tar por mí mis­ma. ¿Si uno no vo­ta por uno, quién? ¿Có­mo van los pre­pa­ra­ti­vos de su ma­tri­mo­nio?

Bien. Me ca­so en no­viem­bre del pró­xi­mo año, que se­rá, en­tre co­mi­llas, más re­la­ja­do. Es­toy muy fe­liz con eso. ¿Es 2017 su me­jor año?

Hasta aho­ra, sí. Es­pe­ro que lo su­pere 2020, pa­ra los Jue­gos Olím­pi­cos de To­kio. Esa es mi apues­ta ma­yor. No quie­ro de­cir en que ca­da año no quie­ra se­guir su­perán­do­me, pe­ro quie­ro que sea 2020 mi me­jor año. ¿Si­gue pen­san­do en cam­biar

de ca­te­go­ría en las pe­sas?

Es que aho­ra bo­rra­ron mi an­ti­gua ca­te­go­ría y se es­ta­ble­cie­ron los 87 ki­los co­mo ca­te­go­ría olím­pi­ca. Ya es­toy ba­jan­do de pe­so pa­ra es­tar ahí. No es un ran­go tan gran­de de pe­so, es mu­cho más fá­cil de tra­ba­jar que los 75 ki­los, que eran de don­de de­bía vol­ver an­tes.

Lle­ga­rá des­pués de los Pa­na­me­ri­ca­nos de Lima, ya muy ma­du­ra.

En reali­dad nun­ca se de­ja de ma­du­rar, siem­pre se apren­de un po­co más. Las ex­pe­rien­cias que tu­ve an­tes me han ayu­da­do mu­cho y es­pe­ro lle­gar en per­fec­tas con­di­cio­nes a To­kio. Mis úl­ti­mas prue­bas se­rán los Pa­na­me­ri­ca­nos de Lima y el Mun­dial de 2019. Pe­ro hay mu­chas co­sas que de­bo cam­biar tam­bién, porque sí he co­me­ti­do erro­res en los Jue­gos pa­sa­dos. Pe­ro eso es­tá me­jo­ran­do. ¿Có­mo se ha sen­ti­do en es­ta nue­va ca­te­go­ría?

Al prin­ci­pio fue caó­ti­co, pe­ro ya con el tiem­po de­jé de te­ner pro­ble­mas. Fue caó­ti­co porque uno es mu­jer, en­ton­ces de­be po­ner­se a die­ta, de­jar de co­mer ton­te­ras. Pe­ro ya es­toy bien. Tres ki­los no es tan­to cambio, es lo que uno ba­ja los días an­tes de com­pe­tir. Mi problema fue que yo de­bí ba­jar seis ki­los. Eso lo com­pli­có.

¿En qué va la se­rie de Net­flix ba­sa­da en su his­to­ria, Rai­se the bar!?

No es mi his­to­ria. Pe­ro sí una de las crea­do­ras (Fer­nan­da Frick) me con­tac­tó en enero pa­ra co­no­cer mi his­to­ria, sa­ber quién era, co­no­cer mi for­ma de ser… No es so­bre mí, pe­ro me en­tre­vis­ta­ron.

Ale­xis Sánchez ten­drá una pe­lí­cu­la pron­to, pe­ro ten­drá una se­rie ba­sa­da en us­ted y su deporte. ¿Qué sien­te?

Es al­go bo­ni­to, una es­pe­cie de re­co­no­ci­mien­to. Pe­ro en reali­dad el re­co­no­ci­mien­to es pa­ra su crea­do­ra. Ella es la que ha­ce to­do el tra- ba­jo. Me hu­bie­se en­can­ta­do ver es­ta se­rie si hu­bie­se si­do ni­ña, porque hu­bie­se mo­ti­va­do a mu­chos ni­ños a ha­cer mi deporte. Exis­te un ta­bú en torno a las pe­sas porque mu­chos pa­pás pien­san en que los ni­ños se que­da­rán ba­jos, que que­da­rás con un cuer­po de hom­bre y mu­chas co­sas así. Eso es­tá muy erra­do. El deporte te en­tre­ga una cultura dis­tin­ta, una dis­ci­pli­na es­pe­cial. El cross­fit sí ha ayu­da­do a pro­li­fe­rar la hal­te­ro­fi­lia. ¿Es co­rrec­to?

Yo es­tu­ve ha­cien­do en un pe­río­do cor­to du­ran­te unos días de va­ca­cio­nes. El cross­fit ha ayu­da­do, sin du­das. Ha he­cho lle­gar de for­ma di­dác­ti­ca las pe­sas a las per­so­nas.

Pe­ro ha­ce un mes, una cros­fi­te­ra arro­jó do­ping po­si­ti­vo en un cam­peo­na­to na­cio­nal. Mu­chos de us­te­des se in­dig­na­ron.

Yo no sé qué ha­brá pa­sa­do en reali­dad. Uno mu­chas ve­ces con­fía en gen­te que no co­rres­pon­de. Cuan­do eres de­por­tis­ta de al­to ren­di­mien­to uno siem­pre se cui­da. Yo me cuido hasta del agua que me ofre­cen. No sé qué ocu­rrió ahí, si lo hi­zo sa­bien­do o no. Da

la­ta, porque es gen­te que no se de­di­ca a es­te deporte, que en­tra y en­su­cia el deporte, pe­ro tam­po­co la pue­do juz­gar, porque el día de ma­ña­na me pue­de pa­sar a mí. ¿ Le po­dría pa­sar a us­ted? A Na­ta­lia Du­co ya le ocu­rrió.

A ver. Lo que quie­ro de­cir es que en es­te país hay mu­cha gen­te ma­la, por eso es que no­so­tros no to­ma­mos agua de otras per­so­nas, porque uno no sa­be lo que le pue­den echar pa­ra con­ta­mi­nar­la. Esas tram­pas pa­re­cen ca­si de pe­lí­cu­la.

Pe­ro si ha sa­li­do hasta en las no­ti­cias. Hu­bo un ca­so de un ja­po­nés (N. de R.: el ca­noís­ta ja­po­nés Ya­suhi­ro Su­zu­ki, fue san­cio­na­do por ocho años) al que des­cu­brie­ron que con­ta­mi­na­ba el agua de sus com­pa­ñe­ros con sus­tan­cias prohi­bi­das. Es al­go ri­dícu­lo, pe­ro ocu­rre. ¿Po­de­mos es­tar tran­qui­los con us­ted? ¿Me pre­gun­tas si es que me he do­pa­do? Sí.

¡Ah, no! No juz­go a las per­so­nas por lo que ha­cen, porque no me sien­to na­die pa­ra ha­cer­lo, pe­ro sí es­toy en con­tra de to­do lo que sea do­pa­je.

“Cam­biar de ca­te­go­ría fue caó­ti­co, porque una es mu­jer. En­ton­ces de­be po­ner­se a die­ta, de­jar de co­mer ton­te­ras. Pe­ro ya es­toy bien. Tres ki­los no es tan­to cambio”.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Chile

© PressReader. All rights reserved.