Há­bi­tos que ayu­dan a te­ner una me­jor ca­li­dad de vi­da

La Tercera - Especiales - - Front Page - Por: Tan­ya Ore­lla­na C.

¿Có­mo com­bi­nar los ali­men­tos? ¿Cuá­les son los re­que­ri­mien­tos dia­rios de ener­gía? Edad, gé­ne­ro y ni­vel de ac­ti­vi­dad fí­si­ca de­ter­mi­nan no so­lo la can­ti­dad de co­mi­da, sino tam­bién va­ria­cio­nes en la com­po­si­ción de la die­ta. La cla­ve es­tá en com­bi­nar ade­cua­da­men­te nu­trien­tes sa­nos.

Un es­ti­lo de vi­da sa­lu­da­ble, con una nu­tri­ción equi­li­bra­da y ac­ti­vi­dad fí­si­ca ha­bi­tual, con­tri­bu­ye a evi­tar con­di­cio­nes co­mo problemas car­dio­vas­cu­la­res, obe­si­dad, co­les­te­rol ele­va­do y dia­be­tes, ca­da vez más pre­sen­tes en la po­bla­ción chi­le­na, des­de tem­pra­na edad.

Ade­más de las tres co­mi­das dia­rias: de­sa­yuno, al­muer­zo y ce­na, de­ben in­cluir­se en la pau­ta dia­ria co­la­cio­nes sa­lu­da­bles que per­mi­tan ren­dir du­ran­te las dis­tin­tas ac­ti­vi­da­des que plan­tea la jor­na­da. Ideal­men­te, ex­pli­ca Ada Cue­vas, nu­trió­lo­ga de Clí­ni­ca Las Con­des, de­ben con­su­mir­se ali­men­tos más fres­cos y na­tu­ra­les. “So­bre to­do en el ca­so de los ni­ños, oja­lá no se in­clu­yan tan­tos snacks o en­va­sa­dos: no es ne­ce­sa­rio eli­mi­nar­los por com­ple­to; pe­ro es me­jor en­tre­gar­los en ba­ja fre­cuen­cia y can­ti­dad”.

Una ali­men­ta­ción sa­na tie­ne co­mo ca­rac­te­rís­ti­ca ser va­ria­da, de pre­fe­ren­cia con ali­men­tos na­tu­ra­les y bien dis­tri­bui­da du­ran­te la jor­na­da. Se­gún co­men­ta la es­pe­cia­lis­ta, de­be in­cluir ver­du­ras, fru­tas, lác­teos ba­jos en gra­sa, le­gum­bres, car­nes ma­gras, pes­ca­do y pro­duc­tos in­te­gra­les, etc. “Es­to, com­ple­men­ta­do a un orden en los ho­ra­rios de las co­mi­das y acom­pa­ña­do de una ac­ti­vi­dad fí­si­ca, per­mi­te con­tro­lar el pe­so cor­po­ral a cual­quier edad”.

Op­cio­nes di­ver­sas

Pa­ra las ho­ras de re­creo de los ni­ños en el co­le­gio, al ele­gir la co­la­ción ade­cua­da es ne­ce­sa­rio equi­li­brar la ac­ti­vi­dad fí­si­ca que ha­cen, su pe­so y la can­ti­dad de ho­ras que pa­san sin co­mer. Por ejem­plo, si desa­yu­nan y al­muer­zan tem­prano, la co­la­ción pue­de ser más li­via­na, co­mo una fru­ta y un lác­teo des­cre­ma­do. “Otras op­cio­nes más con­tun­den­tes, ade­cua­das tam­bién pa­ra los adul­tos, son un sánd­wich que in­clu­ya pan oja­lá in­te­gral, al­gu­na ver­du­ra y una pro­teí­na ba­ja en gra­sas, co­mo ja­món de pa­vo o atún”, re­co­mien­da.

La idea, pa­ra to­dos los casos, es ir equi­li­bran­do las op­cio­nes de acuer­do con la jor­na­da y los há­bi­tos que se man­tie­nen. “Mu­chas per­so­nas to­man de­sa­yuno muy tem­prano o no sien­ten ham­bre a esa ho­ra, por lo que co­men me­nos. Pa­ra ellos, es bue­na op­ción to­mar un de­sa­yuno más li­viano y lue­go ele­gir una co­la­ción más con­tun­den­te, aun­que igual­men­te sa­lu­da­ble”, aña­de.

De to­das for­mas, se re­co­mien­da en­viar a los más pe­que­ños la co­la­ción des­de el ho­gar y no dar­les di­ne­ro pa­ra que la com­pren en el co­le­gio, ya que pue­den ele­gir go­lo­si­nas o snacks con al­tos con­te­ni­dos de so­dio, azú­car o gra­sas sa­tu­ra­das.

Se re­co­mien­da en­viar a los más pe­que­ños la co­la­ción des­de el ho­gar y no dar­les di­ne­ro pa­ra que la com­pren en el co­le­gio, ya que pue­den ele­gir go­lo­si­nas o snacks po­co sa­lu­da­bles.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Chile

© PressReader. All rights reserved.