Cuá­les son las ca­rac­te­rís­ti­cas de los ba­rrios pri­va­dos, en­torno y atri­bu­tos.

La zo­na re­si­den­cial se ha con­si­li­da­do por fac­to­res co­mo los pre­cios de las pro­pie­da­des, se­gu­ri­dad, mo­der­ni­dad y un en­torno na­tu­ral que atrae a nue­vas fa­mi­lias por su ca­li­dad de vi­da. Por: Ger­mán Krei­sel

La Tercera - Especiales - - Front Page -

Más de 25 años han pa­sa­do des­de el po­bla­mien­to de la an­ti­gua zo­na ru­ral ubi­ca­da al orien­te de la co­mu­na de Co­li­na, y que ha te­ni­do un cre­ci­mien­to sos­te­ni­do pa­ra trans­for­mar­se en un sec­tor re­si­den­cial con una am­plia ofer­ta de te­rre­nos, pro­pie­da­des y ser­vi­cios.

Se­gún el In­for­me Mer­ca­do In­mo­bi­lia­rio Gran Santiago rea­li­za­do por GfK Adi­mark co­rres­pon­dien­te al pe­río­do enero-mar­zo de 2017, Co­li­na es la se­gun­da co­mu­na con ma­yor con­cen­tra­ción de ofer­ta de ca­sas con 17,4% de un to­tal de 4.713 uni­da­des.

Du­ran­te los pri­me­ros tres me­ses del año, en to­da la co­mu­na se ven­die­ron 228 ca­sas, de un to­tal de 1.272 dis­po­ni­bles en el Gran Santiago; y la ofer­ta al­can­zó a 822 uni­da­des, con un va­lor pro­me­dio de UF 7.736.

La zo­na se ha con­so­li­da­do a tra­vés del lo­teo de gran­des paños, con vi­vien­das de bue­na ca­li­dad, a pre­cios en­tre 30% y 40% más ba­jos que en Las Con­des, La Dehe­sa. Lo Bar­ne­chea y Vi­ta­cu­ra. Un gran nú­me­ro de nue­vos re­si­den­tes ha op­ta­do por los nue­vos ba­rrios, en­tor­nos co­mu­nes y una am­plia va­rie­dad de ser­vi­cios y co­le­gios. A es­to hay que agre­gar la co­nec­ti­vi­dad, con re­des y au­to­pis­tas que per­mi­ten unir la co­mu­na con to­dos los sec­to­res de la ca­pi­tal, es­pe­cial­men­te el eje Ves­pu­cio y el ba­rrio in­dus­trial. Sin em­bar­go, pa­ra Pa­blo La­rraín, pre­si­den­te de la Aso­cia­ción de Ofi­ci­nas de Ar­qui­tec­tos (AOA), “el sec­tor ha cre­ci­do mu­cho, pe­ro to­da­vía pue­de se­guir ha­cién­do­lo y es­tá ade­cuán­do­se a su nuevo ta­ma­ño. Pa­só de ser una co­mu­na ru­ral a una que ofre­ce vi­vien­da en ex­ten­sión, don­de lo si­guien­te es una fa­se de rein­ver­sión en in­fra­es­truc­tu­ra”.

Con la lle­ga­da de ca­da vez más nue­vos re­si­den­tes se ha ido desa­rro­llan­do in­fra­es­truc­tu­ra aso­cia­da a la vi­vien­da co­mo co­le­gios, cen­tros co­mer­cia­les, cen­tros de­por­ti­vos y una ur­ba­ni­za­ción en sin­to­nía con el en­torno. Pa­ra La­rraín, los pro­yec­tos se han cons­ti­tui­do co­mo co­mu­ni­da­des ce­rra­das que atien­den a los fac­to­res de se­gu­ri­dad, pri­va­ci­dad y tran­qui­li­dad. Sin em­bar­go, no es la for­ma más efi­caz y es ne­ce­sa­rio el

desa­rro­llo de más es­pa­cios pú­bli­cos”.

En ma­te­ria de se­gu­ri­dad, el sec­tor cuen­ta con un tra­ba­jo con­jun­to en­tre la Sub­co­mi­sa­ría de Ca­ra­bi­ne­ros con más de 24 fun­cio­na­rios y vehícu­los de se­gu­ri­dad, em­pre­sas par­ti­cu­la­res y la mu­ni­ci­pa­li­dad de Co­li­na, jun­to con más de 30 cá­ma­ras de cir­cui­to ce­rra­do que se dis­tri­bu­yen en sec­to­res es­tra­té­gi­cos.

“Si bien se tra­ta de una zo­na en ex­pan­sión in­mo­bi­lia­ria, los te­rre­nos con­ti­núan sien­do más ba­ra­tos que en otras áreas de Santiago, po­si­bi­li­tan­do a quie­nes bus­can una vi­vien­da de en­con­trar pro­pie­da­des de si­mi­la­res ca­rac­te­rís­ti­cas a un me­nor pre­cio”, sos­tie­ne La­rraín. Pa­ra el ex­per­to, es­te au­ge tie­ne que ver con la idea de mu­chos chi­le­nos a quie­nes les gus­ta vi­vir en ca­sa, en con­do­mi­nios ce­rra­dos que les per­mi­te sen­tir­se más se­gu­ros y no es­tán muy po­bla­dos por lo que se van es­ta­ble­cien­do en co­mu­ni­da­des de si­mi­la­res ge­ne­ra­cio­nes y po­der ad­qui­si­ti­vo,

Po­los de cre­ci­mien­to

Chi­cu­reo, en la co­mu­na de Co­li­na com­pren­de los va­lles de Cha­mi­se­ro y La Re­ser­va don­de la ofer­ta de vi­vien­das van en­tre las UF 6.000 y UF 23.000. “En el ca­so de Cha­mi­se­ro, se ha con­so­li­da­do con una ofer­ta va­ria­da, prin­ci­pal­men­te di­ri­gi­da al sec­tor ad­qui­si­ti­vo me­dio-al­to; mien­tras que lo que se co­no­ce co­mo Pie­dra Ro­ja, si bien es po­si­ble en­con­trar op­cio­nes pa­ra es­te seg­men­to, hay vi­vien­das que su­pe­ran las UF 20.000. Tam­bién se han desa­rro­lla­do vi­vien­das en ex­ten­sión en el sec­tor más cer­cano a Co­li­na”, ex­pli­ca La­rraín.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Chile

© PressReader. All rights reserved.