Ideas so­ña­do­ras para via­jar en pa­re­ja

Pla­near va­ca­cio­nes para dos re­sul­ta más fá­cil du­ran­te la tem­po­ra­da ba­ja, pues las me­no­res aglo­me­ra­cio­nes per­mi­ten su­mar más ac­ti­vi­da­des. Se­gún el ob­je­ti­vo del via­je, las al­ter­na­ti­vas son in­fi­ni­tas.

La Tercera - Especiales - - News - Por: Sol Már­quez Tho­mas

Cuan­do un via­je se or­ga­ni­za para dos, los gus­tos de la pa­re­ja son fun­da­men­ta­les para en­con­trar el me­jor des­tino, se­gún el ti­po de pa­no­ra­mas o te­má­ti­ca que se quie­ra in­cor­po­rar a las va­ca­cio­nes. La ven­ta­ja de rea­li­zar­lo en tem­po­ra­da ba­ja, es que gran par­te de las atrac­cio­nes no es­ta­rán co­pa­das y que en la ac­tua­li­dad exis­te una am­plia ofer­ta de pro­mo­cio­nes para pa­re­jas.

Si no hay de­ma­sia­do tiem­po, San Pe­dro de Ata­ca­ma en el nor­te de Chi­le siem­pre es una ex­ce­len­te op­ción. Su clima pri­vi­le­gia­do le per­mi­te tener sol y una agra­da­ble tem­pe­ra­tu­ra prác­ti­ca­men­te to­do el año, ade­más de una am­plia ofer­ta de alo­ja­mien­tos, in­clu­yen­do ho­te­les de cin­co es­tre­llas co­mo Ex­plo­ra Ata­ca­ma y Cum­bres de San Pe­dro de Ata­ca­ma, en ca­so de que se bus­que una ex­pe­rien­cia más lu­jo­sa. Du­ran­te los úl­ti­mos años su ofer­ta gas­tro­nó­mi­ca se ha am­plia­do, ofre­cien­do op­cio­nes que van des­de co­mi­da la­ti­noa­me­ri­ca­na a fran­ce­sa, con op­cio­nes para ve­ge­ta­ria­nos.

Ade­más de un lla­ma­ti­vo cir­cui­to ar­queo­ló­gi­co, es­ta ciu­dad tam­bién es co­no­ci­da por su im­pac­tan­te geo­gra­fía, ya que se ubi­ca a po­co tiem­po de dis­tan­cia del Va­lle de la Luna, el Sa­lar de Ata­ca­ma y los géi­sers del Ta­tio, en­tre otros.

Un po­co más al nor­te, Li­ma ofre­ce un des­tino ideal para la pa­re­ja si­ba­ri­ta, gra­cias a su gas­tro­no­mía, que ha lo­gra­do po­si­cio­nar­se co­mo una de las más in­flu­yen­tes del mun­do gra­cias a fi­gu­ras co­mo Gas­tón Acu­rio y Virgilio Mar­tí­nez. De he­cho, dos res­tau­ran­tes de Li­ma son los úni­cos re­pre­sen­tan­tes de La­ti­noa­mé­ri­ca en el top 10 del ran­king World’s 50 Best Res­tau­rants. Si se or­ga­ni­za el via­je con an­te­la­ción, va­le la pe­na in­ten­tar re­ser­var para co­no­cer el menú de de­gus­ta­ción de más de 17 pla­tos de Cen­tral, la pro­pues­ta nik­kei de Mai­do, ade­más de los clá­si­cos As­trid y Gas­tón y La Mar, en su ver­sión original.

Si lo que se bus­ca es un equi­li­brio en­tre des­can­so, vi­da noc­tur­na y com­pras, Mia­mi es la ciu­dad per­fec­ta, que di­rá ade­más adiós a la tem­po­ra­da de hu­ra­ca­nes en no­viem­bre. Su ex­ten­sa cos­ta po­see al­gu­nas jo­yas co­mo Sies­ta Beach en Flo­ri­da, con­si­de­ra­da co­mo una de las cin­co me­jo­res pla­yas del mun­do por Tri­pAd­vi­sor. com. Ade­más, es co­no­ci­da co­mo la ca­pi­tal del re­tail, gra­cias a sus im­po­nen­tes cen­tros co­mer­cia­les, don­de los “sa­les” per­mi­ten no só­lo com­prar para la si­guien­te tem­po­ra­da, sino tam­bién per­mi­tir­se com­prar al­gu­nos artículos de lu­jo.

Cru­zan­do en océano

Mia­mi es tam­bién un puer­to cla­ve des­de don­de zar­pan gran can­ti­dad de cru­ce­ros, cu­yo des­tino prin­ci­pal es El Ca­ri­be. Es­te ti­po de tra­ve­sía per­mi­te acer­car­se a paí­ses de más di­fí­cil ac­ce­so des­de el sur del con­ti­nen­te, co­mo Bar­ba­dos, Ja­mai­ca, Mar­ti­ni­ca, Santa Lu­cía y Tri­ni­dad y To­ba­go, los que pro­me­ten pai­sa­jes im­pre­sio­nan­tes, aguas cris­ta­li­nas y pla­yas vír­ge­nes. Tam­bién se pue­de ac­ce­der a Cu­ba y la cos­ta maya de Mé­xi­co.

Si de ro­man­ce se tra­ta Ve­ne­cia es la ciu­dad por ex­ce­len­cia, don­de a me­di­da que avan­za el oto­ño en el he­mis­fe­rio nor­te, es más pro­ba­ble co­no­cer la Pla­za de San Mar­co sin mi­lla­res de tu­ris­tas. En ca­so de que la ac­ti­vi­dad de elec­ción sea el surf, Por­tu­gal cuen­ta con ca­si 950 ki­ló­me­tros de cos­ta, que du­ran­te los me­ses más fríos ex­pe­ri­men­ta una ma­rea atlán­ti­ca más al­ta y cons­tan­te, con agua a una tem­pe­ra­tu­ra decente (pro­me­dio 17°) y pla­yas prác­ti­ca­men­te de­sier­tas. Por­to y Cos­ta Ver­de son dos des­ti­nos im­per­di­bles.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Chile

© PressReader. All rights reserved.