¿Có­mo fi­nan­ciar su vi­vien­da?

Co­no­cer los re­qui­si­tos que so­li­ci­tan las entidades fi­nan­cie­ras pa­ra otor­gar cré­di­tos hi­po­te­ca­rios es fun­da­men­tal en es­te pro­ce­so. Ade­más, de­be te­ner cla­ro del di­ne­ro que se dis­po­ne pa­ra el pie y que su di­vi­den­do men­sual no su­pere el 25% de sus in­gre­sos.

La Tercera - Especiales - - Ediciones Especiales de la Tercera - Por: Romina Ja­ra­mi­llo di Le­nar­do

Ad­qui­rir una vi­vien­da es uno de los pa­sos más re­le­van­tes y esen­cia­les en la vi­da de una fa­mi­lia. Sin em­bar­go, a pe­sar de que mu­chas per­so­nas ya es­tén pla­ni­fi­can­do su com­pra, es ne­ce­sa­rio con­si­de­rar cier­tos fac­to­res cla­ves, en­tre ellos: las op­cio­nes de fi­nan­cia­mien­to y ac­ce­so a cré­di­tos.

Ro­dri­go Ma­kuc, di­rec­tor de Fi­nan­zas Corporativas de Co­lliers In­ter­na­tio­nal, afir­ma que las op­cio­nes más co­mu­nes pa­ra fi­nan­ciar la ad­qui­si­ción de una pro­pie­dad son el cré­di­to hi­po­te­ca­rio ban­ca­rio y el cré­di­to hi­po­te­ca­rio con una mu­tua­ria. “Pe­ro tam­bién, exis­te la po­si­bi­li­dad de fi­nan­ciar la com­pra de una pro­pie­dad a tra­vés de lea­sing ha­bi­ta­cio­nal, que di­fie­re del cré­di­to hi­po­te­ca­rio, prin­ci­pal­men­te en el he­cho de que el pro­pie­ta­rio del bien pa­sar a ser la ins­ti­tu­ción fi­nan­cie­ra que lo arrien­da al deu­dor con una op­ción de com­pra al fi­nal del pe­rio­do. Fi­nal­men­te, tam­bién exis­ten los sub­si­dios ha­bi­ta­cio­na­les que ofre­ce el go­bierno”, agre­ga.

Pie y di­vi­den­do

Otro de los ítems que es im­por­tan­te re­cal­car den­tro de fac­to de fi­nan­cia­mien­to, es el pie que so­li­ci­tan las entidades fi­nan­cie­ras y que con el tiem­po, han ido au­men­tan­do las exi­gen­cias. Ro­ber­to Si­vo­ri, ge­ren­te de In­ver­sio­nes de Co­lliers In­ter­na­tio­nal, re­cal­ca que “lo pri­me­ro que se de­be te­ner cla­ro es de cuán­to di­ne­ro se dis­po­ne pa­ra el pie. Los ban­cos es­tán adop­tan­do me­di­das más res­tric­ti­vas pa­ra otor­gar cré­di­tos hi­po­te­ca­rios y, de acuer­do a las nue­vas di­rec­tri­ces de la Su­per­in­ten­den­cia de Ban­cos e Ins­ti­tu­cio­nes Fi­nan­cie­ras (SBIF) los cré­di­tos hi­po­te­ca­rios se han li­mi­ta­do a 80% del va­lor de la pro­pie­dad. Por otra par­te, las ins­ti­tu­cio­nes fi­nan­cie­ras dis­po­nen que la cuo­ta del di­vi­den­do ideal­men­te no de­ba ex­ce­der el 25% del in­gre­so fa­mi­liar, por lo que una per­so­na que ob­tie­ne un in­gre­so de $1.000.000, no de­bie­ra te­ner un di­vi­den­do ma­yor a $250.000 men­sua­les”. Si el va­lor del di­vi­den­do men­sual ex­ce­de el 25% del in­gre­so, se­rá ne­ce­sa­rio con­tar con un pie ma­yor.

Otra de las re­co­men­da­cio­nes que da Ma­kuc so­bre las con­si­de­ra­cio­nes que se de­ben te­ner al mo­men­to de ad­qui­rir un cré­di­to hi­po­te­ca­rio es “po­ner aten­ción en el di­vi­den­do fi­nal que se va a pa­gar, in­clu­yen­do los se­gu­ros im­plí­ci­tos. Adi­cio­nal­men­te, es im­por­tan­te te­ner pre­sen­te los gas­tos ope­ra­ti­vos y las cláu­su­las de pre­pa­go. Es­to úl­ti­mo, por cuan­to a la ho­ra de una cláu­su­la muy res­tric­ti­va, pue­de li­mi­tar la po­si­bi­li­dad de, por ejem­plo, re­fi­nan­ciar el cré­di­to a pe­sar de exis­tir me­jo­res ta­sas de in­te­rés en un mo­men­to da­do”. Es por es­to, que es pru­den­te co­ti­zar con al me­nos tres ins­ti­tu­cio­nes fi­nan­cie­ras, de las cua­les al me­nos una sea una com­pa­ñía de se­gu­ro o mu­tua­ria, se­gún afir­ma el di­rec­tor de Fi­nan­zas.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Chile

© PressReader. All rights reserved.