El in­te­rés que des­pier­ta la ofer­ta de ca­rre­ras on­li­ne

Fle­xi­bi­li­dad ho­ra­ria, me­no­res cos­tos y la po­si­bi­li­dad de vin­cu­lar­se con otras cul­tu­ras y me­to­do­lo­gías de apren­di­za­je son al­gu­nas de las ven­ta­jas que ofre­cen las ca­rre­ras y post­gra­dos en mo­da­li­dad e-lear­ning.

La Tercera - Especiales - - News - Por: Fa­bio­la Ro­mo

La pro­fe­so­ra de ma­te­má­ti­cas y computación Evelyn He­rre­ra To­ro tra­ba­ja des­de ha­ce tiem­po en el diseño de cur­sos on­li­ne. Y es que ella mis­ma hi­zo un Más­ter en Edu­ca­ción y TIC en es­ta mo­da­li­dad y es­tá fe­liz con la ex­pe­rien­cia. “Dia­ria­men­te, te­nía que de­di­car en­tre dos o tres ho­ras. Lo di­fí­cil era ha­cer coin­ci­dir ho­ra­rios con per­so­nas de dis­tin­tas par­tes del mun­do, pe­ro lo más va­lio­so fue pre­ci­sa­men­te com­par­tir con ellas, por­que co­no­ces otras reali­da­des y otros sis­te­mas de edu­ca­ción”, afir­ma.

Se­gún la pro­fe­sio­nal, en Chi­le so­mos muy de­pen­dien­tes del pro­fe­sor, lo que ha he­cho que la in­cor­po­ra­ción del e-lear­ning no se ha­ya da­do tan rá­pi­da­men­te. No obs­tan­te, pa­ra Evelyn, es­tu­diar on­li­ne es una gran ven­ta­ja por­que pro­mue­ve el desa­rro­llo de la re­fle­xión y la au­to­no­mía. “El apren­di­za­je pue­de ser más en­ri­que­ce­dor que en una sa­la de cla­ses, aun­que de­pen­de mu­cho de lo que uno quie­ra apren­der”, sos­tie­ne.

Ade­más, la pro­fe­so­ra que hoy apor­ta su ex­pe­rien­cia al diseño de cur­sos on­li­ne, des­ta­ca que las per­so­nas pue­den ge­ne­rar víncu­los y se pue­den co­no­cer a tra­vés de las ac­ti­vi­da­des aca­dé­mi­cas.

Se­gún Ma­nuel Cor­ne­jo, res­pon­sa­ble de can­di­da­tos de Adec­co Chi­le, hoy es más ha­bi­tual ver per­so­nas con es­tu­dios e-lear­ning. “Exis­te un am­plio ca­tá­lo­go de cur­sos y di­plo­ma­dos dis­po­ni­bles que per­mi­ten es­tu­diar on­li­ne y con un res­pal­do de ins­ti­tu­cio­nes de pres­ti­gio. Las per­so­nas se es­tán atre­vien­do a pro­bar es­ta mo­da­li­dad por el me­nor cos­to eco­nó­mi­co y la fle­xi­bi­li­dad ho­ra­ria que per­mi­te. Creo que es­tas mo­da­li­da­des pue­den ser efec­ti­vas, siem­pre que la es­cue­la que las im­par­te ten­ga un mo­de­lo de es­tu­dio bien es­truc­tu­ra­do y res­pal­da­do me­to­do­ló­gi­co”, se­ña­la.

La mo­da­li­dad de es­tu­dios on­li­ne ha cre­ci­do no­to­ria­men­te en los úl­ti­mos años. Ber­nar­di­ta Espinoza, con­sul­tant hu­man re­sour­ces de Mi­chael Pa­ge, re­co­no­ce que se acep­ta ca­da vez más que no es ne­ce­sa­rio es­tar pre­sen­cial­men­te en una sa­la pa­ra po­der apren­der. “In­clu­so des­de ma­te­rias de acre­di­ta­ción se tie­nen los pa­rá­me­tros pa­ra po­der acre­di­tar en es­ta mo­da­li­dad, por lo que ya se po­drá con­tar con un res­pal­do pa­ra las per­so­nas que es­ta­rán es­tu­dian­do con la mis­ma ca­li­dad que una ca­rre­ra en for­ma­to pre­sen­cial”, afir­ma.

Por su par­te, Nés­tor Mi­lano, di­rec­tor eje­cu­ti­vo de La­bo­rum.com, ex­pli­ca que los programas de edu­ca­ción a dis­tan­cia han ex­pe­ri­men­ta­do un gran au­ge, que se pue­de no­tar en la can­ti­dad de ma­tri­cu­la­dos. “Por ejem­plo, en 2016, el nú­me­ro de alum­nos cre­ció un 21% res­pec­to a 2015. Es­tos da­tos del Mi­nis­te­rio de Edu­ca­ción ex­pli­can que, con los años, pa­ra los de­par­ta­men­tos de re­cur­sos hu­ma­nos de las em­pre­sas, los sis­te­mas de apren­di­za­je on­li­ne son tan va­lo­ra­dos co­mo los tí­tu­los de ca­rre­ras con­ven­cio­na­les”, co­men­ta.

Ade­más, Mi­lano des­ta­ca que hoy en día, uni­ver­si­da­des e ins­ti­tu­cio­nes de pres­ti­gio tam­bién im­par­ten ca­rre­ras y postítu­los on­li­ne, por lo que el mer­ca­do la­bo­ral ha pa­sa­do a in­cor­po­rar a sus egre­sa­dos, sin ha­cer dis­cri­mi­na­cio­nes res­pec­to de la mo­da­li­dad de es­tu­dio tra­di­cio­nal. “La im­por­tan­cia que las em­pre­sas le dan a la en­se­ñan­za on­li­ne se re­fle­ja en que mu­chas de ellas im­pul­san a sus co­la­bo­ra­do­res a to­mar cur­sos de ca­pa­ci­ta­ción y per­fec­cio­na­mien­to a dis­tan­cia”, aña­de.

Evelyn Her­nán­dez, ge­ne­ra­lis­ta de Re­cur­sos Hu­ma­nos de Rands­tad, ha vis­to co­mo al­gu­nas per­so­nas pa­san de es­tu­dios téc­ni­cos a es­tu­dios pro­fe­sio­na­les apro­ve­chan­do la mo­da­li­dad on­li­ne. “En nues­tra em­pre­sa te­ne­mos téc­ni­cos en re­cur­sos hu­ma­nos y hay bas­tan­tes per­so­nas que cur­san la in­ge­nie­ría en re­cur­sos hu­ma­nos de ma­ne­ra on­li­ne”, di­ce.

“Mu­chas de em­pre­sas im­pul­san a sus co­la­bo­ra­do­res a to­mar cur­sos de ca­pa­ci­ta­ción y per­fec­cio­na­mien­to a dis­tan­cia”. Nés­tor Mi­lano de La­bo­rum.com

“Hay bas­tan­tes per­so­nas con es­tu­dios téc­ni­cos que ob­tie­nen la in­ge­nie­ría en re­cur­sos hu­ma­nos de ma­ne­ra on­li­ne”. Evelyn Her­nán­dez de Rands­tad.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Chile

© PressReader. All rights reserved.