La im­por­tan­cia de las obras de in­ge­nie­ría, co­mo apor­te al de­sa­rro­llo de Chi­le y sus re­gio­nes

La Tercera - Especiales - - News - Por: Cris­tian Her­man­sen Re­bo­lle­do, pre­si­den­te na­cio­nal del Co­le­gio de In­ge­nie­ros de Chi­le.

A fi­nes de fe­bre­ro de es­te año, se ini­cia­ron las obras de cons­truc­ción del Puen­te Cha­cao, sin du­da una de las obras de in­fra­es­truc­tu­ra más im­por­tan­te de los úl­ti­mos años, com­pa­ra­ble con la re­le­van­cia que ha te­ni­do por más de 100 años, el Via­duc­to del Ma­lle­co, apor­tan­do a la co­nec­ti­vi­dad y el de­sa­rro­llo de nues­tro país. Por ello es im­por­tan­te desata­car la re­le­van­cia de una obra de in­fra­es­truc­tu­ra co­mo es el Puen­te Cha­cao, no só­lo por sus di­men­sio­nes, sino por los im­pac­tos aso­cia­dos a su im­ple­men­ta­ción.

Nues­tro país, que ca­da vez se in­ser­ta de me­jor for­ma en el concierto in­ter­na­cio­nal y, en par­ti­cu­lar, ca­da vez más es­tá cer­ca del gru­po de los paí­ses desa­rro­lla­dos, con el hi­to que es nues­tro in­gre­so a la OCDE, ha­ce ne­ce­sa­rio con­tar con obras de in­fra­es­truc­tu­ra de cla­se mun­dial que den cuen­ta del de­sa­rro­llo de nues­tro país. Obras que prin­ci­pal­men­te se rea­li­za­ban en el sec­tor mi­ne­ro e hi­dro­eléc­tri­co, si­tua­ción que ha cam­bia­do en los úl­ti­mos años in­cor­po­rán­do­se in­fra­es­truc­tu­ra que ha apor­ta­do al de­sa­rro­llo de los sec­to­res tu­rís­ti­co, trans­por­te, lo­gís­ti­co, ex­por­ta­dor y pro­duc­tor de bie­nes y ser­vi­cios en­tre otros, don­de el Puen­te Cha­cao, puen­te col­gan­te de 2.750 me­tros de ex­ten­sión con­vir­tién­do­lo en el más im­por­tan­te de Su­da­mé­ri­ca, obra que re­fle­ja­rá la con­so­li­da­ción de Chi­le y su in­ge­nie­ría de cla­se mun­dial, en el com­pro­mi­so con el de­sa­rro­llo y ca­li­dad de vi­da de las per­so­nas, que de­ben ser nues­tros des­ti­na­ta­rios y be­ne­fi­cia­rios fi­na­les de las obras de in­ge­nie­ría.

Lo an­te­rior se com­ple­men­ta con obras cons­trui­das en los úl­ti­mos años, co­mo son: re­des de au­to­pis­tas ur­ba­nas, puer­tos y ae­ro­puer­tos, ca­rre­te­ras in­ter­ur­ba­nas, cen­tra­les de ge­ne­ra­ción de ener­gías re­no­va­bles, re­des de co­mu­ni­ca­cio­nes y da­tos, cen­tros de ob­ser­va­ción as­tro­nó­mi­ca, edi­fi­cios más al­tos de Su­da­mé­ri­ca, tec­no­ló­gi­cos y sis­mo­re­sis­ten­tes, en­tre tan­tas otras obras.

De­sa­rro­llo pro­fe­sio­nal

Pa­ra mu­chos el Puen­te Cha­cao es otra obra de in­ge­nie­ría, pa­ra no­so­tros, que de for­ma per­ma­nen­te he­mos es­ta­do pre­sen­tes, es im­por­tan­te cam­biar es­ta vi­sión, ya que exis­ten ele­men­tos no tan co­no­ci­dos, en que se des­ta­ca la trans­fe­ren­cia tec­no­ló­gi­ca, del di­se­ño y cons­truc­ción de un puen­te col­gan­te de es­tas di­men­sio­nes y ca­rac­te­rís­ti­cas en nues­tro país. Trans­fe­ren­cia tec­no­ló­gi­ca que par­te des­de el ini­cio del pro­yec­to, de­fi­nien­do la par­ti­ci­pa­ción de un gru­po de in­ge­nie­ros jó­ve­nes, con el ob­je­to de apor­tar y trans­mi­tir es­te co­no­ci­mien­to pa­ra el de­sa­rro­llo de los fu­tu­ros pro­yec­tos que se reali­cen en nues­tro país. In­ge­nie­ros que fue­ron par­te de un ri­gu­ro­so pro­ce­so de se­lec­ción que con­si­de­ró la eva­lua­ción de sus co­no­ci­mien­tos y ca­pa­ci­da­des. Ac­ti­vi­dad pio­ne­ra en su ti­po en la ad­mi­nis­tra­ción pú­bli­ca, pe­ro prác­ti­ca ha­bi­tual en los paí­ses desa­rro­lla­dos, pa­ra apor­tar al de­sa­rro­llo pro­fe­sio­nal y know how de ca­da país.

La gran in­ver­sión de re­cur­sos, que im­pli­ca la cons­truc­ción del Puen­te Cha­cao, tiene la par­ti­cu­la­ri­dad de ser una in­ver­sión rea­li­za­da en re­gio­nes, que apor­ta a la in­cor­po­ra­ción de Chi­loé a la red vial y lo­gís­ti­ca de nues­tro país. In­ver­sión, que pa­ra al­guno, no cum­ple con los cri­te­rios de eva­lua­ción que só­lo mi­den ren­ta­bi­li­dad con una mi­ra­da só­lo transac­cio­nal. Sin em­bar­go, los be­ne­fi­cios, de­sa­rro­llo futuro, bie­nes­tar y ca­li­dad de vi­da de los ha­bi­tan­tes y vi­si­tan­tes de Chi­loé, son su­pe­rio­res que un sim­ple aná­li­sis de ren­ta­bi­li­dad pri­va­da, lo que fi­nal­men­te im­pli­ca con­si­de­rar a las re­gio­nes en el mis­mo ni­vel de de­sa­rro­llo que la Ca­pi­tal.

Una obra co­mo el Puen­te Cha­cao, de­be re­pre­sen­tar el avan­ce y tran­si­ción de nues­tro país a una eco­no­mía pro­duc­ti­va, com­pe­ti­ti­va, sos­te­ni­ble y sus­ten­ta­ble, que lo­gre la par­ti­ci­pa­ción y ac­ce­so uni­ver­sal de sus ciu­da­da­nos a los be­ne­fi­cios del de­sa­rro­llo, así co­mo tam­bién el trán­si­to de Chi­le y sus re­gio­nes al de­sa­rro­llo glo­bal.

Fi­nal­men­te, no pue­do de­jar de men­cio­nar y re­co­no­cer que los in­ge­nie­ros y la in­ge­nie­ría na­cio­nal, han si­do ac­to­res des­ta­ca­dos en es­te de­sa­rro­llo de una obra de in­ge­nie­ría de cla­se mun­dial, co­mo lo es el Puen­te Cha­cao.

Cris­tian Her­man­sen Re­bo­lle­do, pre­si­den­te na­cio­nal del Co­le­gio de In­ge­nie­ros de Chi­le y re­pre­sen­tan­te del Co­le­gio de In­ge­nie­ros en la co­mi­sión ase­so­ra del Puen­te Cha­cao.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Chile

© PressReader. All rights reserved.