Tec­no­lo­gía cons­truc­ti­va que se uti­li­za­rá en la obra.

Pa­ra el éxi­to de la obra de in­fra­es­truc­tu­ra de re­co­no­ci­mien­to mun­dial me­to­do­lo­gías y apli­ca­cio­nes tec­no­ló­gi­cas son cla­ves, ya que ayu­dan a la pre­ci­sión y efi­cien­cia de ca­da eta­pa del pro­ce­so cons­truc­ti­vo.

La Tercera - Especiales - - Portada - Por: Fa­bio­la Ro­mo

La cons­truc­ción de un puen­te so­bre el Ca­nal de Cha­cao pa­ra unir la Is­la gran­de de Chi­loé con el con­ti­nen­te es el un pro­yec­to de enor­me en­ver­ga­du­ra. Tan­to en di­se­ño co­mo en cons­truc­ción es un ícono pa­ra Chi­le, pe­ro tam­bién es la fiel re­pre­sen­ta­ción de los avan­ces tec­no­ló­gi­cos en la cons­truc­ción de puen­tes de to­do el mun­do, se­gún el Mi­nis­te­rio de Obras Pú­bli­cas. Co­mo idea, el puen­te na­ció ha­ce cer­ca de 16 años, pe­ro re­cién aho­ra han co­men­za­do las obras en el sur del país.

Un to­tal de 36 pi­lo­tes de hor­mi­gón ar­ma­do con ace­ro son par­te de los ci­mien­tos de la pi­la cen­tral de la es­truc­tu­ra, ubi­ca­da en la de­no­mi­na­da Ro­ca Re­mo­lino, apro­xi­ma­da­men­te al me­dio del tra­yec­to. Con un diá­me­tro apro­xi­ma­do de 2,5 me­tros y una ex­ten­sión de 50 me­tros li­nea­les, es­tos pi­lo­tes se de­po­si­ta­rán en for­ma ver­ti­cal en el fon­do ma­rino, con­for­man­do una es­pe­cie de rec­tán­gu­lo que lue­go se­rá com­ple­ta­do con un gran cu­bo de hor­mi­gón pa­ra dar for­ma a es­te ci­mien­to. Aquí la tec­no­lo­gía tan­to en la pre­ci­sión que se re­quie­re pa­ra el ar­ma­do, co­mo pa­ra las co­mu­ni­ca­cio­nes que de­be­rá man­te­ner el equi­po en to­do mo­men­to.

El do­cen­te de la Es­cue­la de Ar­qui­tec­tu­ra de Uni­ver­si­dad de Las Amé­ri­cas, Ge­rar­do Ure­ta, des­ta­ca el uso de BIM (Buil­ding In­for­ma­tion Mo­de­ling) en pro­yec­tos de cons­truc­ción co­mo es­te, que per­mi­te no te­ner pro­ble­mas ni en el di­se­ño, ni en la eje­cu­ción,

Con un diá­me­tro apro­xi­ma­do de 2,5 me­tros y una ex­ten­sión de 50 me­tros li­nea­les, 36 pi­lo­tes se de­po­si­ta­rán en for­ma ver­ti­cal en el fon­do ma­rino.

evi­tan­do atra­sos o fa­llas. “Su­ma­do a que se pue­de uti­li­zar la me­to­do­lo­gía Lean Cons­truc­tion, podemos ve­ri­fi­car que los pro­yec­tos se pue­den pla­ni­fi­car y con­tro­lar de una me­jor ma­ne­ra. A tra­ves de es­to, se coor­di­nan los pro­yec­tos en don­de par­ti­ci­pan to­dos los ac­to­res in­vo­lu­cra­dos, de for­ma tal que exis­te me­nor va­ria­bi­li­dad o erro­res en cual­quier par­te del pro­ce­so cons­truc­ti­vo”, agre­ga el pro­fe­sor.

Per­so­nas tech

No siem­pre es fá­cil la re­la­ción de las per­so­nas con la tec­no­lo­gía, pe­ro en una obra co­mo es­ta es cla­ve pa­ra el éxi­to del pro­yec­to. “Di­ver­sas in­ves­ti­ga­cio­nes apun­tan a que mien­tras mayor sea la ca­pa­ci­ta­ción del tra­ba­ja­dor en los asun­tos tec­no­ló­gi­cos, ma­yo­res son los be­ne­fi­cios pa­ra el clien­te, ya que se en­tre­ga lo que él quie­re en los tiem­pos y cos­tos desea­dos”, ex­pli­ca Ge­rar­do Ure­ta, con ex­pe­rien­cia en me­to­do­lo­gía last plan­ner, que bus­ca la par­ti­ci­pa­ción de to­dos los ac­to­res pa­ra eli­mi­nar la va­ria­bi­li­dad de los pro­yec­tos.

Se­gún el secretario ge­ne­ral de la Aso­cia­ción Chi­le­na de Em­pre­sas de Tec­no­lo­gías de In­for­ma­ción (ACTI), Jai­me So­to, vi­vi­mos en una so­cie­dad di­gi­tal y so­mos pro­ta­go­nis­tas de la re­vo­lu­ción in­dus­trial 4.0, por lo que el uso de las TIC es fun­da­men­tal en to­das las em­pre­sas. “Aho­ra to­do el pro­ce­so del mo­de­la­je -que an­tes se ha­cía en pa­pel- hoy se ha­ce en el compu­tador y a tra­vés del BIM (Buil­ding In­for­ma­tion Mo­de­ling), con el que se tiene un mo­de­lo di­gi­tal de­ta­lla­do del pro­yec­to de cons­truc­ción, que per­mi­te rea­li­zar­lo en 3D y 4D. Es el BIM el que ha im­pul­sa­do la in­cor­po­ra­ción de las TIC en la cons­truc­ción y que fa­ci­li­ta la en­tra­da de otras tec­no­lo­gías, de me­jo­res sis­te­mas y he­rra­mien­tas pa­ra eva­luar los pro­yec­tos, de otros sis­te­mas pa­ra la ges­tión, de la ro­bó­ti­ca, la im­pre­sión 3D y 4D o el In­ter­net de las co­sas. Por tec­no­lo­gías co­mo esa, es que aho­ra se pue­de tra­ba­jar de un mo­do más in­te­gra­do y so­bre un mis­mo ar­chi­vo, lo que es tre­men­da­men­te más efi­cien­te des­de to­dos los pun­tos de vis­ta”, ex­pli­ca.

Se­gún el secretario ge­ne­ral de la ACTI, exis­ten apli­ca­cio­nes pa­ra prác­ti­ca­men­te to­dos los cálcu­los que se rea­li­zan en los tra­ba­jos de la cons­truc­ción. És­tas han ga­na­do te­rreno y son ca­da vez más usa­das. Al­gu­nas, por ejem­plo, ayu­dan a la ges­tión, de­sa­rro­llo y rea­li­za­ción de los pro­yec­tos y per­mi­ten edi­tar y com­par­tir di­bu­jos des­de dis­po­si­ti­vos mó­vi­les, de es­cri­to­rio e In­ter­net. Hay otras que que fun­cio­nan co­mo cal­cu­la­do­ra, con un in­ter­faz muy ami­ga­ble que sir­ve co­mo cal­cu­la­dor de ce­men­to, án­gu­lo de vi­ga y una se­rie de otros as­pec­tos téc­ni­cos.

Tam­bién es­tán las apli­ca­cio­nes que emu­lan una ho­ja de cálcu­lo, con la que se pue­de con­tro­lar el tiem­po y la pro­duc­ti­vi­dad de los tra­ba­ja­do­res y otras que per­mi­ten la trans­fe­ren­cia de los re­gis­tros de da­tos es­ti­ma­dos de pro­yec­tos, in­for­mes dia­rios, man­te­ni­mien­to y ho­jas de tiem­po en­tre la se­de de la em­pre­sa y las obras.

Por cier­to, en un pro­yec­to co­mo el del puen­te Cha­cao, que se ve­rá so­me­ti­do a las in­cle­men­cias del tiem­po en el sur de Chi­le, los equi­pos de­be­rán ser so­bre to­do re­sis­ten­tes. “De­ben ser de es­truc­tu­ra más ro­bus­ta pa­ra so­por­tar caí­das, so­por­tar de bue­na ma­ne­ra el agua, el pol­vo. De­ben con­tar con bue­na co­nec­ti­vi­dad, un buen sis­te­ma ope­ra­ti­vo, bue­na cá­ma­ra fo­to­grá­fi­ca, ca­pa­ci­dad de me­mo­ria y una pan­ta­lla ade­cua­da”, afir­ma Jai­me So­to.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Chile

© PressReader. All rights reserved.