Co­noz­ca las ven­ta­jas de los ar­te­fac­tos a gas.

En el mer­ca­do exis­ten di­ver­sos apa­ra­tos que tem­pe­ran de acuer­do a su fuen­te de ener­gía. Pa­ra­fi­na, le­ña, elec­tri­ci­dad o gas, es­ta úl­ti­ma co­rre con ven­ta­ja por su con­ve­nien­cia y efi­cien­cia ener­gé­ti­ca.

La Tercera - Especiales - - Portada - Por: Ger­mán Krei­sel

A la ho­ra de pen­sar en ca­le­fac­cio­nar el ho­gar o un es­pa­cio don­de exis­te una sen­sa­ción tér­mi­ca ba­ja una ex­ce­len­te op­ción es el uso de ca­le­fac­to­res con com­bus­tión a gas, ya sea por gas li­cua­do o gas na­tu­ral, de­pen­dien­do de las ne­ce­si­da­des y ca­rac­te­rís­ti­cas del lu­gar.

Ma­nuel Mo­ra­les, sub­di­rec­tor de la Es­cue­la de In­ge­nie­ría Área Elec­tri­ci­dad y Au­to­ma­ti­za­ción de Duoc UC, ex­pli­ca que un apa­ra­to a gas li­cua­do es “una tec­no­lo­gía eco­nó­mi­ca en su in­ver­sión ini­cial. Son equi­pos con gran ca­pa­ci­dad de po­ten­cia tér­mi­ca por lo que se re­co­mien­da el uso pru­den­te, res­pec­to a los es­pa­cios, es de­cir, am­bien­tes con bue­na ca­pa­ci­dad de ven­ti­la­ción”, y sos­tie­ne que las ver­sio­nes más con­ve­nien­tes son los equi­pos que con­tie­nen la emi­sión de ga­ses ha­cia el ex­te­rior.

Asi­mis­mo, res­pec­to a los equi­pos a gas na­tu­ral, sue­len es­tar fi­jos den­tro del ho­gar ya que la co­ne­xión se ha­ce di­rec­to des­de una red exis­ten­te. “Es­tos equi­pos son más cos­to­sos en su in­ver­sión ini­cial (en re­la­ción a equi­pos de gas li­cua­do), pe­ro lue­go exis­te un aho­rro en el cos­to de con­su­mo men­sual. Es­te aho­rro pue­de lle­gar a un 34% res­pec­to al gas li­cua­do”, ex­pli­ca Ca­ro­li­na El­chi­ver, ge­ren­te de Mar­ke­ting de Me­tro­gas.

¿Cuá­les son las ven­ta­jas de usar un apar­to a gas?

Mo­ra­les ex­pli­ca que uti­li­zar un equi­po con com­bus­tión a gas se re­la­cio­na con las dis­tin­tas fuen­tes de ener­gía. En pri­mer lu­gar, la emi­sión de con­ta­mi­nan­tes, que jun­to con los apa­ra­tos eléc­tri­cos lle­va la de­lan­te­ra. Lue­go, el pre­cio se­gún su fuen­te de ener­gía. “En es­te pun­to, la ke­ro­se­ne es la op­ción más eco­nó­mi­ca pe­ro con­ta­mi­nan­te; lue­go la op­ción de gas na­tu­ral; y por úl­ti­mo la op­ción eléc­tri­ca”, di­ce.

Adi­cio­nal­men­te, la eje­cu­ti­va de Me­tro­gas sos­tie­ne que “el gas na­tu­ral cuen­ta con un su­mi­nis­tro con­ti­nuo du­ran­te to­do el in­vierno, lo que se tra­du­ce en el dis­fru­te de una ca­le­fac­ción mo­der­na y có­mo­da, ya que se evi­ta to­da preo­cu­pa­ción por re­cam­bio de ba­lo­nes o sa­lir a com­prar bi­do­nes de pa­ra­fi­na”, ex­pli­ca.

Pa­ra ad­qui­rir un ca­le­fac­tor a gas li­cua­do o na­tu­ral se de­ben to­mar al­gu­nas con­si­de­ra­cio­nes pa­ra su fun­cio­na­mien­to y man­ten­ción. Mo­ra­les in­di­ca que “no es re­co­men­da­ble te­ner una estufa en­cen­di­da en lu­ga­res ce­rra­dos. Ade­más, la ubi­ca­ción de las es­tu­fas mó­vi­les siem­pre de­be es­tar en pi­sos com­ple­ta­men­te horizontales”, ex­pli­ca. Pa­ra el uso de una estufa a gas li­cua­do “es im­por­tan­te se­ña­lar que la ma­ni­pu­la­ción del ba­lón de gas só­lo se de­be rea­li­zar con la estufa apa­ga­da y fría. Muy im­por­tan­te es res­pe­tar las con­di­cio­nes de ope­ra­ción y vi­da útil de las man­gue­ras y duc­tos que con­du­cen el gas”, acon­se­ja el pro­fe­sio­nal.

“Muy im­por­tan­te es res­pe­tar las con­di­cio­nes de ope­ra­ción y vi­da útil de las man­gue­ras y duc­tos que con­du­cen el gas”, Ma­nuel Mo­ra­les, sub­di­rec­tor Es­cue­la de In­ge­nie­ría Área Elec­tri­ci­dad y Au­to­ma­ti­za­ción de Duoc UC.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Chile

© PressReader. All rights reserved.