Ca­pa­ci­ta­ción pa­ra ope­rar es­tos equi­pos y el fac­tor se­gu­ri­dad.

La for­ma­ción de los ope­ra­do­res es fun­da­men­tal en to­do mo­men­to, ya que de es­ta for­ma se pue­den to­mar de­ci­sio­nes con res­pon­sa­bi­li­dad y uti­li­zar co­rrec­ta­men­te las téc­ni­cas de car­ga y de mo­vi­mien­to. Ade­más, es­to es pri­mor­dial pa­ra me­jo­rar el ni­vel del ser­vi­ci

La Tercera - Especiales - - Portada - Por: Ro­mi­na Ja­ra­mi­llo di Le­nar­do

La es­pe­cia­li­za­ción del ca­pi­tal hu­mano que ope­ra ma­qui­na­rias y la se­gu­ri­dad de es­tos tra­ba­ja­do­res es uno de los prin­ci­pa­les es­la­bo­nes del sec­tor de la cons­truc­ción. Es así co­mo la cer­ti­fi­ca­ción de las com­pe­ten­cias de es­tos co­la­bo­ra­do­res con­tri­bu­ye di­rec­ta­men­te a la em­plea­bi­li­dad y la pro­fe­sio­na­li­za­ción de es­te ru­bro, y a la vez es una he­rra­mien­ta for­ma­ti­va cla­ve pa­ra re­du­cir los ac­ci­den­tes que ocu­rren al in­te­rior de una obra.

Mar­co Gu­tié­rrez, di­rec­tor del Cen­tro de Eva­lua­ción y Cer­ti­fi­ca­ción de Au­to­mó­vil Club de Chi­le, ex­pli­ca que “en Chi­le ca­da vez se es­tá ha­cien­do ha­bi­tual cer­ti­fi­car las com­pe­ten­cias de aque­llos tra­ba­ja­do­res que op­tan a car­gos de ma­qui­na­rias en el sec­tor de la cons­truc­ción. La eva­lua­ción de las ha­bi­li­da­des y com­pe­ten­cias se ha trans­for­ma­do en una prio­ri­dad pa­ra es­te sec­tor, no só­lo de quien es­tá ope­ran­do la grúa, sino tam­bién del rig­ger (la per­so­na que des­de aba­jo que de­be ve­lar por la co­rrec­ta ope­ra­ción de la má­qui­na en al­tu­ra). Ac­tual­men­te, la me­to­do­lo­gía de apren­di­za­je que se em­plea pa­ra es­tos ope­ra­do­res bus­ca de­tec­tar y de­fi­nir co­no­ci­mien­tos, ha­bi­li­da­des y com­pe­ten­cias, que ase­gu­ren un efi­cien­te desem­pe­ño, se­gún las ne­ce­si­da­des de ca­da em­pre­sa cons­truc­to­ra”. Asi­mis­mo, Gu­tié­rrez plan­tea que ge­ne­ral­men­te es­tas ca­pa­ci­ta­cio­nes se rea­li­zan ba­jo los es­tán­da­res que es­tán bus­can­do las em­pre­sas, y en el ca­so de que ese per­fil no exis­ta, la for­ma­ción se ajus­ta a esos re­que­ri­mien­tos es­pe­cí­fi­cos.

Pla­nes for­ma­ti­vos

En cuan­to a las ins­ti­tu­cio­nes que im­par­ten es­tos cur­sos des­ta­can SEN­CE y Chi­le Va­lo­ra, que han fo­men­ta­do la ca­pa­ci­ta­ción y cer­ti­fi­ca­ción for­mal, tan­to de los ope­ra­do­res de grúa co­mo de los rig­ger en los úl­ti­mos años. “Es­to ha per­mi­ti­do te­ner un ca­pi­tal hu­mano ca­da vez más ca­li­fi­ca­do den­tro de es­te ru­bro . Si bien es­tos cur­sos de­pen­den, ge­ne­ral­men­te de las ne­ce­si­da­des que ten­ga ca­da em­pre­sa, la ca­pa­ci­ta­ción de los rig­ger es­tá por so­bre las 60 ho­ras y de los ope­ra­do­res de grúa, por so­bre las 100 ho­ras”, pun­tua­li­za el ex­per­to de Au­to­mó­vil Club.

Pa­ra quie­nes quie­ren ope­rar una grúa en al­tu­ra, los pla­nes for­ma­ti­vos in­clu­yen, se­gún co­men­ta el di­rec­tor del Cen­tro de Eva­lua­ción y Cer­ti­fi­ca­ción, “ins­pec­cio­nes ocu­la­res, co­no­ci­mien­tos en me­ca­nis­mos de tras­la­dos y mon­ta­jes, fun­cio­na­mien­to de los sis­te­mas de gi­ro, téc­ni­cas de con­trol de los man­dos y mo­vi­mien­tos, co­no­ci­mien­to teó­ri­co, téc­ni­co y prác­ti­co de la grúa, do­mi­nio de mo­vi­mien­to de des­cen­so, ele­va­ción y des­pla­za­mien­to de car­gas, cálcu­los de pe­so, apren­di­za­je for­mal en me­di­das de pre­ven­ción de ries­gos, en­tre otros as­pec­tos”.

En el ca­so de los rig­ger, es­tos de­ben guiar el iza­je de ma­te­ria­les, apli­can­do téc­ni­cas de ins­pec­ción vi­sual de los ca­bles de iza­je y ma­ne­jan­do téc­ni­cas de ama­rre con cuerda, es­lin­ga, es­tro­bos y ca­de­nas, se­gún los pro­ce­di­mien­tos de la em­pre­sa y de las nor­mas de se­gu­ri­dad vi­gen­tes en nues­tro país. “Es­tas per­so­nas tam­bién acu­den a ca­pa­ci­ta­ción por par­te de las em­pre­sas, ya que cum­plen un rol gra­vi­tan­te en la pla­ni­fi­ca­ción y or­ga­ni­za­ción del tra­ba­jo, así co­mo tam­bién en el cum­pli­mien­to de las nor­mas de se­gu­ri­dad, am­bien­ta­les y en los es­tán­da­res de se­gu­ri­dad. Ade­más, es­tán a car­go de la su­per­vi­sión y coor­di­na­ción del tra­ba­jo que desem­pe­ñe el ope­ra­dor de la grúa”, agre­ga.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Chile

© PressReader. All rights reserved.