Las coope­ra­ti­vas de aho­rro y cré­di­to en­tre­gan el apo­yo ne­ce­sa­rio pa­ra pro­yec­tos y ne­go­cios.

La Tercera - Especiales - - Front Page - Por: Jor­ge Alia­ga San­do­val

Ac­tual­men­te, hay más de mil coope­ra­ti­vas de aho­rro y cré­di­to ac­ti­vas en nues­tro país, sien­do Val­pa­raí­so, Me­tro­po­li­ta­na, Bio­bío, La Arau­ca­nía y Los La­gos las re­gio­nes con ma­yor nú­me­ro de coope­ra­ti­vas. Co­noz­ca más so­bre ellas y de los be­ne­fi­cios que ofre­cen a sus so­cios. Isa­bel Ro­mo re­cu­rrió el 2014 a una coope­ra­ti­va de aho­rro y cré­di­to. La prin­ci­pal mo­ti­va­ción era pe­dir un prés­ta­mo pa­ra sal­dar la deu­da que ha­bía ad­qui­ri­do pre­via­men­te. Es­ta jo­ven edu­ca­do­ra de pár­vu­los cuen­ta que for­mar par­te de es­ta en­ti­dad tam­bién le ha per­mi­ti­do apro­ve­char una se­rie de be­ne­fi­cios. “Ser so­cia de una coope­ra­ti­va tie­ne al­gu­nas ven­ta­jas co­mo el des­cuen­to de las cuo­tas por pla­ni­lla, re­ci­bir un re­ma­nen­te anual que tie­ne que ver con las cuo­tas que pa­gas y con la can­ti­dad de ser­vi­cios con­tra­ta­dos, en­tre otros be­ne­fi­cios”, co­men­ta. Ade­más, su coope­ra­ti­va cuen­ta con des­cuen­tos en far­ma­cias, be­cas pa­ra so­cios y sus hi­jos que es­tu­dian. Ella pa­ga en su coope­ra­ti­va de aho­rro y cré­di­to una cuo­ta men­sual de $2 mil pe­sos.

¿Có­mo fun­cio­na?

Se­gún Jo­sé Miguel Cruz, pro­fe­sor ad­jun­to y di­rec­tor del Cen­tro de Fi­nan­zas del De­par­ta­men­to de In­ge­nie­ría In­dus­trial de la Uni­ver­si­dad de Chi­le, las coope­ra­ti­vas de aho­rro y cré­di­to son ins­ti­tu­cio­nes que otor­gan cré­di­tos a sus so­cios. Pa­ra ac­ce­der a al­guno de los pro­duc­tos, pri­me­ro hay que ha­cer­se so­cio pa­gan­do una cuo­ta men­sual. Lue­go, es po­si­ble ac­ce­der a los cré­di­tos que ofre­ce la coope­ra­ti­va y los otros be­ne-

fi­cios. Los cré­di­tos que otor­gan, de­pen­dien­do del ta­ma­ño de la coope­ra­ti­va, pue­den ser de con­su­mo, hi­po­te­ca­rios, o bien tar­je­tas de cré­di­to.

Una de las prin­ci­pa­les ven­ta­jas de las coope­ra­ti­vas, fren­te a otras op­cio­nes, es que son una ex­ce­len­te al­ter­na­ti­va pa­ra las per­so­nas que no dis­po­nen de una cuen­ta co­rrien­te en un ban­co. Por lo ge­ne­ral, los ban­cos pi­den co­mo re­qui­si­to a sus clien­tes pa­ra abrir una cuen­ta te­ner un in­gre­so mí­ni­mo de $500 mil pe­sos. En tan­to, pa­ra ser so­cio de las coope­ra­ti­vas se re­quie­re un apor­te men­sual que va­ría se­gún ca­da ins­ti­tu­ción, de $500 a $10 mil pe­sos co­men­ta Ma­ría An­gé­li­ca Mú­ñoz, ge­ren­te de la Fe­de­ra­ción Chi­le­na de Coope­ra­ti­vas de Aho­rro y Cré­di­to (Fe­cre­co­op).

Otros be­ne­fi­cios y con­ve­nios que ofre­cen a sus so­cios o miem­bros, son be­cas de es­tu­dio de en­se­ñan­za bá­si­ca, me­dia e in­clu­so edu­ca­ción uni­ver­si­ta­ria. Tam­bién exis­ten apo­yos eco­nó­mi­cos en el ca­so de na­ci­mien­to, ca­sa­mien­to o bo­das de oro.

Al­gu­nas de ellas es­tán vin­cu­la­das a di­ver­sos gre­mios, co­mo pro­fe­so­res, pe­que­ños em­pre­sa­rios, ven­de­do­res de ferias li­bres, tra­ba­ja­do­res de la mi­ne­ría, et­cé­te­ra. En to­tal, en Chi­le hay más de mil coope­ra­ti­vas de aho­rro y cré­di­to.

Des­de el pun­to de vis­ta del ta­ma­ño de la or­ga­ni­za­ción, exis­ten coope­ra­ti­vas gran­des (más de 400 mil UF de ca­pi­tal), que pue­den ofre­cer pro­duc­tos co­mo tar­je­tas de cré­di­to. Es­tas ins­ti­tu­cio­nes son su­per­vi­sa­das por la Su­pe­rin­ten­den­cia de Ban­cos e Ins­ti­tu­cio­nes Fi­nan­cie­ras (SBIF).

En tan­to, las coope­ra­ti­vas me­no­res, que pue­den ofre­cer pro­duc­tos más sim­ples, por ejem­plo, cré­di­tos de con­su­mo, son su­per­vi­sa­das por el De­par­ta­men­to de Coope­ra­ti­vas, que de­pen­de del Mi­nis­te­rio de Eco­no­mía.

Al­gu­nos con­se­jos

Los prin­ci­pa­les usos de los di­ne­ros que so­li­ci­tan los so­cios de las coope­ra­ti­vas, de acuer­do a Mú­ñoz, son prés­ta­mos co­mo cré­di­tos de con­su­mo, gas­tos en edu­ca­ción su­pe­rior o en sa­lud, pa­ra via­jar, et­cé­te­ra. Tam­bién los me­dia­nos y pe­que­ños em­pre­sa­rios lo uti­li­zan co­mo ca­pi­tal de tra­ba­jo.

An­te la op­ción de ha­cer­se so­cio(a), la di­ri­gen­ta gre­mial acon­se­ja con­si­de­rar los be­ne­fi­cios de ca­da coope­ra­ti­va y bus­car la en­ti­dad más cer­ca­na al lu­gar de re­si­den­cia o tra­ba­jo. En tan­to, si el ob­je­ti­vo es lle­gar a to­mar al­guno de es­tos apo­yos fi­nan­cie­ros, re­co­mien­da pri­me­ro in­gre­sar a la pá­gi­na web de su coope­ra­ti­va pa­ra co­no­cer el in­te­rés que se es­tá co­bran­do.

“Ori­gi­nal­men­te las coope­ra­ti­vas de aho­rro y cré­di­to na­cie­ron en los sin­di­ca­tos de los tra­ba­ja­do­res pa­ra en­se­ñar­les la cul­tu­ra del aho­rro y de la com­pra al con­ta­do”.

Ma­ría An­gé­li­ca Mú­ñoz, ge­ren­te de la Fe­de­ra­ción Chi­le­na de Coope­ra­ti­vas de Aho­rro y Cré­di­to (Fe­cre­co­op).

“Las coope­ra­ti­vas de aho­rro y cré­di­to son ins­ti­tu­cio­nes que re­par­ten los ex­ce­den­tes en­tre los so­cios, que a la vez son los clien­tes. Ade­más, la ley de coope­ra­ti­vas en aque­llas ren­tas ge­ne­ra­das por su pro­pio gi­ro, la exi­me del pa­go de im­pues­to a la ren­ta”. Jo­sé Miguel Cruz, do­cen­te In­ge­nie­ría In­dus­trial de la U. de Chi­le.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Chile

© PressReader. All rights reserved.