Ad­mi­sión

Se es­ti­ma que una per­so­na que cur­sa un post­gra­do ten­drá tres ve­ces más po­si­bi­li­da­des de al­can­zar un car­go eje­cu­ti­vo o ge­ren­cial, co­mo tam­bién ex­pan­dir la red de con­tac­tos.

La Tercera - Especiales - - Front Page - Por: Ger­mán Krei­sel

Pro­gra­mas y mo­da­li­da­des de es­tu­dio en MBA.

Com­ple­men­tar los años de ex­pe­rien­cia la­bo­ral, la ac­tua­li­za­ción de co­no­ci­mien­tos y las opor­tu­ni­da­des que abre en el mer­ca­do la­bo­ral son al­gu­nas de las ra­zo­nes por las cua­les los profesionales li­ga­dos a los ne­go­cios y la eco­no­mía se in­tere­san en cur­sar un MBA. Pa­ra quie­nes bus­can con­ti­nuar en un área es­pe­cí­fi­ca con co­no­ci­mien­tos li­ga­dos a es­ta dis­ci­pli­na, ob­te­ner es­te gra­do tan­to en plan­te­les uni­ver­si­ta­rios chilenos co­mo ex­tran­je­ros su­po­ne ven­ta­jas en re­la­ción con quie­nes no lo han he­cho.

Fe­li­pe La­gos, di­rec­tor eje­cu­ti­vo de Spring Pro­fes­sio­nal, em­pre­sa del Gru­po Adec­co, ex­pli­ca que es­te se­gun­do gra­do pro­fe­sio­nal tie­ne mu­cho que ver con el área en la cual la per­so­na se en­cuen­tre tra­ba­jan­do. “Si una per­so­na es­tu­dió In­ge­nie­ría Co­mer­cial, y se en­cuen­tra desem­pe­ñan­do sus fun­cio­nes en al área de Fi­nan­zas, po­si­ble­men­te un MBA con asig­na­tu­ras de fi­nan­zas, pue­de com­ple­men­tar y ayu­dar mu­chí­si­mo a su ca­rre­ra pro­fe­sio­nal, y la im­por­tan­cia de­pen­de­rá de cuán­to se le sa­que pro­ve­cho”, di­ce el ex­per­to, y agre­ga que la im­por­tan­cia se re­la­cio­na con el gra­do de es­pe­cia­li­za­ción que se ob­ten­ga y las ta­reas que ac­tual­men­te desa­rro­lla en su em­pre­sa o lu­gar de tra­ba­jo.

En esa lí­nea, ti­tu­lar­se de un MBA pue­de abrir opor­tu­ni­da­des y las puer­tas pa­ra una me­jor po­si­ción den­tro de una em­pre­sa o con­ti­nuar avan­zan­do pa­ra al­can­zar un ma­yor gra­do den­tro de una ins­ti­tu­ción. “Cuan­do la ca­rre­ra que se es­tu­dia no al­can­za pa­ra res­pon­der a las as­pi­ra­cio­nes fu­tu­ras del plan de ca­rre­ra o a las vi­ven­cias ac­tua­les de los tra­ba­jos en la que la per­so­na es­tá desem­pe­ñán­do­se, un MBA abre puer­tas des­de el pun­to de vis­ta del co­no­ci­mien­to, am­pli­tud, re­des de con­tac­to y ac­tua­li­za­ción en el mer­ca­do la­bo­ral”, ex­pli­ca el ex­per­to, y ejem­pli­fi­ca: “hay per­so­nas que es­tu­dia­ron ha­ce 20 años atrás, que si hoy ha­cen un MBA, po­drán in­cre­men­tar sus po­si­bi­li­da­des de as­pi­rar a un me­jor tra­ba­jo li­ga­do a las exi­gen­cias ac­tua­les y que pue­dan ve­nir a fu­tu­ro”. Mo­da­li­da­des de MBA

Pa­ra ma­tri­cu­lar­se en al­guno de es­tos pro­gra­mas de post­gra­do, siem­pre an­tes es ne­ce­sa­rio y re­le­van­te in­for­mar­se so­bre las ca­sas de es­tu­dio que los im­par­ten co­mo tam­bién las mo­da­li­da­des de en­se­ñan­za. “La ten­den­cia es que de­bi­do a lo cos­to­so que son los MBA, la gen­te tie­ne que al­ter­nar en­tre tra­ba­jar y asis­tir a los pro­gra­mas de post­gra­do o al MBA es­pe­cí­fi­ca­men­te, bus­can­do pro­gra­mas que fle­xi­bi­li­cen ho­ra­rios por la tar­de y que tam­bién ofrez­can cur­sos los fi­nes de semana”, in­di­ca La­gos.

Con lo an­te­rior, exis­ten dis­tin­tas mo­da­li- da­des de en­se­ñan­za. Exis­ten pro­gra­mas full ti­me en los cua­les los alum­nos pue­den de­di­car­se tiem­po com­ple­to; o pla­nes eje­cu­ti­vos, que van al­ter­nan­do en­tre días de semana y otros los fi­nes de semana.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Chile

© PressReader. All rights reserved.