Py­mes tie­nen prác­ti­cas la­bo­ra­les “de ex­por­ta­ción”

Apren­dien­do de los más pe­que­ños

La Tercera - Especiales2 - - Portada -

S

Son mi­ra­das co­mo las “her­ma­nas po­bres” de la economía. Pe­ro en ma­te­ria de prác­ti­cas la­bo­ra­les hay pe­que­ñas y me­dia­nas em­pre­sas que se con­vier­ten en ver­da­de­ras gi­gan­tes. En Chi­le son ca­si inexis­ten­tes las em­pre­sas que re­par­ten uti­li­da­des a sus tra­ba­ja­do­res. Sin em­bar­go, hay mu­chos ejem­plos de Py­mes que tie­nen un sis­te­ma de re­par­to de uti­li­da­des al 100% en­tre sus tra­ba­ja­do­res. Ese es ape­nas uno de los múl­ti­ples ha­llaz­gos que de­ja el Pre­mio Py­me Car­los Vial Es­pan­to­so, en sus cin­co años de vi­da.

Las em­pre­sas pos­tu­lan­tes de­mues­tran con ca­da una de sus ac­cio­nes que es­tán mu­cho más preo­cu­pa­das de im­ple­men­tar bue­nas prác­ti­cas la­bo­ra­les de lo que se cree. Y es una se­ñal po­ten­te, por­que es­ta for­ma de ver el de­sa­rro­llo de la em­pre­sa de la mano del cre­ci­mien­to in­te­gral de los tra­ba­ja­do­res, pro­vie­ne del sec­tor pro­duc­ti­vo que al­ber­ga ca­si el 40% de los em­pleos del país y que ac­tual­men­te es el prin­ci­pal pro­vee­dor y con­tra­tis­ta de las gran­des em­pre­sas.

Se tra­ta de una vi­sión dis­tin­ta y mo­der­na. De si­tuar al tra­ba­ja­dor en el cen­tro del mo­de­lo del ne­go­cio. “En los 17 años de la Fun­da­ción Car­los Vial Es­pan­to­so, he­mos es­tu­dia­do con ri­gu­ro­si­dad las más im­por­tan­tes em­pre­sas de Chi­le. En los úl­ti­mos 5 años nos con­cen­tra­mos ade­más en las pe­que­ñas y me­dia­nas, y he­mos vis­to -con gran sor­pre­sa- los bue­nos re­sul­ta­dos de las Py­mes que han in­cor­po­ra­do prác­ti­cas la­bo­ra­les de ex­ce­len­cia. Han de­ja­do de ver la pro­duc­ti­vi­dad co­mo un ob­je­ti­vo por sí mis­mo, sino co­mo el re­sul­ta­do de una ac­ción co­la­bo­ra­ti­va, con ca­pa­ci­ta­ción, con sis­te­mas de co­mu­ni­ca­ción y eva­lua­ción abier­ta y trans­pa­ren­te, con me­ca­nis­mos que bus­can com­pen­sar el apor­te que rea­li­zan los tra­ba­ja­do­res al re­sul­ta­do de la em­pre­sa”, se­ña­la Isa­bel Vial, Pre­si­den­ta Eje­cu­ti­va de la Fun­da­ción.

Esas em­pre­sas han lo­gra­do un com­pro­mi­so ma­yor por par­te de los tra­ba­ja­do­res y –en for­ma di­rec­ta­men­te pro­por­cio­nal- se han vuel­to más ren­ta­bles. Man­te­ner ese círcu­lo vir­tuo­so es un desafío enor­me pa­ra es­te sec­tor, que es el pri­me­ro en su­frir –por ejem­plo- los efec­tos de las cri­sis eco­nó­mi­cas. Los pro­ble­mas co­yun­tu­ra­les siem­pre jue­gan en su con­tra. “El gran pro­ble­ma de la py­me es que no es­tá cre­cien­do lo su­fi­cien­te. Al cre­cer tie­ne la ca­pa­ci­dad de ser más pro­duc­ti­va, te­ner eco­no­mías de es­ca­la y aho­rrar cos­tos que le per­mi­tan in­cor­po­rar más em­pleo”, sos­tie­ne el Di­rec­tor Aca­dé­mi­co Cá­te­dra de Re­la­cio­nes La­bo­ra­les UC - Fun­da­ción Car­los Vial Es­pan­to­so.

En cuan­to a la ges­tión de per­so­nas, las py­mes tie­nen la ven­ta­ja de que –por su ta­ma­ño y al ser me­nos je­rar­qui­za­das que las gran­des com­pa­ñías­pue­den ge­ne­rar ma­yo­res es­pa­cios de in­no­va­ción, de­le­ga­ción de fun­cio­nes y ma­yor par­ti­ci­pa­ción en la to­ma de de­ci­sio­nes. To­do ello fo­men­ta un am­bien­te de co­la­bo­ra­ción, hoy por hoy tan ne­ce­sa­rio en el país. Es so­bre ese pi­lar en que des­can­sa la ma­qui­na­ria de to­da py­me: com­pro­mi­so y con­fian­za.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Chile

© PressReader. All rights reserved.