Me­di­da equi­va­len­te

La Tercera - Especiales2 - - Ediciones Especiales -

Es­tá muy cla­ro que es ne­ce­sa­rio que es­ta in­for­ma­ción lle­gue al pú­bli­co. En el ca­so de un au­to, la pre­gun­ta co­rrec­ta es “cuán­tos ki­ló­me­tros por li­tro”, en tan­to, en el ca­so de una vi­vien­da, ofi­ci­na o cual­quier otro in­mue­ble, la me­di­da equi­va­len­tes “kwh/m²/año”. Sin em­bar­go, es­ta es “una me­di­da com­pli­ca­da que na­die tie­ne por qué en­ten­der­la”, di­ce el ar­qui­tec­to Nor­man Goij­berg. Aho­ra, si és­ta fue­ra di­fun­di­da, el ca­so de “una vi­vien­da que tie­ne una de­man­da de 100 kwh/m²/año es me­jor que otra que tie­ne 300 kwh/m²/año”, es­pe­ci­fi­ca el ar­qui­tec­to es­pe­cia­lis­ta en cons­truc­ción sus­ten­ta­ble y cuen­ta que las ca­sas Frank­furt de Te­mu­co tie­nen una de­man­da de 27 kwh/m²/año. “Esa in­for­ma­ción per­mi­ti­ría es­co­ger en­tre una y otra pro­pie­dad, ade­más de la vis­ta y otros pa­rá­me­tros. En Ale­ma­nia es obli­ga­to­rio que to­da transac­ción in­mo­bi­lia­ria, arrien­do o ven­ta, nue­va o usa­da, ten­ga una eti­que­ta que di­ce cuán­to es su de­man­da de ener­gía en kwh/m²/año, y no di­ce si es bue­na o ma­la, só­lo di­ce cuán­to. Así se edu­ca y se crea la de­man­da, con in­for­ma­ción”, in­sis­te Goij­berg.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Chile

© PressReader. All rights reserved.