¿Má­qui­nas de azar o me­sas de jue­gos?

Por en­tre­ten­ción, pro­bar suer­te o po­ner a prue­ba sus ha­bi­li­da­des, los jue­gos reúnen día a día a cien­tos de ju­ga­do­res que bus­can ga­nar­le a la ca­sa. Apren­da a ele­gir el jue­go se­gún su es­ti­lo.

La Tercera - Especiales2 - - Ediciones Especiales - Las má­qui­nas de azar son atrac­ti­vas por­que exi­gen me­nor di­fi­cul­tad y ex­pe­rien­cia de jue­go. Ade­más, en com­pa­ra­ción con otros jue­gos, pi­den un bajo mon­to de apues­ta mí­ni­ma. Ade­más, los ju­ga­do­res pue­den ga­nar bo­nos y los po­zos de ga­nan­cia son acu­mu­la­bles. Po

De acuer­do a lo es­ta­ble­ci­do en la Ley de Ca­si­nos de Jue­go y tam­bién en el Ca­tá­lo­go de Jue­gos de la Su­pe­rin­ten­den­cia de Ca­si­nos de Jue­gos, or­ga­nis­mo crea­do a tra­vés de la Ley N°19.995 de 2005, exis­ten 5 ca­te­go­rías de jue­gos au­to­ri­za­das: ru­le­ta, car­tas, da­dos, bin­go y má­qui­nas de azar.

Jue­gos de ha­bi­li­dad y azar

Exis­ten jue­gos don­de la suer­te, la ha­bi­li­dad y usar las ma­te­má­ti­cas y es­ta­dís­ti­cas pue­de au­men­tar la pro­ba­bi­li­dad de ga­nar­le al ca­sino.

En la ru­le­ta, por ejem­plo, el ob­je­ti­vo es acer­tar a los nú­me­ros o suer­tes sen­ci­llas que es­tán de­fi­ni­das en un pa­ño, tras el lan­za­mien­to de una bo­la que se mue­ve den­tro de una rue­da gi­ra­to­ria di­vi­di­da en 37 ca­si­llas, enu­me­ra­das del 1 al 36, ade­más de un ce­ro. Y aun­que es­te jue­go se co­no­ce como Ru­le­ta Fran­ce­sa, exis­te una va­ria­ción lla­ma­da Ame­ri­ca­na, con un ce­ro o do­ble ce­ro.

Los jue­gos de car­tas tam­bién re­quie­ren ha­bli­dad y azar. Uno de los más co­no­ci­dos es el Black Jack, don­de la idea es con­se­guir una pun­tua­ción su­pe­rior a la del crou­pier, sin ex­ce­der de 21 pun­tos. De he­cho, se de­no­mi­na Black Jack al ob­te­ner los 21 pun­tos con las pri­me­ras car­tas. Ca­da me­sa acep­ta has­ta un má­xi­mo de sie­te per­so­nas y los par­ti­ci­pan­tes pue­den ju­gar has­ta un má­xi­mo de dos ma­nos por pa­se. Por otro la­do, es­ta mo­da­li­dad pre­sen­ta dos va­rian­tes: Black Jack Clásico y Black Jack Per­fect Pairs.

Otros jue­gos de car­tas son Cha­llen­ge 21, Ca­nal 21, Pun­to y Blan­ca, Bac­ca­rat, War, Trein­ta y Cua­ren­ta, y el pó­ker con to­das sus va­rie­da­des, ta­les como Draw Po­ker, Ca­rib­bean Po­ker, Stud Po­ker, Go Po­ker, Texas Hold’em Po­ker y, Se­ven Stud Po­ker, en­tre otros.

Má­qui­nas de la suer­te

De­fi­ni­das como to­da má­qui­na elec­tró­ni­ca, elec­tro­me­cá­ni­ca o eléc­tri­ca que per­mi­te re­ci­bir apues­tas, las má­qui­nas de azar – por me­dio de un sis­te­ma alea­to­rio- entregan re­sul­ta­dos que pue­den otor­gar pre­mios en di­ne­ro o can­jea­bles por di­ne­ro.

Se­gún da­tos de la Su­pe­rin­ten­den­cia de Ca­si­nos de Jue­gos, el mon­to to­tal apos­ta­do o ju­ga­do por los clien­tes de los ca­si­nos de jue­go du­ran­te 2015, al­can­zó los $ 4.028.532 mi­llo­nes, del cual las má­qui­nas de azar tu­vie­ron una par­ti­ci­pa­ción de un 94,7%. Por su par­te, las me­sas de jue­go (ru­le­ta, car­tas y da­dos) re­gis­tra­ron el se­gun­do ma­yor mon­to apos­ta­do con $211.755 mi­llo­nes, co­rres­pon­dien­tes a un 5,3% del to­tal de las apues­tas.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Chile

© PressReader. All rights reserved.