In­te­gra­ción de nue­vas tec­no­lo­gías pa­ra una me­jor ges­tión

Las or­ga­ni­za­cio­nes que desean ser más com­pe­ti­ti­vas tie­nen que con­si­de­rar den­tro de su es­tra­te­gia el for­ta­le­ci­mien­to de es­te con­cep­to, ya que gran par­te del éxi­to de su ne­go­cio y su pro­yec­ción ha­cia el fu­tu­ro pa­sa­rá por la im­ple­men­ta­ción de es­tas in­no­va­cio

La Tercera - Especiales2 - - News - Por: Ar­mén Fi­ca Do­no­so

Una de las ten­den­cias de ma­yor cre­ci­mien­to a ni­vel in­ter­na­cio­nal en ma­te­ria tec­no­ló­gi­ca y que pro­me­te se­guir pro­yec­tán­do­se con fuerza ha­cia el fu­tu­ro es el con­cep­to de mo­vi­li­dad. Un con­jun­to de he­rra­mien­tas fun­da­men­ta­les que per­mi­ten au­men­tar de ma­ne­ra sig­ni­fi­ca­ti­va la com­pe­ti­ti­vi­dad de las or­ga­ni­za­cio­nes gra­cias a las múl­ti­ples ven­ta­jas que en­tre­gan y que ca­da vez se­rán más de­man­da­das de­bi­do al tras­cen­den­te apor­te que rea­li­zan pa­ra el éxi­to del ne­go­cio. El ge­ren­te de mer­ca­do de te­le­co­mu­ni­ca­cio­nes de IDC Chi­le, Pa­tri­cio So­to, afir­ma que las tec­no­lo­gías mó­vi­les es­tán acor­tan­do ca­da vez más los tiem­pos de res­pues­ta de las em­pre­sas ha­cia su en­torno y ha­cien­do que los pro­ce­sos de to­ma de de­ci­sio­nes sean mu­cho más ági­les. A mo­do de ejem­plo, se­ña­la que un ven­de­dor pue­de com­pro­me­ter un pe­di­do en cual­quier lu­gar gra­cias a es­tas he­rra­mien­tas (al con­tar tan­to con el dis­po­si- ti­vo co­mo con las apli­ca­cio­nes ade­cua­das). En ca­so con­tra­rio, ad­vier­te el pro­fe­sio­nal, és­te ten­drá que lle­gar a su ofi­ci­na, re­cién allí po­drá com­pro­bar los in­ven­ta­rios y, lue­go de to­do ello, con­fir­mar lo so­li­ci­ta­do por su clien­te. “Si las or­ga­ni­za­cio­nes quie­ren ser ca­da vez más com­pe­ti­ti­vas tie­nen que con­si­de­rar se­ria­men­te en su es­tra­te­gia el con­cep­to de mo­vi­li­dad, ya que gran par­te del éxi­to de su ne­go­cio y su pro­yec­ción ha­cia el fu­tu­ro pa­sa­rá por la in­cor­po­ra­ción de es­tas tec­no­lo­gías”, pun­tua­li­za el es­pe­cia­lis­ta. Las prin­ci­pa­les de­man­das pa­ra las em­pre­sas en es­te plano guar­dan re­la­ción con la im­ple­men­ta­ción de las apli­ca­cio­nes mó­vi­les. Así lo re­sal­ta el pro­fe­sio­nal, quien aña­de que ese es el ma­yor desafío al que se tie­nen que en­fren­tar las or­ga­ni­za­cio­nes de ma­ne­ra ha­bi­tual y que obe­de­ce esen­cial­men­te a que mu­chas to­da­vía po­seen sis­te­mas que di­fi­cul­tan la in­te­gra­ción con las so­lu­cio­nes más com­ple­jas. “Por el mo­men­to las tec­no­lo­gías mó­vi­les se han en­fo­ca­do en el desa­rro­llo de los dis­po­si­ti­vos y las pla­ta­for­mas. Res­pec­to a los pri­me­ros, es­tos son ca­pa­ces de des­ple­gar bue­nos ren­di­mien­tos, ade­más de ofre­cer ma­yo­res fa­ci­li­da­des de uso y me­no­res ta­ma­ños. Mientras que en el ca­so de las se­gun­das, es­ta cla­se de he­rra­mien­tas apun­tan a la in­te­gra­ción con los sis­te­mas im­ple­men­ta­dos por las em­pre­sas y otros com­po­nen­tes de las so­lu­cio­nes sin dis­tin­ción del fa­bri­can­te”, re­sal­ta el ex­per­to. Se­gún an­ti­ci­pa, en el ám­bi­to em­pre­sa­rial la prin­ci­pal ten­den­cia se orien­ta­rá ha­cia la adop­ción de apli­ca­cio­nes mó­vi­les. Un im­por­tan­te avan­ce pa­ra se­guir con­tri­bu­yen­do al éxi­to de la ges­tión que desa­rro­llan las or­ga­ni­za­cio­nes y que pro­me­te co­brar ca­da vez ma­yor re­le­van­cia en vir­tud de las evi­den­tes bon­da­des que ofre­cen es­tas so­lu­cio­nes pa­ra al­can­zar ni­ve­les más al­tos de com­pe­ti­ti­vi­dad.

Las tec­no­lo­gías mó­vi­les es­tán acor­tan­do ca­da vez más los tiem­pos de res­pues­ta de las em­pre­sas ha­cia su en­torno y ha­cien­do que los pro­ce­sos de to­ma de de­ci­sio­nes sean mu­cho más ági­les”.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Chile

© PressReader. All rights reserved.