El via­je ideal

Con­se­jos pa­ra evi­tar im­pre­vis­tos.

La Tercera - Especiales2 - - Portada - Por: Sol Már­quez Tho­mas

Via­jar al ex­tran­je­ro o den­tro del país pue­de con­ver­tir­se en una ex­pe­rien­cia no del to­do gra­ta, si las va­ca­cio­nes no han si­do pro­gra­ma­das de ma­ne­ra co­rrec­ta, es­pe­cial­men­te si se tra­ta de un via­je con ni­ños. Or­ga­ni­zar­las pue­de ser más fá­cil de lo que se cree, si se pla­ni­fi­can con tiem­po y te­nien­do en cuen­ta lo que se ne­ce­si­ta se­gún el lu­gar a vi­si­tar. Lo pri­me­ro es de­fi­nir posibles fe­chas de via­je y los des­ti­nos que in­tere­san. Con es­ta in­for­ma­ción es posible re­vi­sar las dis­tin­tas op­cio­nes dis­po­ni­bles, in­clu­yen­do ofer­tas, re­ba­jas de pre­cios se­gún fle­xi­bi­li­dad de días de par­ti­da y re­gre­so, ade­más de op­cio­nes de pa­go que más se ajus­ten al mon­to es­ti­ma­do de gas­to, se­gún las po­si­bi­li­da­des de los clien­tes y las pro­mo­cio­nes que ban­cos o tar­je­tas pue­dan ofre­cer. “Las fa­ci­li­da­des de com­pra on­li­ne han acer­ca­do a los usua­rios a vi­vir ex­pe­rien­cias que an­tes se en­con­tra­ban muy ale­ja­das del pre­su­pues­to fa­mi­liar: ex­pe­rien­cias in­ter­na­cio­na­les y de co­nec­ti­vi­dad mun­dial con mu­chos des­ti­nos no tra­di­cio­na­les, ade­más de la ver­sa­ti­li­dad o fle­xi­bi­li­dad de ar­mar a su pro­pia me­di­da su via­je se­gún sus pre­fe­ren­cias”, ex­pli­ca Dirk Zan­dee, country ma­na­ger de Des­pe­gar.com. La com­pra on­li­ne tam­bién ha sig­ni­fi­ca­do un cam­bio en la con­duc­ta de los nue­vos con­su­mi­do­res, don­de la au­to aten­ción es fun­da­men­tal pa­ra rea­li­zar trá­mi­tes, pe­ro siem­pre que se cuen­te con so­por­te 24/7. Al mo­men­to de com­prar, la op­ción de ad­qui­rir un pa­que­te -que in­clu­ya vue­los, ho­tel, ac­ti­vi­da­des y has­ta el al­qui­ler de au­to- mó­vil-, es una de las fa­vo­ri­tas, es­pe­cial­men­te en fa­mi­lias. “La prin­ci­pal ven­ta­ja de com­prar un pa­que­te ver­sus ad­qui­rir vue­lo y ho­tel por se­pa­ra­do es el pre­cio mu­cho más ba­jo que se ter­mi­na pa­gan­do me­dian­te un pa­que­te. Al ad­qui­rir to­do en una mis­ma com­pra uno fi­ja el pre­cio de los di­fe­ren­tes ele­men­tos del via­je en ese mo­men­to. Las lí­neas aé­reas y ho­te­les mu­chas ve­ces dan con­di­cio­nes es­pe­cia­les só­lo y ex­clu­si­va­men­te a las com­pras em­pa­que­ta­das, con lo que uno pue­de aho­rrar has­ta 35% más que al com­prar­los por se­pa­ra­do”, co­men­ta al res­pec­to el eje­cu­ti­vo. Op­tar por pre­ve­nir Se­gún ci­fras del Mi­nis­te­rio de Re­la­cio­nes Ex­te­rio­res, el costo de una aten­ción mé­di­ca sim­ple en el ex­te­rior fluc­túa entre US$ 200 y US$ 500, mien­tras que una de ur­gen­cia pue­de lle­gar a los US$ 10.000 en Es­ta­dos Uni­dos. Por ello, la Can­ci­lle­ría re­co­mien­da con­tra­tar un se­gu­ro o asis­ten­cia en via­je, op­ción que es­tá in­clu­so dis­po­ni­ble –con des­cuen­to-, cuan­do se rea­li­za una com­pra en al­gu­nas webs de agen­cias y ae­ro­lí­neas. La pó­li­za pue­de ser has­ta obli­ga­to­ria de­pen­dien­do del des­tino que se visitará, por lo que es fun­da­men­tal in­for­mar­se de los re­que­ri­mien­tos que ca­da país ha­ce a

sus vi­si­tan­tes, in­for­ma­ción que es­tá dis­po­ni­ble en los dis­tin­tos con­su­la­dos. En ellos es posible co­no­cer tam­bién la do­cu­men­ta­ción que se de­be lle­var y si es ne­ce­sa­rio va­cu­nar­se pa­ra de­ter­mi­na­das en­fer­me­da­des. Los se­gu­ros de via­je tam­bién apli­can en al­gu­nos casos al extravío de equi­pa­je. En to­do ca­so, se cuen­te o no con una pó­li­za, an­te la pér­di­da, re­tra­so, de­te­rio­ro o des­truc­ción del equi­pa­je en el trans­por­te aé­reo, los con­su­mi­do­res tie­nen de­re­cho a que la em­pre­sa res­pon­da, ya que es­tán pro­te­gi­dos por la Ley del Con­su­mi­dor.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Chile

© PressReader. All rights reserved.