De­ci­sión in­for­ma­da

Fac­to­res que de­ter­mi­nan la in­ver­sión in­mo­bi­lia­ria.

La Tercera - Especiales2 - - Portada - Por: An­drés Or­tiz

La ad­qui­si­ción de una vi­vien­da es una in­ver­sión que sue­le exi­gir el en­deu­da­mien­to y que cons­ti­tu­ye un va­lio­so pa­tri­mo­nio pa­ra quien com­pra y sus he­re­de­ros. Ra­zo­nes más que su­fi­cien­tes pa­ra que es­ta de­ci­sión sea to­ma­da de ma­ne­ra pla­ni­fi­ca­da e in­for­ma­da. Una com­pra con pin­zas, pa­ra que el in­mue­ble ase­gu­re plus­va­lía y una fu­tu­ra ven­ta fa­vo­ra­ble. ¿A qué as­pec­tos se de­be pres­tar aten­ción? “A una ubi­ca­ción pri­vi­le­gia­da, que el es­pa­cio o m2 sa­tis­fa­ga las ne­ce­si­da­des de los fu­tu­ros ha­bi­tan­tes, que la ca­li­dad de la cons­truc­ción y la se­gu­ri­dad de la vi­vien­da sean bue­nas y so­bre to­do con­for­ta­ble”, ase­gu­ra Car­men Glo­ria Mo­ra­les, aca­dé­mi­ca de la Es­cue­la de Obras Ci­vi­les UDP. Y la pro­fe­sio­nal aco­ta: “Si se tie­nen va­rias op­cio­nes de com­pra, se de­be­ría ir pro­fun­di­zan­do en ca­da uno de es­tos as­pec­tos y en su ma­triz de de­ci­sión ir com­pa­ran­do”.

Ca­li­dad cons­truc­ti­va

No so­lo lo que se apre­cia a sim­ple vis­ta, co­mo las ter­mi­na­cio­nes, da cuen­ta de la ca­li­dad de la cons­truc­ción en una vi­vien­da. “De­pen­de di­rec­ta­men­te de quien eje­cu­te o cons­tru­ya el pro­yec­to, cons­truc­tor, el que a la vez de­pen­de di­rec­ta­men­te de quien de­fi­nió el di­se­ño y de­ta­lló cla­ra­men­te las es­pe­ci­fi­ca­cio­nes cons­truc­ti­vas del pro­yec­to, ar­qui­tec­to, el cual se sos­tie­ne en un aná­li­sis es­truc­tu­ral que de­bie­ra ser re­vi­sa­do por un cal­cu­lis­ta”, pre­ci­sa Car­men Glo­ria Mo­ra­les. De acuer­do a es­ta in­for­ma­ción, la eva­lua­ción de la ca­li­dad cons­truc­ti­va se sos­tie­ne en te­ner an­te­ce­den­tes con­cre­tos de la ex­pe­rien­cia en otros pro­yec­tos de quien cons­tru­yó, si fue­ron fa­vo­ra­bles o si se pre­sen­ta­ron pro­ble­mas pos­te­rio­res. “De igual ma­ne­ra la eva­lua­ción so­bre el di­se­ño y ar­qui­tec­tu­ra se de­bie­ra con­tar con los mis­mos an­te­ce­den­tes (cu­rrícu­lo). Cla­ra­men­te, es­to úl­ti­mo, muy po­cas per­so­nas lo ha­cen”, se­ña­la la do­cen­te de Obras Ci­vi­les de la UDP e in­ge­nie­ra ci­vil de la UC.

Jun­to con es­ta in­ves­ti­ga­ción, se de­be pres­tar aten­ción a as­pec­tos vi­si­bles co­mo la ca­li­dad de los ma­te­ria­les y ter­mi­na­cio­nes, eva­luar que sean apro­pia­dos pa­ra el sec­tor don­de se si­túa la vi­vien­da, “si es en la cos­ta, te­ner es­pe­cial cui­da­do con los ma­te­ria­les que pue­den su­frir da­ño por la co­rro­sión, evi­tar ele­men­tos de me­tal si es que no tie­nen una ade­cua­da pro­tec­ción, si exis­ten ele­men­tos de ma­de­ra, co­mo la ma­yo­ría de las vi­vien­das de es­te ti­po, fi­jar­nos que cuen­ten con la de­bi­da pro­tec­ción a la hu­me­dad”, ad­vier­te Mo­ra­les.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Chile

© PressReader. All rights reserved.