Avan­ces y me­jo­rías en las ope­ra­cio­nes por­tua­rias.

To­dos los ac­to­res re­la­cio­na­dos con el puer­to de­ben tra­ba­jar coor­di­na­da­men­te pa­ra un desa­rro­llo ar­mó­ni­co con el me­dio am­bien­te y la ciu­dad. Au­to­ri­da­des, em­pre­sa­rios, aca­dé­mi­cos y ciu­da­da­nos tie­nen opi­nión en la cons­truc­ción de un mo­de­lo por­tua­rio sus­ten­tab

La Tercera - Especiales2 - - Portada - Por: Fabiola Ro­mo

Ser sus­ten­ta­ble es usar los re­cur­sos con res­pon­sa­bi­li­dad y to­mar to­das las con­si­de­ra­cio­nes ne­ce­sa­rias con el en­torno al desa­rro­llar cual­quier ac­ti­vi­dad pro­duc­ti­va. Así lo en­tien­den las em­pre­sas que han in­ter­na­li­za­do el con­cep­to de sus­ten­ta­bi­li­dad en su cul­tu­ra.

Pa­ra el aca­dé­mi­co de la Es­cue­la de Ne­go­cios de la Uni­ver­si­dad Adol­fo Ibá­ñez, Ri­car­do Úbe­da, es­to de­be for­mar par­te de las es­tra­te­gias tam­bién en los puer­tos.

“In­cor­po­rar los be­ne­fi­cios que pue­dan ge­ne­rar­se pa­ra co­mu­ni­da­des, em­plea­dos, pro­vee­do­res y me­dio am­bien­te es un as­pec­to tan cru­cial co­mo la ren­ta­bi­li­dad”, di­ce.

En ese con­tex­to, Úbe­da pone de re­lie­ve to­das las ini­cia­ti­vas en­fo­ca­das a ges­tión de re­si­duos, me­di­ción de la hue­lla de car­bono, uso de ener­gías lim­pias y ac­cio­nes de res­pon­sa­bi­li­dad so­cial em­pre­sa­rial pa­ra las co­mu­ni­da­des. Aun­que tam­bién se re­fie­re a las me­jo­ras ne­ce­sa­rias en el cor­to pla­zo, vin­cu­la­das a ac­ci­den­ta­bi­li­dad, ges­tión de de­rra­mes y re­si­duos, y al uso de ener­gías lim­pias e in­te­gra­ción con el me­dio am­bien­te, al­go en lo que ya es­tán tra­ba­jan­do mu­chos puer­tos chi­le­nos.

Se­gún Úbe­da, el puer­to de Rot­ter­dam es un ejem­plo de ex­ce­len­cia en sus­ten­ta­bi­li­dad y en­fa­ti­za en la exi­gen­cia de aunar es­fuer­zos en­tre mu­chos ac­to­res pa­ra lo­grar un al­to es­tán­dar. “De po­co sir­ve un puer­to sus­ten­ta­ble si to­do lo que su­ce­de fue­ra no lo es. La in­te­gra­ción con el te­rri­to­rio, con los mu­ni­ci­pios y las re­gio­nes es un re­to pen­dien­te que di­fí­cil­men­te pue­de abor­dar­se des­de pun­tos de de­ci­sión frag­men­ta­dos”, ex­pli­ca.

En ese sen­ti­do, el ge­ren­te de pro­yec­tos y es­pe­cia­lis­ta en clús­ter ma­rí­ti­mo del puer­to de Schie­dam en Rot­ter­dam, Bart Heinz, tie­ne mu­cho que con­tar. En su ex­pe­rien­cia, es fun­da­men­tal la co­la­bo­ra­ción en­tre to­dos los ac­to­res por­tua­rios y la ciu­dad pa­ra la sus­ten­ta­bi­li­dad. “Una vi­sión que cu­bra to­dos los as­pec- tos de la re­la­ción puer­to-ciu­dad: economía, trá­fi­co, me­dio am­bien­te, eco­lo­gía, atrac­ti­vos de la ciu­dad, vi­vien­da, edu­ca­ción, cul­tu­ra, his­to­ria ma­rí­ti­ma y la ima­gen del puer­to en la ciu­dad. Las ciu­da­des ya no acep­tan vi­sio­nes ba­sa­das so­los en economía e in­fra­es­truc­tu­ra”, se­ña­la.

Li­cen­cia pa­ra cre­cer

Se­gún el es­pe­cia­lis­ta en clús­ter ma­rí­ti­mo, la sus­ten­ta­bi­li­dad tie­ne que ver con que el puer­to am­plíe su ho­ri­zon­te y ex­tien­da los be­ne­fi­cios a la ciu­dad.

“En Ho­lan­da se di­ce ‘li­cen­cia pa­ra ope­rar y li­cen­cia pa­ra cre­cer’. Pa­ra lo­grar una vi­sión in­te­gral es im­por­tan­te in­vo­lu­crar a to­dos los que pue­dan con­tri­buir en al­gu­na for­ma a me­jo­rar el desa­rro­llo puer­to-ciu­dad”, se­ña­la.

Se­gún Heinz, pa­ra lo­grar la sus­ten­ta­bi­li­dad de las ope­ra­cio­nes por­tua­rias se de­be con­si­de­rar la opi­nión del Es­ta­do y los mu­ni­ci­pios, de los em­pre­sa­rios, de las re­des cien­tí­fi­cas y tam­bién de la so­cie­dad, don­de fi­gu­ran re­pre­sen­tan­tes de las vi­vien­das, es­cue­las y or­ga­ni­za­cio­nes que ve­lan por el me­dio am­bien­te.

“A tra­vés de un pro­ce­so de par­ti­ci­pa­ción ac­ti­va de au­to­ri­da­des por­tua­rias, re­pre­sen­tan­tes de las vi­vien­das, aca­dé­mi­cos y em­pre­sa­rios na­cen nue­vas ideas, las cua­les au­men­tan la ca­li­dad de la vi­sión y me­jo­ran la re­la­ción en­tre el puer­to y la ciu­dad”, co­men­ta el ex­per­to ho­lan­dés.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Chile

© PressReader. All rights reserved.