Desafíos y re­que­ri­mien­tos en pa­vi­men­ta­ción vial

La Tercera - Especiales3 - - Portada - Por: Ma­ca­re­na Uriar­te M.

La uti­li­za­ción del hor­mi­gón en obras via­les era has­ta unos años una pie­za cla­ve, pues ofre­ce du­ra­bi­li­dad y mí­ni­ma ne­ce­si­dad de man­te­ni­mien­to du­ran­te su vi­da útil. Co­noz­ca có­mo es­te ma­te­rial ha te­ni­do que ade­cuar­se a las ne­ce­si­da­des ac­tua­les de cons­truc­ción.

La in­fra­es­truc­tu­ra vial es pie­za fun­da­men­tal en la co­nec­ti­vi­dad te­rres­tre a ni­vel nacional y su desa­rro­llo ha in­flui­do di­rec­ta­men­te en la mo­vi­li­za­ción de per­so­nas y el trans­por­te de car­ga. Co­mo una lí­nea de in­ver­sión des­ti­na­da a sa­tis­fa­cer las ne­ce­si­da­des de las per­so­nas y -en tér­mi­nos eco­nó­mi­cos y pro­duc­ti­vos- de to­do el país, los pla­nes de pa­vi­men­ta­ción han ido evo­lu­cio­nan­do con el trans­cur­so de los años.

La si­tua­ción ac­tual

Se­gún re­la­ta Mau­ri­cio Sal­ga­do To­rres, je­fe del Área Pa­vi­men­ta­ción del Ins­ti­tu­to del Ce­men­to y del Hor­mi­gón de Chi­le (ICH), por dé­ca­das se cons­tru­ye­ron pre­fe­ren­te­men­te pa­vi­men­tos de hor­mi­gón. “La ma­yo­ría aún exis­te con eda­des que su­pe­ran la ex­pec­ta­ti­va pa­ra la cual fue­ron di­se­ña­dos y tie­nen in­clu­so -al­gu­nos de ellos-con­di­cio­nes pa­ra se­guir ope­ran­do y fun­cio­nan­do por mu­cho más tiem­po en for­ma óp­ti­ma y efi­cien­te”, cuen­ta.

Por otro la­do, Juan Pa­blo Co­va­rru­bias, ge­ren­te ge­ne­ral de TCPa­ve­ments, co­men­ta que “los pla­nes de pa­vi­men­ta­ción han cam­bia­do de las gran­des con­ce­sio­nes a bus­car so­lu­cio­nes lo­ca­les de pa­vi­men­tos pa­ra la red de ca­mi­nos de ba­jo trán­si­to. Es­to abre la ne­ce­si­dad de con­tar con tec­no­lo­gías que sean eco­nó­mi­cas, pe­ro que a la vez pro­pon­gan ho­ri­zon­tes de du­ra­ción de ma­yor pla­zo”.

El uso del hor­mi­gón se ha vis­to des­pla­za­do por otras al­ter­na­ti­vas de ma­te­ria­les. ¿La ra­zón? És­tas ofre­cen un ba­jo cos­to di­rec­to ini­cial. Sin em­bar­go, tie­nen cor­ta du­ra­ción de vi­da útil, ha­cien­do que hoy se re­quie­ra un pre­su­pues­to de con­ser­va­ción ma­yor que su­pera con cre­ces la in­ver­sión.

Rein­ven­ción

Ac­tual­men­te se ob­ser­van gran­des ade­lan­tos en te­mas de pa­vi­men­ta­ción, res­pec­to a téc­ni­cas cons­truc­ti­vas y equi­pa­mien­to. En es­te sen­ti­do, el hor­mi­gón se es­tá rein­ven­tan­do.

“Tec­no­ló­gi­ca­men­te, en los úl­ti­mos años se ha da­do una re­in­ge­nie­ría que ha per­mi­ti­do me­jo­rar la ofer­ta y po­si­bi­li­da­des del pa­vi­men­to de hor­mi­gón en tér­mi­nos de di­se­ño y cons­truc­ción, adap­tán­do­se a las con­di­cio­nes de mer­ca­do y com­pe­ten­cia, pe­ro man­te­nien­do sus atri­bu­tos de du­ra­bi­li­dad y mí­ni­mo man­te­ni­mien­to”, afir­ma el je­fe del Área Pa­vi­men­ta­ción del ICH.

No obs­tan­te, aún que­da bas­tan­te por ha­cer en cuan­to a la con­ser­va­ción de ca­mi­nos y los cos­tos. Es por eso que la re­in­ge­nie­ría en los pa­vi­men­tos de hor­mi­gón tien­de a bus­car ma­yo­res opor­tu­ni­da­des de com­pe­ten­cia fren­te a otras ma­te­ria­li­da­des, pe­ro so­bre­to­do se preocupa de con­ser­var e in­clu­so me­jo­rar al­gu­nos de sus atri­bu­tos: du­ra­bi­li­dad, mí­ni­ma ne­ce­si­dad de man­te­ni­mien­to du­ran­te su vi­da útil y re­du­cir los cos­tos de la in­ver­sión.

Ma­te­ria­les a ele­gir

“La elec­ción de los ma­te­ria­les, su for­ma de apli­ca­ción y el di­se­ño del pa­vi­men­to, en­tre otros fac­to­res, son fun­da­men­ta­les pa­ra la ca­li­dad y du­ra­ción de los pa­vi­men­tos”, se­ña­la el ge­ren­te ge­ne­ral de TCPa­ve­ments. Se re­fie­re a con­di­cio­nes ta­les co­mo el cli­ma, es­ta­do del sue­lo y el trán­si­to, en­tre otros, que de­ben ser ana­li­za­dos en ca­da pro­yec­to.

De he­cho, una ma­ne­ra de me­jo­rar los es­tán­da­res de pa­vi­men­ta­ción en Chi­le es tra­ba­jan­do en las es­pe­ci­fi­ca­cio­nes téc­ni­cas de los dos prin­ci­pa­les ti­pos de pa­vi­men­tos (as­fal­to y hor­mi­gón) pa­ra ac­tua­li­zar­las a las nor­ma­ti­vas de hoy. Una

ta­rea del Mi­nis­te­rio de Obras Pú­bli­cas.

“Es im­por­tan­te re­sal­tar que, aun­que en ge­ne­ral el es­ta­do de la red vial nacional en Chi­le es bueno y con­si­de­ra­ble­men­te me­jor res­pec­to a los de­más paí­ses de La­ti­noa­mé­ri­ca, al no con­si­de­rar el cos­to del ci­clo de vi­da en las de­ci­sio­nes, sino que sim­ple­men­te el cos­to di­rec­to ini­cial, le sig­ni­fi­ca al país es­tar pa­gan­do más en con­ser­va­ción que lo que de­bie­ra por una po­lí­ti­ca de cor­to pla­zo”, sos­tie­ne Sal­ga­do.

Los desafíos

Gra­cias a la im­ple­men­ta­ción y apli­ca­ción de con­cep­tos de ma­du­rez del hor­mi­gón; ade­más del desa­rro­llo de téc­ni­cas y pro­ce­sos cons­truc­ti­vos pa­ra lo­grar di­cha ma­du­rez, se han po­di­do re­du­cir los tiem­pos de aper­tu­ra al trán­si­to. Es­to tam­bién ha­ce que es­te ma­te­rial sea atrac­ti­vo y ofrez­ca va­rias ven­ta­jas.

“En el ICH, y con per­ma­nen­te co­la­bo­ra­ción de es­ta­men­tos de la Di­rec­ción de Via­li­dad del MOP, se tra­ba­ja por che­quear y me­jo­rar con­ti­nua­men­te el con­te­ni­do de las es­pe­ci­fi­ca­cio­nes téc­ni­cas, de mo­do que la prác­ti­ca cons­truc­ti­va sea la in­di­ca­da y se lo­gren pa­vi­men­tos de hor­mi­gón de ca­li­dad que cum­plan con sus me­tas de du­ra­bi­li­dad y óp­ti­mo desem­pe­ño”, afir­ma el je­fe del Área Pa­vi­men­ta­ción del ICH.

A su vez, Juan Pa­blo Co­va­rru­bias agre­ga que hoy exis­ten mu­chas tec­no­lo­gías pa­ra ba­jar los tiem­pos de eje­cu­ción en hor­mi­gón, “sien­do una de las prin­ci­pa­les uti­li­zar la es­truc­tu­ra exis­ten­te del camino, dis­mi­nu­yen­do con­si­de­ra­ble­men­te los mo­vi­mien­tos de tie­rra y por en­de el tiem­po y el cos­to. Ade­más, hoy con las nue­vas tec­no­lo­gías, in­clu­so se pue­de abrir den­tro de las pri­me­ras 24 ho­ras, lo que ace­le­ra mu­cho los tiem­pos de cons­truc­ción”.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Chile

© PressReader. All rights reserved.