Desa­rro­llo pro­fe­sio­nal

En la bús­que­da de una se­gun­da ca­rre­ra.

La Tercera - Especiales3 - - Portada - Por: An­drés Or­tiz

Com­ple­men­tar una ca­rre­ra téc­ni­ca con un nue­vo tí­tu­lo pro­fe­sio­nal, o su­mar una se­gun­da ca­rre­ra en un área nue­va que se ajus­te a la ex­pe­rien­cia la­bo­ral o pro­yec­cio­nes en el mer­ca­do son al­gu­nas de las mo­ti­va­cio­nes de una ten­den­cia cre­cien­te en­tre quie­nes tra­ba­jan, co­mo es el ini­ciar nue­vos es­tu­dios de edu­ca­ción su­pe­rior.

Se tra­ta de una de­ci­sión re­cu­rren­te y an­te la que de­ben con­si­de­rar­se dis­tin­tos fac­to­res, co­mo in­di­ca Lau­ra Re­ta­ma­les, coach aso­cia­da de Cri­sá­li­da Coaching. “Una en­cues­ta de tra­ba­jan­do.com a más de 6 mil per­so­nas, arro­jó que 41% tie­ne ac­tual­men­te o es­tá cur­san­do un se­gun­do tí­tu­lo. Al­gu­nos de los fac­to­res a te­ner pre­sen­tes pa­ra ele­gir una se­gun­da ca­rre­ra pro­fe­sio­nal o téc­ni­ca co­rres­pon­den al fi­nan­cia­mien­to, la dis­po­ni­bi­li­dad de tiem­po y la fle­xi­bi­li­dad. Va­le la pe­na plan­tear­se ¿de dón­de sa­ca­ré el di­ne­ro pa­ra pa­gar la ca­rre­ra? Y en cuan­to al tiem­po, re­gre­sar a es­tu­diar pue­de im­pli­car una de­di­ca­ción de tiem­po com­ple­to a la cual el in­tere­sa­do pue­de ya no es­tar acos­tum­bra­do. Y si se es­tá tra­ba­jan­do, se de­ben con­si­de­rar uni­ver­si­da­des o CFT que ofrez­can ho­ra­rios noc­tur­nos”. La coach tam­bién men­cio­na el fac­tor edad y ex­pe­rien­cia la­bo­ral. “La edad no se de­be con­si­de­rar una res­tric­ción, sin em­bar­go, se de­be te­ner en cuen­ta que, a la ho­ra de con­se­guir un tra­ba­jo, se eva­lúa tam­bién la ex­pe­rien­cia la­bo­ral. Y si se cuen­ta con dos ca­rre­ras, pe­ro no se cuen­ta con ex­pe­rien­cia en nin­gu­na de ellas, se­rá más di­fí­cil po­der con­se­guir tra­ba­jo”.

Be­ne­fi­cios

Lu­cía Can­te­ros, coach aso­cia­da de Cri­sá­li­da Coaching men­cio­na las di­ver­sas ven­ta­jas de ac­ce­der a una se­gun­da ca­rre­ra, las que pue­den ser un va­lor agre­ga­do pa­ra quien asu­ma es­te desafío:

• Es­pe­cia­li­zar­se en un área de­ter­mi­na­da que si­túe a la per­so­na en el ran­go de ex­per­to.

• Desa­rro­llar com­pe­ten­cias que no se ob­tu­vie­ron con la pri­me­ra for­ma­ción.

Ad­mi­nis­tra­ción de em­pre­sas, y ges­tión lo­gís­ti­ca y de trans­por­te son al­gu­nas de las ca­rre­ras fun­cio­na­les pa­ra quie­nes quie­ren su­mar un se­gun­do tí­tu­lo pro­fe­sio­nal.

• El ejer­ci­cio de la pri­me­ra ca­rre­ra no cum­ple con las ex­pec­ta­ti­vas, una vez in­mer­sos en el cam­po la­bo­ral. En es­tos ca­sos, ge­ne­ral­men­te, se op­ta por áreas di­fe­ren­tes.

• Desa­rro­llar un em­pren­di­mien­to. Es­to re­quie­re de co­no­ci­mien­tos téc­ni­cos que un gru­po im­por­tan­te de ca­rre­ras no pro­por­cio­nan.

• As­cen­der de car­go en la em­pre­sa, pa­ra lo cual se ne­ce­si­tan nue­vas com­pe­ten­cias.

• Hay ma­yo­res po­si­bi­li­da­des de as­cen­der a car­gos de ma­yor res­pon­sa­bi­li­dad.

¿En qué me­di­da la ex­pe­rien­cia la­bo­ral de­ter­mi­na qué se­gun­da ca­rre­ra ele­gir? De acuer­do a Lu­cía Can­te­ros, el ejer­ci­cio pro­fe­sio­nal es de­ter­mi­nan­te an­te la de­ci­sión de pro­se­guir es­tu­dios. “So­lo en la ex­pe­rien­cia del tra­ba­jo se pue­den de­tec­tar aque­llas ne­ce­si­da­des que el me­dio es­tá de­man­dan­do, es en el tra­ba­jo que las per­so­nas de­tec­tan fa­len­cias en su for­ma­ción o ne­ce­si­dad de ac­tua­li­za­ción. Es en el ejer­ci­cio de la ca­rre­ra cuan­do las per­so­nas ven con cla­ri­dad cuá­les son las com­pe­ten­cias de co­no­ci­mien­to, de ha­bi­li­dad y ac­ti­tud que es­tán exi­gien­do las or­ga­ni­za­cio­nes”.

Lau­ra Re­ta­ma­les re­cuer­da que el ám­bi­to la­bo­ral es­tá en cons­tan­te cam­bio, lo que exi­ge una per­ma­nen­te ac­tua­li­za­ción de par­te de pro­fe­sio­na­les y téc­ni­cos. “Es por ello que la es­pe­cia­li­za­ción y las com­pe­ten­cias com­ple­men­ta­rias son ne­ce­sa­rias más que nun­ca”, afir­ma la ex­per­ta de Cri­sá­li­da Coaching.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Chile

© PressReader. All rights reserved.