AL­BER­TO MONTT,

La Tercera - Más Deco - - Espacios -

chi­leno, 44 años, pa­só su in­fan­cia y ju­ven­tud en Ecua­dor. De ahí se de­no­ta su acen­to más pul­cro al ha­blar y el mo­do en que ha­ce con­ver­ger las pa­la­bras. Al pe­dir­le que se de­fi­na co­mo tal, nos di­ce que no so­lo es ilus­tra­dor, eso le que­da­ría cor­to. Es más bien ilus­tra­dor, guio­nis­ta, di­rec­tor de ar­te, es­cri­tor. To­do su tra­ba­jo va con un men­sa­je ex­plí­ci­to ba­sa­do en la co­ti­dia­ni­dad. Lle­va 20 años tra­ba­jan­do en es­to, em­pe­zó a di­bu­jar des­de chi­co y lue­go, egre­sa­do co­mo di­se­ña­dor, co­men­zó a dar­se cuen­ta que di­bu­ja­ba bien –aun­que él co­men­ta que no lo ha­ce–, y que ade­más le pa­ga­ban por ha­cer­lo. “Mi ins­pi­ra­ción es to­do lo co­ti­diano. Pa­sé mi in­fan­cia y ju­ven­tud en Ecua­dor, de ahí vie­ne el es­pí­ri­tu de ir re­co­pi­lan­do ob­je­tos, sa­car mu­cho co­lor, vi­si­tar mer­ca­dos in­dí­ge­nas, mu­cha fi­gu­ra re­li­gio­sa. Eso se ha con­ver­ti­do en par­te de mi me­mo­ria emo­ti­va, y es­ta apa­re­ce ca­da vez que ha­go un di­bu­jo. To­da la ima­gi­ne­ría, esa cro­má­ti­ca, es par­te de mi co­ti­dia­ni­dad (…) La gen­te me lla­ma no por­que di­bu­je bien, me lla­man por­que ten­go ideas. Siem­pre pien­so que lo que yo ha­go es­tá más cer­ca de la li­te­ra­tu­ra que del di­bu­jo”, se­ña­la Montt. Por es­tos días es­tá a pun­to de co­men­zar un do­cu­men­tal so­bre un per­so­na­je his­tó­ri­co, es­tá tra­ba­jan­do dos li­bros pa­ra Mé­xi­co, y un ter­cer li­bro que es un cuen­to in­fan­til. Den­tro de sus tra­ba­jos re­sal­tan des­de una pe­que­ña co­lec­ción li­mi­ta­da pa­ra Pu­ma has­ta tra­ba­jos con el Go­bierno chi­leno pa­ra en­se­ñar edu­ca­ción cí­vi­ca. Tam­bién im­par­te un ta­ller con su co­le­ga Fran­cis­co Olea, y él di­ce que se di­vier­te mu­cho. “Es una for­ma de man­te­ner­se fres­co”, re­sal­ta.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Chile

© PressReader. All rights reserved.