“EL ILUS­TRA­DOR

TRA­BA­JA CON LI­MI­TA­CIO­NES PRO­PIAS DEL DI­SE­ÑO CO­MO FOR­MA­TOS, CO­LO­RES, TE­MAS Y TAM­BIÉN HE­RRA­MIEN­TAS. ES­TOS LÍ­MI­TES FUN­CIO­NAN CO­MO DISPARADORES CREA­TI­VOS, Y pa­ra mí son muy in­tere­san­tes por­que aun­que aco­ten la bús­que­da brin­dan po­si­bi­li­da­des in­fi­ni­tas”.

La Tercera - Más Deco - - Espacios -

la ma­yo­ría de los di­se­ña­do­res ca­re­cía­mos de he­rra­mien­tas plás­ti­cas y los ar­tis­tas, de he­rra­mien­tas de di­se­ño; el ilus­tra­dor, en cam­bio, se ubi­ca­ba en un lu­gar que me re­sul­ta­ba muy se­duc­tor: en­tre las li­mi­ta­cio­nes del di­se­ño y las he­rra­mien­tas que me in­tere­sa­ban del ar­te”. Así lle­gó al ta­ller de Ele­nio Pi­co y em­pe­zó a tra­ba­jar en torno a la obra gráfica, los fan­zi­nes, la ilus­tra­ción y tan­tas otras co­sas que lo fue­ron for­man­do. “Creo que es muy im­por­tan­te en es­te ofi­cio ver có­mo tra­ba­ja el otro, có­mo lle­ga a un tex­to o có­mo lo in­ter­pre­ta. En el ta­ller yo po­día par­ti­ci­par de los pro­ce­sos de otros y así fue co­mo fui apren­dien­do el ofi­cio. Apren­dí a pen­sar co­mo un ilus­tra­dor”, ex­pli­ca, y agre­ga que bus­ca re­pli­car es­te mo­de­lo en sus pro­pias cla­ses, tres ve­ces por se­ma­na, en su ta­ller de la ca­lle Cá­tu­lo Cas­ti­llo, y que fue Ele­nio Pi­co, su men­tor, quien le abrie­ra las puer­tas al mun­do de la ilus­tra­ción, vin­cu­lán­do­lo con gen­te con la que tra­ba­ja­ría años más tar­de. “Por en­ton­ces Ele­nio for­ma­ba par­te de la re­vis­ta “El lá­piz ja­po­nés” (una pu­bli­ca­ción em­ble­má­ti­ca que atra­ve­só el di­bu­jo y lo aso­ció con la fo­to­gra­fía, el di­se­ño, la li­te­ra­tu­ra y las ar­tes plás­ti­cas) y a tra­vés de él co­no­cí a Raúl Ve­ro­ni (due­ño de la ga­le­ría Mar Dul­ce, que co­mer­cia­li­za la obra de Tur­de­ra) o Die­go Bian­ki (fun­da­dor y di­rec­tor ar­tís­ti­co de la edi­to­rial Pe­que­ño Edi­tor)”. La no­to­rie­dad lle­gó con “Can­ción de­ci­di­da”, en 2003, un li­bro que fue pu­bli­ca­do por Pe­que­ño Edi­tor y que mar­có un hi­to en la his­to­ria de los li­bros in­fan­ti­les por su for­ma­to poé­ti­co. “En ese mo­men­to era po­co ha­bi­tual pu­bli­car poe­sía pa­ra ni­ños, y ese li­bro mar­có tam­bién un an­tes y un des­pués en mi ca­rre­ra; en ese mo­men­to en­ten­dí que se po­día abor­dar un tex­to de ma­ne­ra di­fe­ren­te”. An­te la pre­gun­ta so­bre es­ta di­fe­ren­cia, ex­pli­ca que en su con­cep­ción hay dos for­mas de ilus­trar poe­sía: “Una es tra­tan­do de in­ter­pre­tar lo que el es­cri­tor qui­so de­cir, que es una ta­rea di­fí­cil ya que

Newspapers in Spanish

Newspapers from Chile

© PressReader. All rights reserved.