ES­TAS

La Tercera - Más Deco - - Editorial -

úl­ti­mas se­ma­nas la dis­cu­sión so­bre quién es el res­pon­sa­ble de la nue­va lí­nea 6 de Me­tro ha es­ta­do en to­dos los me­dios, una obra de esas ca­rac­te­rís­ti­cas y di­men­sio­nes que sin du­da me­jo­ra la ca­li­dad de vida de mi­llo­nes y re­va­lo­ri­za zo­nas ur­ba­nas es al­go por lo que bien va­le la pe­na pe­lear. Una car­ta al di­rec­tor de Clemente Pé­rez, pu­bli­ca­da re­cien­te­men­te en La Ter­ce­ra, po­ne or­den al cro­no­gra­ma que per­mi­tió inau­gu­rar es­ta lí­nea algunos días atrás y, lo más im­por­tan­te, su de­fi­ni­ción: “El Me­tro es de to­dos, y así lo han en­ten­di­do los di­fe­ren­tes go­bier­nos, que des­ti­nan re­cur­sos, siem­pre es­ca­sos, a un me­dio de trans­por­te que ase­gu­ra pre­dic­ti­bi­li­dad de via­jes, seguros y no con­ta­mi­nan­tes, no tie­ne eva­sión y que ge­ne­ra un al­to es­tán­dar de vida pa­ra ri­cos y po­bres, que en mul­ti­tu­des lo usan dia­ria­men­te”. De es­te tex­to res­ca­to es­pe­cial­men­te el al­to es­tán­dar de vida, al­go a lo que to­dos as­pi­ra­mos y de lo cual los em­pre­sa­rios in­mo­bi­lia­rios son en gran par­te res­pon­sa­bles cuan­do ha­bla­mos de ciu­dad. Cuan­do una me­ga­ur­be co­mo San­tia­go cre­ce, pe­ro so­bre to­do se den­si­fi­ca, ha­cer­lo de la me­jor ma­ne­ra po­si­ble es un de­ber, por­que ca­da vez hay más de­man­da por es­pa­cios pú­bli­cos que apor­ten a la ca­li­dad de vida de los ca­pi­ta­li­nos; las ca­sas se achi­can y la gen­te ne­ce­si­ta áreas ver­des, lu­ga­res de en­cuen­tro, co­mer­cio cer­cano, edu­ca­ción, etc. Y en una ciu­dad al­ta­men­te ar­ti­cu­la­da co­mo San­tia­go to­da ac­ción ge­ne­ra una reac­ción, o ca­da nue­vo edi­fi­cio ge­ne­ra un im­pac­to; si es­te im­pac­to es ne­ga­ti­vo, es ser mez­quino con la ciu­dad y, más im­por­tan­te, con sus usua­rios. En es­ta edi­ción ana­li­za­mos la ciu­dad des­de dis­tin­tos án­gu­los: lo que sus usua­rios es­pe­ran, ha­cia dón­de cre­ce y con qué ca­rac­te­rís­ti­cas, las ra­zo­nes de por­qué cier­tos ba­rrios son más va­lo­ra­dos que otros, etc. Nos ha­bría en­can­ta­do te­ner una en­tre­vis­ta con el res­pon­sa­ble de ar­mar es­te gran rom­pe­ca­be­zas, la­men­ta­ble­men­te el al­cal­de ma­yor si­gue sien­do una fi­gu­ra inexis­ten­te, per­mi­tien­do que ca­da área de in­fluen­cia en la ciu­dad pre­sio­ne por sus pro­pios in­tere­ses, co­mo es­tá ocu­rrien­do hoy con el es­pe­ra­do pro­yec­to de Amé­ri­co Ves­pu­cio Orien­te.

Os­val­do Lu­co Di­rec­tor

Newspapers in Spanish

Newspapers from Chile

© PressReader. All rights reserved.