DE VIA­JE

La Tercera - Más Deco - - Buscador - PYTM.CL @RAQUELTELIAS

¡Ras­pa, ras­pa con una mo­ne­da! Es­te es un ma­pa gour­met pa­ra mar­car –ras­pan­do– los ca­fés, ba­res o res­tau­ran­tes don­de es­tu­vis­te en tu via­je a Eu­ro­pa. Vie­ne en­mar­ca­do. En Pin Your Tra­vel Map. Em­pe­za­ron an­tes de lo es­pe­ra­do co­mo tan­ta fru­ta ve­ra­nie­ga que lle­gó des­de Pe­rú, que si bien es ri­ca por­que ese país va­ya que tie­ne buen pro­duc­to, es bien dis­tin­ta a la chi­le­na. Nues­tra san­día, esa gi­gan­te que con suer­te ca­be en el re­fri (ja­más de­bie­se en­trar a la bo­ca una ca­lien­te), la que du­ra y que es dul­ce co­mo el mis­mí­si­mo ve­rano, aho­ra em­pie­za a apa­re­cer y de­ja bien atrás esas chi­qui­tu­rras, sin pe­pas ni gus­to, no las pe­rua­nas pe­ro sí de afue­ra. Me­ta­mos mano, cu­chi­llo, cu­cha­ra. Yo soy fa­ná­ti­ca y va­rias ve­ces se ha co­la­do en es­tas co­lum­nas, por su in­dis­cu­ti­ble apor­te sa­bo­rís­ti­co y es­té­ti­co. La san­día mis­ma, cor­ta­da en tro­zos y pues­ta en la me­sa, ya es una fies­ta. Ale­gra con ese co­lo­ra­zo. Ahí la tra­di­cio­nal ha­ri­na tos­ta­da lla­ma a la puer­ta. Aho­ra en ve­rano y pa­ra dar­le un pe­que­ño gi­ro, ideal ser­vir­la con he­la­do de ha­ri­na tos­ta­da. Una bo­li­ta y unos cu­bi­tos. Siem­pre hay en Il Maes­tra­le del Pa­tio Bellavista (¡ojo, ade­más con sus nue­vos sa­bo­res de tem­po­ra­da co­mo to­ma­te y vio­le­ta na­ran­ja!) o en El Ta­ller de Pro­vi­den­cia, pe­ro lla­me an­tes por­que no es un per­ma­nen­te. Lo pue­de en­car­gar con unos dos días de an­ti­ci­pa­ción en to­do ca­so. Yo es­toy ob­se­sio­na­da con la que lla­mé ‘en­sa­la­da ve­ra­nie­ga’. Pe­pino cor­ta­do en cua­tro a lo lar­go, sin se­mi­llas y con cás­ca­ra. Cu­bos de 2 x 2 cm aprox. de san­día lim­pia, que­so de ca­bra ma­du­ro (ideal fe­ta), ho­jas de menta y acei­tu­na ti­po grie­ga. Acei­te de oli­va, ju­go de li­món, al­go de pi­mien­ta y es­tá. Si les gus­ta el pi­can­tín, al­go de ají va es­tu­pen­do. Y si que­re­mos to­mar­la, el sim­ple ju­go es bue­ní­si­mo ade­más pa­ra la di­ges­tión, así que ojo. Con ho­jas de al­baha­ca y un to­que de car­da­mo­mo se ar­ma otro gus­to bien ri­co. Pa­ra los que an­dan con ni­ños, pue­den ha­cer he­la­dos con esos po­tes de plás­ti­co es­pe­cia­les. Un po­co de ju­go de san­día sin co­lar más un yo­gur de vai­ni­lla. Que­da co­mo mar­mo­lea­do y sa­ni­to. Gra­cias Ma­ca­re­na por la ilu­mi­na­ción in­fan­til.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Chile

© PressReader. All rights reserved.