TUR­QUÍA:

La Tercera - Más Deco - - Personajes -

ne­go­cia­ción

“El té tur­co es un té de ne­go­cia­ción; si tie­nes un lo­cal de al­fom­bras ofre­ces té de man­za­na pa­ra te­ner una re­la­ción más cer­ca­na, con más sen­ti­mien­to”, cuen­ta Onur Er­de­mir, oriun­do de Es­tam­bul y due­ño del res­tu­ran­te Me­ze. Él, co­mo buen tur­co, sa­be có­mo pre­pa­rar un buen té, pe­ro no so­lo de man­za­na, que lo con­si­de­ra más tu­rís­ti­co, sino que el clá­si­co que se to­ma en to­das las fa­mi­lias. Una tra­di­ción que tam­bién com­pren­de un ri­tual e im­ple­men­tos es­pe­cia­les pa­ra lo­grar sa­car lo me­jor de las ho­jas de ri­ze, el té ne­gro cul­ti­va­do al sur de Tur­quía que se uti­li­za. Onur nos cuen­ta que his­tó­ri­ca­men­te es­ta be­bi­da se pre­pa­ra­ba so­bre una su­per­fi­cie de már­mol que fun­cio­na­ba co­mo una co­ci­ni­lla don­de se ca­len­ta­ba la te­te­ra tur­ca, lla­ma­da çay­dan­lik, que tie­ne una par­ti­cu­la­ri­dad: son dos te­te­ras mon­ta­das una en­ci­ma de la otra, por lo ge­ne­ral la pri­me­ra de alu­mi­nio y la se­gun­da de por­ce­la­na. En una se co­lo­ca el té y en la otra el agua, y se va ca­len­tan­do len­ta­men­te, sin que hier­va y sin re­vol­ver, pa­ra lo­grar más sa­bor y aro­ma. Lue­go se vier­te un po­co de ca­da una en un va­so de­pen­dien­do de cuán car­ga­do se quie­ra el té.

“En to­das las ca­sas hay té, y es­ta es una pre­pa­ra­ción que to­dos co­no­cen, pe­ro tam­bién hay ma­ne­ras más rá­pi­das y prác­ti­cas por­que es­ta es len­ta, de­mo­ra cer­ca de 30 mi­nu­tos y hay que es­tar pen­dien­te de que no hier­va”, cuen­ta Onur. Un de­ta­lle im­por­tan­te es que es­te té no se cue­la, sino que cuan­do es­tá lis­to las par­tí­cu­las que­dan en el fon­do de la te­te­ra.

La otra va­rie­dad po­pu­lar es el té de man­za­na, que es más sim­ple, ya que es una pre­pa­ra­ción ins­tan­tá­nea con azú­car que se mez­cla con agua ca­lien­te y lis­to.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Chile

© PressReader. All rights reserved.