ES­ME­RAL­DA, CO­MO TUS OJOS

CA­SA ES­ME­RAL­DA ES EL ÚL­TI­MO PRO­YEC­TO FA­MI­LIAR QUE ACA­BA DE REA­LI­ZAR LA DES­TA­CA­DA AR­QUI­TEC­TA NA­CIO­NAL CAZÚ ZEGERS. EL PRO­YEC­TO, PA­RA SU MA­DRE, LLE­VA EL NOM­BRE ES­ME­RAL­DA POR­QUE SU HI­JA CLA­RA ASÍ DE­FI­NE LOS OJOS DE SU ABUE­LA.

La Tercera - MasDeco Full Diseno - - ESPACIO -

La idea ori­gi­nal de es­ta ca­sa fue re­pli­car el de­par­ta­men­to en que vi­vió la ma­dre de la ar­qui­tec­ta Cazú Zegers por ca­si 15 años. Pa­ra ello mi­dió to­dos los es­pa­cios y de­ci­dió tras­la­dar­los a es­ta nue­va ca­sa ba­jo una no­ve­do­sa ope­ra­ción arquitectónica que fue usar la plan­ta romana cua­dra­da clá­si­ca con el pa­tio cen­tral (im­plu­vium cen­tral) que se trans­for­mó en la so­lu­ción ideal pa­ra un te­rreno que era an­gos­to y li­mi­ta­do a los pies del ce­rro Man­quehue, en la comuna de Lo Bar­ne­chea. Es­ta me­di­da nu­trió de luz na­tu­ral y ven­ti­la­ción pa­si­va a la vi­vien­da. Ins­pi­ra­da en el pro­ce­so de for­ma­ción del cris­tal de la es­me­ral­da que cre­ce en un sis­te­ma de po­lie­dros pla­tó­ni­cos has­ta lle­gar al ico­sae­dro, se gi­ró la plan­ta in­cor­po­ran­do así una mi­ra­da con­tem­po­rá­nea a la cons­truc­ción.

Es­ta vo­lu­me­tría asi­mé­tri­ca ge­ne­ra­da por el gi­ro pro­vo­ca una quin­ta ven­ta­na que en­mar­ca el en­torno na­tu­ral del ce­rro Man­quehue. El gi­ro de la plan­ta cua­dra­da, por en­de vo­lu­me­tri­za­rá el te­cho. “Es­te gi­ro que tie­ne el te­cho es lo que trae lo con­tem­po­rá­neo, y es in­tere­san­te por­que en­mar­ca el ce­rro, ta­pa las cons­truc­cio­nes de atrás y uno que­da to­tal­men­te en un es­pa­cio na­tu­ral pe­ro ur­bano”, se­ña­la la ar­qui­tec­ta. Otra ope­ra­ción arquitectónica im­por­tan­te fue que se le­van­tó la ca­sa so­bre pi­la­res de hormigón, en una pen­dien­te de 30 gra­dos apro­xi­ma­da­men­te, pa­ra que el jar­dín pa­sa­ra por de­ba­jo de es­ta es­pe­cie de bos­que con­cre­to y or­gá­ni­co.

Pe­ro es­to no es to­do, otra apues­ta que se hi­zo fue fo­rrar la ca­sa en ma­de­ra con una es­pe­cie de fu­se­la­je. “Fue una apues­ta arries­ga­da por­que la ma­de­ra tra­ba­ja. Por lo mis­mo in­ves­ti­ga­mos mu­cho qué ma­de­ra po­ner pa­ra que se pu­die­ra agri­sar, y di­mos con es­ta ma­de­ra ama­zó­ni­ca que se lla­ma IP, que es su­per­den­sa y le pu­si­mos un acei­te aus­tra­liano lla­ma­do Cu­tek que la im­per­mea­bi­li­za, sin qui­tar­le la con­di­ción de ma­de­ra”, ex­pli­ca Cazú.

Por el pai­sa­je que mi­ra la vi­vien­da era ne­ce­sa­rio no cor­tar la vis­ta con los ven­ta­na­les. Pa­ra es­to se pen­só en la do­ble cir­cu­la­ción, “una por den­tro y una por fue­ra, por lo tan­to to­dos los mu­ros de los re­cin­tos se cie­rran con co­rre­de­ras, dan­do así con­ti­nui­dad, ar­man­do de es­ta for­ma un es­pa­cio más de­mo­crá­ti­co. To­dos son más re­cin­tos que lu­ga­res que es­tán mar­ca­dos por la decoración”, se­ña­la Cazú. Mis­ma de­co­ra- ción que es­tu­vo a car­go de su her­ma­na, Ma­ría Lui­sa Zegers, quien to­mó to­do lo que su ma­dre tenía an­tes, lo adap­tó, lo re­fres­có y res­pe­tó la cir­cu­la­ción de la ca­sa que es ab­so­lu­ta­men­te uni­da. “No hay mu­cho cam­bio en las to­na­li­da­des, don­de el color se va in­te­gran­do de una pie­za a otra. Es la mis­ma pa­le­ta que se re­pi­te y se in­ten­si­fi­ca en al­gu­nos lu­ga­res más que en otros”, ex­pli­ca Ma­ría Lui­sa. Pa­ra com­ple­men­tar con lo exis­ten­te com­pró ob­je­tos en di­fe­ren­tes par­tes, re­ta­pi­zó al­gu­nos so­fás, “la gran ma­yo­ría de los ta­pi­ces son de La Ca­nel y el lino que usé es de Be­lla­vis­ta To­mé. Los to­nos fue­ron los azu­les, gri­ses, blan­cos y al­go de ama­ri­llo”.

Equi­li­brio en­tre el in­te­rior y el ex­te­rior, fren­te a un pai­sa­je que se ex­tien­de has­ta el in­fi­ni­to.

“Es la for­ma ele­men­tal, en su es­ta­do más pu­ro, que dia­lo­ga con el te­rri­to­rio y con la ex­pe­rien­cia de quien la ha­bi­ta. Quien ha­bi­ta la me­ta­fí­si­ca, dia­lo­ga con el ser emo­cio­nal, la emo­ción mis­ma del ha­bi­tar”, así lo de­fi­ne Cazú Zegers.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Chile

© PressReader. All rights reserved.