IN­TER­NA­CIO­NAL

EN SU VER­SIÓN DI­GI­TAL/TEC­NO­LÓ­GI­CA O EN LA MÁS TRA­DI­CIO­NAL DE LO HE­CHO A MANO, LA AR­TE­SA­NÍA VI­VE UN REVIVAL. VISITAMOS DOS EX­PO­SI­CIO­NES EN MILÁN QUE DAN CUEN­TA DEL VA­LOR QUE TO­MA HOY LA FUER­ZA DE LA MA­TE­RIA.

La Tercera - MasDeco Full Diseno - - CONTENIDO -

Di­se­ña­do­res y ar­te­sa­nos ex­plo­ran jun­tos ma­te­ria­les y for­mas en Milán.

Es fá­cil enamo­rar­se de la ma­te­ria cuan­do es­tá tra­ba­ja­da con de­di­ca­ción, cuan­do se no­ta el cui­da­do en los de­ta­lles y la ma­de­ra, las fi­bras de las te­las, el vi­drio o los me­ta­les ha­blan a tra­vés de sus cur­vas, sus ru­go­si­da­des, sus ve­tas o as­pe­re­zas. El ‘sa­voir-fai­re’, el ofi­cio del ar­te­sano ex­pe­ri­men­ta­do acu­ña­do por ge­ne­ra­cio­nes de maes­tros, sa­ca fue­ra la belleza de la ma­te­ria vol­vién­do­la ob­je­to, res­pe­tan­do sus im­per­fec­cio­nes, esos sig­nos o hue­llas que lo vuel­van un ob­je­to úni­co, ca­si con áni­ma.

Hoy, tal vez can­sa­dos de tan­ta pie­za en se­rie, de ob­je­tos fun­cio­na­les pe­ro es­té­ti­ca­men­te me­dio­cres, vol­ve­mos los ojos nue­va­men­te ha­cia la ar­te­sa­nía. No es ca­sual que en la Se­ma­na del Di­se­ño en Milán, del Sa­lón del Mue­ble, se ha­yan or­ga­ni­za­do al me­nos dos gran­des mues­tras en torno al te­ma (sin con­tar la in­fi­ni­dad de tra­ba­jos in­de­pen­dien­tes y pe­que­ñas ex­po­si­cio­nes de ses­go ar­te­sa­nal) en un tiem­po cla­ve en que la gran pro­ta­go­nis­ta es la in­dus­tria. Dop­pia Fir­ma (Do­ble Fir­ma) y New Craft, la pri­me­ra or­ga­ni­za­da por Fon­da­zio­ne Co­log­ni dei Mes­tie­ri d’Ar­te, la re­vis­ta Li­ving del Co­rrie­re de­lla Se­ra y Yoox.com; la se­gun­da, por el Mu­seo La Trien­na­le de Mi­lano en el mar­co de 21st. Cen­tury, De­sign af­ter De­sign. Am­bas po­nen en evi­den­cia la ar­te­sa­nía des­de dos po­los di­ver­sos pe­ro no opues­tos, sub­ra­yan­do có­mo el ‘hand­craft’, ya sea tra­di­cio­nal o di­gi­tal, se po­si­cio­na co­mo ins­tru­men­to de va­lo­ri­za­ción pa­ra la in­dus­tria de hoy, ago­ta­da y ¿ob­so­le­ta? en su es­que­ma de ca­de­na de pro­duc­ción es­tán­dar y tra­di­cio­nal.

NEW CRAFT: AR­TE­SA­NOS DI­GI­TA­LES

Con­tra­rio a lo que se hu­bie­se au­gu­ra­do, las tec­no­lo­gías di­gi­ta­les han traí­do más ‘hu­ma­ni­za­ción’ en la pro­duc­ción de la in­dus­tria del di­se­ño al abrir nue­vas ru­tas de con­tac­to en­tre au­to­pro­duc­to­res, ar­te­sa­nos di­gi­ta­les, ‘ma­kers’ del mun­do que pue­den tra­ba­jar en con­jun­to, en pla­ta­for­mas ‘open sour­ce’ plan­tean­do es­que­mas co­la­bo­ra­ti­vos y más ri­cos de pro­duc­ción. Es de­cir, nue­vas y va­ria­das for­mas de ha­cer, ver­sus el gran y úni­co mo­do a gran es­ca­la que unía tec­no­lo­gía e in­dus­tria en el si­glo cor­to.

Co­mo se­ña­la el cu­ra­dor de New Craft, Ste­fano Mi­ce­lli, “la re­vo­lu­ción tec­no­ló­gi­ca es­tá trans­for­man­do los mo­dos de la pro­duc­ción y el con­su­mo; cam­bian­do inevi­ta­ble­men­te las for­mas de pro­yec­tar… El pun­to de fuer­za de es­tos ar­te­sa­nos tec­no­ló­gi­ca­men­te evo­lu­cio­na­dos es ha­ber re­no­va­do la tra­di­cio­nal secuencia ope­ra­ti­va: idea-pro­to­ti­po-ma­te­ria­li­za­ción-dis­tri­bu­ción que ha ca­rac­te­ri­za­do la épo­ca he­roi­ca del desa­rro­llo in­dus­trial, apun­tan­do a la red co­mo pla­ta­for­ma de diá­lo­go y con­ta­mi­na­ción”. En ese sen­ti­do la mues­tra da cuen­ta de es­te mo­do de pro­yec­tar au­nan­do in­dus- trias ya con­so­li­da­das, jó­ve­nes di­se­ña­do­res y al­gu­nas secciones con ta­lle­res pa­ra ex­pe­ri­men­tar en vi­vo có­mo se tra­ba­ja hoy.

DOP­PIA FIR­MA: DUPLAS EX­TRA­OR­DI­NA­RIAS

Die­ci­séis obras úni­cas na­cen del cru­ce de lo me­jor de la crea­ti­vi­dad ita­lia­na: sus di­se­ña­do­res y sus ar­te­sa­nos. Dop­pia Fir­ma, Do­ble fir­ma, el tí­tu­lo de la mues­tra en Bi­blio­te­ca Am­bro­sia­na, alu­de jus­ta­men­te a esas dos fuer­zas que en es­ta presentación de­jan cla­ro que la di­vi­sión ar­ti­fi­cial en­tre dis­ci­pli­nas im­pues­ta en si­glos an­te­rio­res no apor­ta na­da, que am­bas son igual­men­te vá­li­das y me­re­ce­do­ras de fir­ma au­to­ral. La men­te del pro­yec­tis­ta se une a la mano ex­per­ta del ar­te­sano in­te­gran­do lo me­jor de am­bos mun­dos, “la vi­sión del di­se­ña­dor y la maes­tría del ar­te­sano”, que po­nen al cen­tro de la es­ce­na crea­ti­va ofi­cios ra­ros, es­con­di­dos, mu­chas ve­ces ol­vi­da­dos gra­cias a ob­je­tos rea­li­za­dos ad hoc”, apun­ta­ba Fran­co Co­log­ni, pre­si­den­te de la fun­da­ción del mis­mo nom­bre que or­ga­ni­za la exposición. An­ti­ci­pan­do, co­mo se­ña­la la cu­ra­to­ría, nue­vos es­ce­na­rios pa­rar el fu­tu­ro, “la idea es po­ner en re­la­ción la ha­bi­li­dad de al­gu­nos de los me­jo­res ta­lle­res ita­lia­nos con el pen­sa­mien­to pro­yec­tual de los di­se­ña­do­res con­tem­po­rá­neos a fin de crear una se­rie de ob­je­tos de uso co­ti­diano que sean al mis­mo tiem­po úni­cos, ori­gi­na­les, pe­ro tam­bién fun­cio­na­les”, se­ña­la­ba Fran­ces­ca Ta­ro­ni, di­rec­to­ra, edi­to­ra en je­fe de Li­ving. El re­sul­ta­do es una mues­tra ex­tra­or­di­na­ria, un es­pa­cio po­cas ve­ces es­tu­dia­do y vis­to en el que se pue­de apre­ciar so­bre to­do la im­por­tan­cia de la ma­te­ria, es­co­ger­la con aten­ción, mo­de­lar­la con la de­di­ca­ción de las téc­ni­cas tra­di­cio­na­les, pro­fun­di­zar en la ri­que­za de sus de­ta­lles. Una reali­dad le­ja­na, la del ta­ller de ofi­cios, al pú­bli­co co­mún, que pue­de ser ex­plo­ra­da y ha­cer­se cer­ca­na me­dian­te la mano de las ideas nue­vas del di­se­ño con­tem­po­rá­neo.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Chile

© PressReader. All rights reserved.