ES­PA­CIO

La Tercera - MasDeco Full Diseno - - CONTENIDO -

Una sen­ci­lla edi­fi­ca­ción tí­pi­ca de San Pe­dro, cons­trui­da con ado­be cua­dra­do y te­cho de brea.

Ha­ce 40 años a San Pe­dro se lle­ga­ba en jeep, léa­se: Land Rover o Toyota, y bas­ta –el con­cep­to 4x4 no ha­bía na­ci­do–. Eran ca­mi­nos pol­vo­rien­tos co­mo el ca­cao, en los que ra­ra vez se veía otro au­to.

Sus ca­si­tas, su igle­sia, to­das de blan­co, tan tí­pi­cas del Norte Gran­de, les da­ban a los ojos un des­can­so del ma­rrón in­ter­mi­na­ble del de­sier­to.

El mu­seo ‘del pa­dre Le Pai­ge’ –que aún vi­vía y ca­si aten­día él mis­mo–, la ca­sa don­de dur­mió Pe­dro de Val­di­via y las dia­bla­das eran los atrac­ti­vos tu­rís­ti­cos del lu­gar, ajeno a los tours de pai­sa­je y aven­tu­ra, que ca­da quien ha­cía sin pro­ble­ma, ma­pa en mano, des­cu­brien­do por su cuen­ta y a su rit­mo.

El pue­blo era de los lu­ga­re­ños y man­te­nía su en­can­to y mis­te­rio, ese es­pí­ri­tu ori­gi­nal que hoy día cuesta en­con­trar en­tre sus ca­lles, se­cuen­cias de res­tau­ran­tes - tours - sou­ve­nirs, tours - ho­te­les - res­tau­ran­tes - sou­ve­nirs.

Hoy los pue­ble­ri­nos y los alle­ga­dos, aman­tes de esa iden­ti­dad, se han retirado a las afue­ras, unos ki­ló­me­tros a la re­don­da, a los ay­llus de las co­mu­ni­da­des in­dí­ge­nas, le­jos de la ma­qui­na­ria del San Pe­dro ‘co­ol’; cer­ca de ese en­can­to que lo ha­ce y ha­cía tan es­pe­cial.

En­con­tra­mos un par de ca­si­tas don­de se res­pi­ra aún ese ai­re: Ca­sa La Brea, que se ren­ta a los via­je­ros, y dos pa­sos más allá, pa­san­do un ca­nal bor­da­do de co­las de zo­rro, la de los due­ños de am­bas, una pa­re­ja que hi­zo del lu­gar su ho­gar me­dio en­can­ta­do.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Chile

© PressReader. All rights reserved.