TU­LOR

PA­RA QUE­DAR­SE

La Tercera - MasDeco Full Diseno - - ESPACIO -

Ha­ce unos 2.800 años, un gru­po de per­so­nas ca­mi­na­ba por el de­sier­to, a pleno sol. Tal vez di­vi­sa­ron a lo le­jos los man­cho­nes pardo-ama­ri­llen­tos de ve­ge­ta­ción irri­ga­da por el río San Pe­dro y el Vi­la­na y pen­sa­ron que era un buen lu­gar pa­ra pa­rar. El nom­bre en kun­za sig­ni­fi­ca eso: lu­gar de des­can­so. No pue­de ser más pre­ci­so. A 10 mi­nu­tos de ca­mino al sur de San Pe­dro, ha­cia un la­do es­tá el si­tio ar­queo­ló­gi­co, y ha­cia el otro, tras las du­nas, dos ca­sas en me­dio de la na­da. El mo­tor del au­to se de­tie­ne y uno so­lo pue­de inun­dar­se del si­len­cio de Tu­lor.

Fue el mo­ti­vo que tra­jo has­ta el oa­sis a Ca­mi­lo Sil­va, guía, con 22 años en la zo­na, y Car­men Ri­chards, di­se­ña­do­ra. “Aquí me ase­gu­ré va­rios años de si­len­cio… ¡ya lle­vo 10!”, di­ce, ba­lan­ceán­do­se en la ha­ma­ca de la te­rra­za, mien­tras nos cuen­ta la his­to­ria de las ca­sas –Jar­dín Loft, de po­co más de dos años, y Jar­dín Ata­ca­ma, del 2007– que le­van­tó con la ayu­da de maes­tros lo­ca­les, ma­te­ria­les de la zo­na y téc­ni­cas cons­truc­ti­vas de an­ta­ño.

En el área vi­ven so­lo 14 per­so­nas, “de esas, 12 lle­ga­ron ha­ce un año… an­tes éra­mos dos. Hay otras 4 ca­sas al­re­de­dor que se arrien­dan a la gen­te de los glo­bos ae­ros­tá­ti­cos”, di­ce Ca­mi­lo. Na­da po­bla­do, na­da rui­do­so, si se pien­sa que el te­rreno don­de se em­pla­zan es­tas dos ca­sas es­tá en un si­tio de 7 hec­tá­reas, en me­dio de cha­ña­res y al­ga­rro­bos si se le­van­ta la mi­ra­da; breas y ca­chi­yu­yos a ras de sue­lo. Le­jos de todo y de to­dos.

“La idea de ha­cer la ca­sa Loft era una op­ción pa­ra ir de vez en cuan­do y te­ner la ca­sa Jar­dín Ata­ca­ma pa­ra un in­gre­so ex­tra, sa­lir de San Pe­dro e ins­ta­lar­se más”, cuen­ta Car­men al te­lé­fono des­de Santiago. “Tam­bién nos di­mos cuen­ta de que la ofer­ta era su­per­ma­la y ha­bía mu­cha gen­te que bus­ca­ba arrien­do dia­rio, anual; la co­mu­ni­dad de los as­tró­no­mos de Alma que ro­ta har­to, la ge­ren­cia de ho­te­le­ría, la gen­te del mu­seo y del ins­ti­tu­to de ar­queo­lo­gía, por ejem­plo”. De ahí en­ton­ces que des­ti­na­ran Ca­sa Jar­dín, al tu­ris­mo y alo­ja­mien­to y se pa­sa­ran ellos a la Loft, per­fec­ta pa­ra vi­vir de mo­do sim­ple y de a dos.

“No cor­ta­mos le­ña, re­co­rro el cam­po, bus­co pa­los bo­ta­dos pa­ra que­mar o com­pra­mos. Aquí de lo que se tra­ta es de re­gar, no cor­tar, que se fo­res­te el lu­gar”, que en un 90% tie­ne es­pe­cies na­ti­vas, cuen­ta su due­ño.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Chile

© PressReader. All rights reserved.