Bu­lo­va trae a nues­tro país al pri­mer reloj cur­vo del glo­bo.

La Tercera - MT MAG Motores - - EDITORIAL - » Por CA­RO­LI­NA RO­JAS ARE­NAS. » Fotos BU­LO­VA.

Rom­pien­do con to­das las con­ven­cio­nes de es­ti­lo y di­se­ño, Bu­lo­va creó el pri­mer reloj cur­vo del mun­do, uno que se aco­mo­da de me­jor ma­ne­ra a la mu­ñe­ca y que, de pa­so, desafía los lí­mi­tes de la me­cá­ni­ca de pre­ci­sión tan­to en su es­té­ti­ca co­mo en la va­rie­dad de sus com­pli­ca­cio­nes. Lo me­jor de to­do es que por fin es­tá en nues­tro país.

Des­de que los re­lo­jes de bol­si­llo pa­sa­ron a usar­se en las ma­nos, las co­sas no han cam­bia­do mu­cho. La fun­ción prin­ci­pal de de­cir la ho­ra si­gue ahí, aun­que con más o me­nos com­pli­ca­cio­nes, so­fis­ti­ca­cio­nes y ar­te.

Pe­ro co­mo es ló­gi­co, más tem­prano que tar­de alguien lle­ga­ría a desafiar los lí­mi­tes de lo ha­bi­tual, y en es­te ca­so fue Bu­lo­va, que se atre­vió a ha­cer el pri­mer reloj cur­vo del mun­do.

No es­ta­mos ha­blan­do só­lo de un es­ti­lo, es­to lle­ga des­de el cris­tal has­ta el mo­vi­mien­to. Ab­so­lu­ta­men­te to­do el reloj es cur­vo.

La co­mo­di­dad y la er­go­no­mía de es­te mo­de­lo es fue­ra de se­rie, adap­tán­do­se a las cur­vas na­tu­ra­les del bra­zo de una ma­ne­ra po­co acos­tum­bra­da.

No es co­mún que un cro­nó­gra­fo se adap­te a la fi­sio­no­mía del usua­rio, mu­cho me­nos que lo ha­ga con una ca­ja de só­lo 10,1 mm de an­cho, mu­cho más del­ga­da que otros mo­de­los.

Otro pun­to al­to de es­ta lí­nea es­tá en uno de sus más em­ble­má­ti­cos mo­de­los, con ca­ja, bro­che y ma­qui­na­ria en ti­ta­nio y ace­ro inoxi­da­ble, que se com­bi­na con una ta­pa trans­pa­ren­te que per­mi­te apre­ciar el fun­cio­na­mien­to en to­da su gloria.

En su ver­sión cro­nó­gra­fo, el mo­vi­mien­to que da vi­da a es­te mo­de­lo co­rres­pon­de a uno de cuar­zo de al­to desem­pe­ño, con una fre­cuen­cia de 262 khz, que le otor­ga una pre­ci­sión a prue­ba de to­do.

» His­to­ria de in­no­va­ción

No es pri­me­ra vez que Bu­lo­va va más allá de los lí­mi­tes co­no­ci­dos de la re­lo­je­ría, ya que des­de 1875 es­ta fir­ma de ori­gen nor­te­ame­ri­cano ha es­ta­do en cons­tan­te evo­lu­ción, lle­van­do al mer­ca­do mo­de­los co­mo el Ac­cu­tron, el pri­mer reloj to­tal­men­te elec­tró­ni­co del mun­do.

Igual de im­por­tan­te es el Moon Watch, el mis­mo que lle­gó a la Lu­na el 2 de agos­to de 1971 en la mi­sión Apo­llo 15, y que fue op­ti­mi­za­do es­pe­cial­men­te por los in­ge­nie­ros de la mar­ca pa­ra adap­tar­se a las con­di­cio­nes de ba­ja gra­ve­dad del es­pa­cio.

Ele­gan­te, so­brio e in­no­va­dor, el Bu­lo­va Curv lle­ga de la mano de California, im­por­ta­do­res ofi­cia­les de la fir­ma en el país, quie­nes ten­drán dis­po­ni­bles seis op­cio­nes de es­te mo­de­lo, con pre­cios que van entre los $ 559.990 y los $ 759.990.

| Ca­ja: ti­ta­nio y ace­ro, 44 mm de diá­me­tro y 10,1 mm de an­cho

| Mo­vi­mien­to: cro­nó­gra­fo Quartz Curv de al­to desem­pe­ño

| Re­sis­ten­cia al agua: 30 me­tros | Fre­cuen­cia: 262 khz

| Cris­tal: sa­fi­ro cur­vo | Pre­cio des­de: $ 559.990

Newspapers in Spanish

Newspapers from Chile

© PressReader. All rights reserved.