BMW HP4 RA­CE

La Tercera - MT MAG Motores - - PLANETA MOTOS -

Fa­bri­ca­da se­gún los cri­te­rios más ex­qui­si­tos, pe­ro tam­bién más es­tric­tos. La úl­ti­ma crea­ción de BMW Mo­to­rrad es una au­tén­ti­ca mo­to de ca­rre­ras. Es­cul­pi­da ca­si ín­te­gra­men­te en fi­bra de car­bono, con más de 200 ca­ba­llos de po­ten­cia y só­lo 171 ki­los. Una ver­da­de­ra fie­ra, li­mi­ta­da a só­lo 750 ejem­pla­res, di­ri­gi­dos úni­ca­men­te al cir­cui­to.

Ha­blar de la nueva BMW HP4 Ra­ce es ha­blar de fi­bra de car­bono. Tan­to así, que es la pri­me­ra mo­to con un cha­sis fa­bri­ca­do com­ple­ta­men­te a ba­se de es­te ma­te­rial. Pe­sa só­lo 7,8 ki­los.

El carenado, el apo­yo del si­llín y el guar­da­ba­rros de­lan­te­ro tam­bién son de es­te com­pues­to. In­clu­so, las llan­tas, un 30% más li­ge­ras que las tra­di­cio­na­les, for­ja­das de alea­ción.

Es­tos ex­tra­or­di­na­rios ele­men­tos, de­ci­si­vos en la ob­se­sión por el pe­so, se ven po­ten­cia­dos por unas sus­pen­sio­nes fir­ma­das por Öh­lins, idén­ti­cas a las em­plea­das en el Mo­togp y en el Mun­dial de Su­per­bi­kes, com­pe­ti­ción de la que, ade­más, de­ri­va su li­ge­ro bas­cu­lan­te.

Pa­ra fre­nar, re­cu­rre a Brem­bo, con dos pin­zas mo­no­blo­que GP PR, que se uti­li­zan tam­bién en cam­peo­na­tos mun­dia­les, con bom­bi­nes re­cu­bier­tos de ti­ta­nio y las pin­zas de alu­mi­nio de una so­la pie­za con su­per­fi­cie ni­que­la­da, la me­jor com­bi­na­ción de ma­te­ria­les posible hoy en día.

Mon­ta un blo­que de cua­tro ci­lin­dros en lí­nea, 999 cen­tí­me­tros cú­bi­cos, que desa­rro­lla una po­ten­cia de 215 ca­ba­llos a 13.900 rpm, así co­mo un par má­xi­mo de 120 Nm a 10.000 rpm.

Su ca­ja de cam­bios fue con­ce­bi­da ín­te­gra­men­te pa­ra el cir­cui­to. Se pue­de so­li­ci­tar con una con­fi­gu­ra­ción es­pe­cí­fi­ca pa­ra el ti­po de pis­ta más fre­cuen­ta­da por el piloto, pre­sen­tan­do un esquema de mar­chas in­ver­ti­do, con la pri­me­ra ha­cia arri­ba y las si­guien­tes, has­ta la sex­ta, ha­cia aba­jo. Gra­cias al asis­ten­te Pro, no es ne­ce­sa­rio uti­li­zar el em­bra­gue al re­du­cir la marcha, pues el sis­te­ma da "un gol­pe de gas" en ca­da tran­si­ción.

Pa­ra su sis­te­ma de es­ca­pe, BMW Mo­to­rrad re­cu­rrió a otro nom­bre ilus­tre, a Akra­po­vic, que ha fir­ma­do es­ta es­truc­tu­ra desa­rro­lla­da con una dis­po­si­ción 4-2-1.

En el apar­ta­do de ayu­das elec­tró­ni­cas hay que des­ta­car el con­trol di­ná­mi­co de trac­ción, un sis­te­ma de freno mo­tor En­gi­ne Bra­ke EBR (15 ni­ve­les) y el an­tiw­hee­lie, to­dos ajus­ta­bles a las dis­tin­tas cir­cuns­tan­cias del cir­cui­to, al es­ti­lo de con­duc­ción e, in­clu­so, a ca­da marcha pa­ra apro­ve­char to­do su po­ten­cial.

A es­to se su­ma un li­mi­ta­dor Pitla­ne (pa­ra no su­pe­rar la ve­lo­ci­dad má­xi­ma en el pit-la­ne) y con­trol de sa­li­da (pa­ra ha­cer sa­li­das per­fec­tas).

La BMW HP4 Ra­ce se pon­drá a la ven­ta en unos me­ses, con un pre­cio igual de bes­tial que ella: 80 mil euros.

100% de­por­ti­va. Su es­ca­pe Akra­po­vic es­tá re­cu­bier­to en fi­bra de car­bono y las bri­das de los co­lec­to­res, en ti­ta­nio.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Chile

© PressReader. All rights reserved.