El wa­ke­board se to­ma las Sie­te Ta­zas

La Tercera - MT MAG Motores - - MAR­ZO DE 2018 - » Por MAU­RI­CIO MON­ROY S. » Fo­tos RED BULL.

El Par­que Na­cio­nal Ra­dal Sie­te Ta­zas fue el lu­gar es­co­gi­do por el nor­te­ame­ri­cano Steel Laf­ferty pa­ra mos­trar su de­por­te, que mez­cla la prác­ti­ca del es­quí acuá­ti­co con el snow­board. Con su ta­bla y un gru­po de es­ca­la­do­res que lo apo­ya­ron, in­ten­tó ba­jar por los po­zo­nes del lu­gar, so­por­tan­do el frío de las aguas del río Cla­ro. Una aven­tu­ra que lle­vó a Chi­le por el mun­do.

Steel Laf­ferty tie­ne 25 años. Na­ció en Fort Lau­der­da­le, Es­ta­dos Uni­dos. Des­de ni­ño fue un apa­sio­na­do de los de­por­tes, pe­ro no se de­ci­día to­tal­men­te por nin­guno. Así pa­só por el atle­tis­mo, el bás­quet­bol, el te­nis y el fút­bol. La so­lu­ción lle­ga­ría una tar­de en que su pa­dre apa­re­ció con un wa­ke­board, una ta­bla que per­mi­te com­bi­nar la prác­ti­ca del es­quí acuá­ti­co y el snow­board.

"Una vez que me subí en un wa­ke­board, yo es­ta­ba con­mo­cio­na­do. 'Es­to es to­do.' Sal­té so­bre la ta­bla y to­do en­ca­jó. Yo que­ría ha­cer­me pro­fe­sio­nal, aun­que no sa­bía si lo con­se­gui­ría”, re­co­no­ce­ría ha­ce unos años el nor­te­ame­ri­cano, hoy con­so­li­da­do co­mo uno de los me­jo­res ex­po­nen­tes mun­dia­les de una dis­ci­pli­na que se ca­rac­te­ri­za por los tru­cos que ha­cen los deportistas al ser arras­tra­dos con sus ta­blas por una lan­cha o un sis­te­ma de ca­ble con mo­tor eléc­tri­co, ma­nio­bras por las que re­ci­ben pun­tos.

Los pri­me­ros acer­ca­mien­tos a es­te de­por­te los realizó en La­ke Pla­cid, cuan­do te­nía 10 años. Con el apo­yo fa­mi­liar se cen­tró en el wa­ke­board y prac­ti­ca­ba ca­da vez que po­día. Des­pués de gra­duar­se de la Aca­de­mia de West­mins­ter, Laf­ferty se con­vir­tió en pro­fe­sio­nal.

No tar­dó en que su nom­bre em­pe­za­ra a co­no­cer­se. Fue ele­gi­do Roo­kie y ha des­ta­ca­do por ha­ber in­ven­ta­do tres tru­cos. El más fa­mo­so es el wa­ke to wa­ke 1080, don­de da tres vuel­tas de 360 gra­dos en­tre las dos es­te­las que va de­jan­do la em­bar­ca­ción o los ca­bles que lo arras­tran.

Bus­can­do siem­pre nue­vos desafíos y lle­var el wa­ke­board a lu­ga­res des­co­no­ci­dos Laf­ferty vi­si­tó el Par­que Na­cio­nal Ra­dal Sie­te Ta­zas en la Re­gión del Mau­le, lu­gar ubi­ca­do en la mi­tad de un bos­que na­ti­vo, pa­ra des­cen­der por ca­da uno de los sie­te tra­di­cio­na­les po­zo­nes que dan nom­bre al lu­gar.

“Era una idea muy lo­ca y di­fí­cil de rea­li­zar. Pa­ra ac­ce­der a las ta­zas usa­mos es­ca­la­do­res pro­fe­sio­na­les y an­cla­jes na­tu­ra­les, creo que ha si­do el lu­gar más com­pli­ca­do en el que me ha to­ca­do es­tar”, ase­gu­ró el de­por­tis­ta, quien de­bió so­por­tar las frías aguas del río Cla­ro, que es­ta­ba a 8°.

El re­sul­ta­do de la aven­tu­ra fue ca­si per­fec­to. Al­can­zó los 40 km/h y sor­teó cas­ca­das de 8,5 me­tros. “No pu­de caer a la úl­ti­ma, lo que fue un po­co de­cep­cio­nan­te. Pe­ro só­lo el he­cho de atre­ver­me es una lo­cu­ra. In­creí­ble, fue co­mo caer del cie­lo”, fi­na­li­zó an­tes de aban­do­nar el país, cons­cien­te de que ha­bía lo­gra­do el ob­je­ti­vo de lle­var el wa­ke­board a uno de los lu­ga­res más pre­cio­sos del fin del mun­do.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Chile

© PressReader. All rights reserved.