Avan­za el per­mi­so de los au­tos au­tó­no­mos

» Lo­re­na Ga­llar­do Gil » Fotos: Mar­cas. Más allá de las du­das y re­ti­cen­cias con el ma­ne­jo au­tó­no­mo, ca­da día más mar­cas se em­bar­can en la aven­tu­ra de fa­bri­car au­tos que se ma­ne­jen so­los. De ahí que hoy va­rios paí­ses alis­ten su le­gis­la­ción, po­nien­do las reg

La Tercera - MT Motores - - NOTICIAS -

Mu­chos ven con gran es­cep­ti­cis­mo el he­cho de que los au­tos au­tó­no­mos se con­vier­tan al­gún día en una reali­dad per­cep­ti­ble pa­ra el ciu­da­dano co­mún, pe­ro lo cier­to es que la cons­truc­ción e im­ple­men­ta­ción de es­te ti­po de au­tos avan­za a pa­sos agi­gan­ta­dos al­re­de­dor del mun­do.

Sin ir más le­jos, es­ta se­ma­na Ale­ma­nia apro­bó una ley que de­fi­ne las con­di­cio­nes pa­ra la cir­cu­la­ción de vehícu­los au­tó­no­mos en el país, su­mán­do­se así a otros paí­ses que tam­bién ya han to­ma­do cartas en el asun­to.

La nue­va nor­ma­ti­va per­mi­ti­rá el trán­si­to de au­tos au­tó­no­mos, siem­pre y cuan­do ha­ya un con­duc­tor res­pon­sa­ble que pue­da to­mar el con­trol del vehícu­lo en cual­quier mo­men­to. En mo­do au­tó­no­mo, di­cho "con­duc­tor" po­drá sol­tar el vo­lan­te y lle­var a ca­bo otras ta­reas, co­mo na­ve­gar por in­ter­net o re­vi­sar co­rreos elec­tró­ni­cos, por ejem­plo.

El au­to au­tó­no­mo, en tan­to, de­be­rá con­tar con un sis­te­ma de al­ma­ce­na­mien­to de da­tos, el cual ten­drá una fun­ción si­mi­lar a la de la ca­ja ne­gra de los avio­nes en ca­so de ac­ci­den­te. De es­ta ma­ne­ra, el fa­bri­can­te en cues­tión de­be­rá res­pon­der por cual­quier fa­lla en el sis­te­ma.

Tras anun­ciar que la ley se­rá re­vi­sa­da en 2019 pa­ra con­si­de­rar cam­bios y avan­ces tec­no­ló­gi­cos, el mi­nis­tro de Trans­por­te ale­mán, Ale­xan­der Do­brindt, ma­ni­fes­tó que "la fa­bri­ca­ción de es­te ti­po de vehícu­los es la re­vo­lu­ción más gran­de en mo­vi­li­dad des­de la in­ven­ción del pro­pio au­to­mó­vil".

Y, se­gu­ra­men­te, así es. Por eso hoy las mar­cas tra­ba­jan en con­jun­to con los go­bier­nos pa­ra po­der im­ple­men­tar de la me­jor ma­ne­ra po­si­ble el in­mi­nen­te cam­bio en las re­glas del jue­go que su­pon­drá la en­tra­da del au­to au­tó­no­mo en las ca­rre­te­ras.

Al res­pec­to, la Di­rec­ción Ge­ne­ral del Trán­si­to (DGT) en Es­pa­ña se en­cuen­tra tra­ba­jan­do en un re­gla­men­to que ofrez­ca ba­se ju­rí­di­ca le­gal a es­tos vehícu­los. En Es­ta­dos Uni­dos, en los es­ta­dos de Ca­li­for­nia y Nue­va York, ya acep­tan so­li­ci­tu­des de em­pre­sas in­tere­sa­das en pro­bar au­tos au­tó­no­mos en sus ca­rre­te­ras.

Di­chos vehícu­los de­ben cum­plir los es­tán­da­res fe­de­ra­les de se­gu­ri­dad y, al igual que en Ale­ma­nia, una per­so­na de­be ir siem­pre en el asien­to del con­duc­tor cuan­do cir­cu­len por ca­rre­te­ras pú­bli­cas. Ade­más, se le exi­gi­rá a las em­pre­sas un se­gu­ro de cin­co mi­llo­nes de dó­la­res pa­ra cual­quier vehícu­lo que se prue­be en ese país.

Co­rea del Sur ha ido un po­co más allá, pues pron­to ten­drá lis­ta su pro­pia "ciu­dad" pa­ra au­tos au­tó­no­mos. Se tra­ta de ins­ta­la­cio­nes de más de 35 hec­tá­reas, con to­do lo ne­ce­sa­rio pa­ra que un vehícu­lo de con­duc­ción au­tó­no­ma se mue­va a sus an­chas.

K-City se­rá el nom­bre de es­ta pe­cu­liar ciu­dad, que dis­pon­drá de ca­rre­te­ras sub­ur­ba­nas, es­ta­cio­na­mien­tos y has­ta ca­rril bus. Con la cons­truc­ción de es­te ti­po de par­ques de prue­ba se bus­ca ofre­cer a los fa­bri­can­tes un es­pa­cio rea­lis­ta pa­ra que pue­dan avan­zar en sus desa­rro­llos, li­bres de las res­tric­cio­nes que exis­ten en las ca­rre­te­ras pú­bli­cas pa­ra es­tos au­to­mó­vi­les.

Un nue­vo es­pa­cio. Los au­tos au­tó­no­mos es­tán pen­sa­dos pa­ra ser el ter­cer es­pa­cio de una per­so­na (los otros dos son el ho­gar y el tra­ba­jo), don­de pue­da re­la­jar­se, com­par­tir y tam­bién dis­fru­tar del pai­sa­je.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Chile

© PressReader. All rights reserved.