Una ove­ja con piel de lo­bo

» Por Ca­ro­li­na Ro­jas Are­nas. » Fo­tos: Jeep. El más pe­que­ño de los mo­de­los de Jeep se ex­hi­be en la ciu­dad co­mo un ani­mal dó­cil y fá­cil de lle­var. Su ca­ja au­to­má­ti­ca de seis mar­chas fa­ci­li­ta el tra­ba­jo, so­bre to­do cuando el trá­fi­co se po­ne den­so, eso sí, si

La Tercera - MT Motores - - TEST DRIVE -

Más que una sim­ple mar­ca. Ha­ce tiem­po que Jeep se ha con­ver­ti­do en un si­nó­ni­mo de aven­tu­ra y desafío. En un ver­bo que nos in­vi­ta a sa­lir de la ru­ta y cu­yo nom­bre ge­ne­ra al­tas ex­pec­ta­ti­vas de di­ver­sión.

Por eso, cuando anun­cia­ron que el Re­ne­ga­de, el más pe­que­ño de la fa­mi­lia, no con­ta­ría con trac­ción to­tal pa­ra en­fo­car­se más en lo ur­bano, la sor­pre­sa no se de­jó es­pe­rar. Pro­ba­ble­men­te Jeep tam­bién pue­da con­ver­tir la ates­ta­da ru­ta a ca­sa en una aven­tu­ra, aun­que de una ma­ne­ra di­fe­ren­te.

Di­se­ña­do por com­ple­to en Es­ta­dos Uni­dos, es­te cros­so­ver se ins­pi­ra cla­ra­men­te en el re­co­no­ci­do Wran­gler, to­man­do sus pro­por­cio­nes fron­ta­les y la­te­ra­les, tra­du­ci­das a la cla­ve más com­pac­ta del seg­men­to B.

To­do en el Re­ne­ga­de es re­co­no­ci­ble­men­te Jeep: la parrilla con sie­te aber­tu­ras verticales, los fa­ros redondos, los pa­sos de rue­da cua­dra­dos, el ca­pó al­to, las su­per­fi­cies acris­ta­la­das am­plias y las for­mas más rec­tas.

Co­mo está en­fo­ca­do en un pú­bli­co más ju­ve­nil, hay de­ta­lles de di­se­ño pen­sa­dos es­pe­cial­men­te en lla­mar la aten­ción, co­mo los fa­ros tra­se­ros con for­ma de X, o las apli­ca­cio­nes in­te­rio­res con la parrilla Jeep en las puer­tas o en los es­pa­cios pa­ra de­jar ob­je­tos.

Con 4.232 mm de lar­go, el Re­ne­ga­de es un mo­de­lo que no ocul­ta su vo­ca­ción ur­ba­na. Si bien des­cien­de de una lí­nea don­de sa­lir­se de la ru­ta es nor­ma, en es­te ca­so se po­dría de­cir que está más pre­pa­ra­do pa­ra la sel­va ur­ba­na, so­bre to­do aho­ra que se su­mó una ca­ja au­to­se­gu­ri­dad má­ti­ca de seis mar­chas pa­ra aco­plar al mo­tor 1.8 li­tros E-tor­que.

Con sus 171 mm de des­pe­je al sue­lo y una sus­pen­sión con­for­ta­ble pa­ra el as­fal­to, pe­ro bien ajus­ta­da, es fá­cil cir­cu­lar por ca­mi­nos ur­ba­nos no pa­vi­men­ta­dos e in­clu­so pa­sar por al­gu­nos ba­ches con su­fi­cien­te des­preo­cu­pa­ción.

Si se to­ma en cuen­ta el uso ci­ta­dino al que está des­ti­na­do, la au­sen­cia de 4x4 pa­sa to­tal­men­te des­aper­ci­bi­da, y es que tam­po­co es su ob­je­ti­vo. El Re­ne­ga­de es un ani­mal ur­bano, con espacio pa­ra los ami­gos y la fa­mi­lia y lu­gar su­fi­cien­te pa­ra lle­var has­ta 524 li­tros de car­ga (bas­tan­te más si se aba­ten los asien­tos tra­se­ros).

La po­si­ción de ma­ne­jo al­ta brin­da no só­lo cuando se está con­du­cien­do, tam­bién a la ho­ra de es­ta­cio­nar o ma­nio­brar en lu­ga­res an­gos­tos, ya que per­mi­te una vi­sión mu­cho más am­plia.

Nues­tra ver­sión de prue­ba con ca­ja au­to­má­ti­ca man­tie­ne el mo­tor de 132 ca­ba­llos de fuer­za y 185 Nm de tor­que de otras va­rian­tes ofre­ci­das por la mar­ca, que si bien no es pe­que­ño, a ve­ces sí se mues­tra un po­co len­to, pro­ba­ble­men­te por sus cer­ca de 1.800 ki­los de pe­so.

Di­cho es­to, no ex­tra­ña la len­ti­tud al rea­li­zar al­gu­nos mo­vi­mien­tos de ma­ne­ra brus­ca, o esa sen­sa­ción de que la cur­va de tor­que está muy arri­ba, y es que gran par­te del par está dis­po­ni­ble a par­tir de las 4.500 re­vo­lu­cio­nes, por lo que, en ge­ne­ral, se com­por­ta mu­cho me­jor cuando se man­tie­ne al­re­de­dor de las 3.000 re­vo­lu­cio­nes.

En la au­to­pis­ta es don­de más se lu­ce la trans­mi­sión au­to­má­ti­ca de seis ve­lo­ci­da­des, ya que ha­ce sen­tir que en to­do mo­men­to es­ta­mos uti­li­zan­do la mar­cha co­rrec­ta.

En tér­mi­nos de equi­pa­mien­to no hay mu­cho más que de­cir, más allá de se­ña­lar que en­tre su vas­to equi­pa­mien­to de tec­no­lo­gía (asis­ten­te de es­ta­cio­na­mien­to, cá­ma­ra de re­tro­ce­so, sis­te­ma de in­foen­tre­te­ni­mien­to con pan­ta­lla tác­til y sis­te­ma Ucon­nect, blue­tooth y man­dos al vo­lan­te, en­tre otros), y se­gu­ri­dad (con­trol de trac­ción, de es­ta­bi­li­dad, ba­lan­ceo de re­mol­que, fre­nos con asis­ten­cia, mi­ti­ga­ción an­ti­vuel­cos, asis­ten­te de par­ti­da en pendiente, etc.), se ex­tra­ña la op­ción de agre­gar más air­bags que los dos obli­ga­to­rios.

He­cho pa­ra la ciu­dad. Si bien en prin­ci­pio ha­ce rui­do que es­te Jeep no ten­ga trac­ción to­tal, la ver­dad es que el Re­ne­ga­de está pen­sa­do y di­se­ña­do pa­ra la ur­be.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Chile

© PressReader. All rights reserved.