O NIN­GUNO!

La Tercera - Mujer de Lujo - - HAPPYEND -

en los años 90 Dia­na de Ga­les se enamo­ró del tra­ba­jo ar­te­sa­nal y mi­nu­cio­so de un za­pa­te­ro ex­clu­si­vo, pe­ro has­ta en­ton­ces de ba­jo per­fil. Su en­can­di­la­mien­to fue pu­bli­ci­dad gra­tis pa­ra Jimmy Choo; la prin­ce­sa le en­car­gó seis pa­res de za­pa­tos. El ines­pe­ra­do y es­pon­tá­neo mar­ke­ting –con flas­hes de pa­pa­ra­zis me­dian­te– cre­ció co­mo bo­la de nie­ve. A las po­cas se­ma­nas las mi­ra­das fas­hio­nis­tas es­ta­ban pues­tas en el di­se­ña­dor de ori­gen ma­la­yo. Ta­ma­ra Me­llon, exe­di­to­ra del Vo­gue bri­tá­ni­co, vio su po­ten­cial y le ofre­ció aso­ciar­se; así na­ció la mar­ca Jimmy Choo en 1996. En 2001, Ta­ma­ra fir­mó un acuer­do con la mul­ti­na­cio­nal de lu­jo Equi­nox, ne­go­cio que el se­ñor Choo no apro­bó. Por eso, de in­me­dia­to ven­dió su 50% en 15 mi­llo­nes de dó­la­res. En 2011 la mar­ca fue com­pra­da por el gru­po Li­be­lux y San­dra Choi, una so­bri­na de Choo, que­dó –sin la ben­di­ción de su tío eso sí– co­mo di­rec­to­ra crea­ti­va.

Ren­ci­llas más, ren­ci­llas me­nos, lo cier­to es que du­ran­te los 20 años de his­to­ria los ta­cos de Jimmy Choo se han po­si­cio­na­do co­mo un re­fe­ren­te de buen gus­to. Pa­ra con­me­mo­rar es­tas dos dé­ca­das, la mar­ca –que es­te año lle­gó por fin al Dis­tri­to de Lu­jo del Par­que Arau­co– hi­zo un lan­za­mien­to ex­cep­cio­nal que ace­le­ra el co­ra­zón de cual­quier fe­ti­chis­ta y/o fas­hio­nis­ta: una co­lec­ción de 20 pa­res de za­pa­tos lla­ma­da Me­men­to y un baúl de es­té­ti­ca re­tro, fa­bri­ca­do a mano y en cue­ro (se pue­de pe­dir que gra­ben las ini­cia­les) con un cro­quis de ca­da par pa­ra iden­ti­fi­car fá­cil­men­te los ca­jo­nes.

Es una pro­pues­ta que re­in­ter­pre­ta los mo­de­los más em­ble­má­ti­cos de la mar­ca, co­mo, por ejem­plo, los sti­let­tos Romy en va­rias al­tu­ras de ta­cón, fa­bri­ca­dos en cue­ro li­so, en en­ca­je o con pai­llet­tes; tam­bién es­tán las san­da­lias Lan­ce, el mo­de­lo más uti­li­za­do por las ce­le­bri­da­des cuan­do pi­san las al­fom­bras ro­jas, y los sti­let­tos Sa­lo­mé con su fa­mo­sa bri­da cen­tral en for­ma de T, en­tre otros. Y co­mo si no bas­ta­ra con los za­pa­tos, la co­lec­ción tam­bién in­clu­ye unos cluch­tes muy ori­gi­na­les y gla­mo­ro­sos.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Chile

© PressReader. All rights reserved.