LA PRO­VO­CA­CIÓN DE BA­LEN­CIA­GA

La cul­tu­ra pop se vis­te de lu­jo adop­ta­da por re­co­no­ci­das fir­mas de mo­da. El úl­ti­mo epi­so­dio de es­te idi­lio fashion lo es­cri­bió Ba­len­cia­ga con una lu­jo­sa ver­sión de la clá­si­ca bol­sa Frak­ta de Ikea, que, co­mo otras de sus es­tra­te­gias, dio ma­te­rial de so­bra

La Tercera - Mujer de Lujo - - HAPPY END -

la con­tro­ver­sia ven­de, y el di­rec­tor crea­ti­vo de la mai­son fran­ce­sa, Dem­na Gva­sa­lia, lo tie­ne muy cla­ro. Ha­ce al­gu­nas tem­po­ra­das, pa­ra su fir­ma Ve­te­ments, lan­zó una co­lec­ción de imi­ta­cio­nes ‘ofi­cia­les’ de su pro­pia mar­ca, y me­ses des­pués, pa­ra su pa­sa­re­la oto­ño-in­vierno 2016/2017, pre­sen­tó una se­rie de bol­sos a ra­yas que emu­lan las clá­si­cas bol­sas pa­ra ir al mer­ca­do, en una cos­to­sa ver­sión de lu­jo, cla­ro. En la mis­ma te­cla, su úl­ti­ma re­ver­sión pop es el Are­na To­te Bag, un bol­so XL sos­pe­cho­sa­men­te si­mi­lar a la ar­chi­co­no­ci­da bol­sa azul de la tien­da sue­ca Ikea.

El mo­de­lo re­em­pla­za el re­sis­ten­te po­li­pro­pi­leno, pen­sa­do pa­ra car­gar com­pras pe­sa­das y ser re­uti­li­za­do, por cue­ro arru­ga­do y es­mal­ta­do, en un azul eléc­tri­co. El cor­te man­tie­ne prác­ti­ca­men­te las mis­mas lí­neas, cuer­po alar­ga­do y an­cho, y do­ble asa –una cor­ta y otra más lar­ga– pa­ra lle­var­la sin pro­ble­mas de la mano o so­bre el hom­bro. El pre­cio es el pun­to di­fe­ren­cia­dor más tras­cen­den­tal: mien­tras la bol­sa Ikea cues­ta ape­nas US$ 0.99, su ‘her­ma­na’ Ba­len­cia­ga as­cien­de a US$ 2.150.

Un re­pre­sen­tan­te de la fir­ma di­jo al por­tal de ten­den­cias To­day.com: “Es­ta­mos pro­fun­da­men­te ha­la­ga­dos de que el bol­so de Ba­len­cia­ga se pa­rez­ca a la icó­ni­ca bol­sa sos­te­ni­ble Ikea de $0.99. Na­da su­pera la ver­sa­ti­li­dad de una gran bol­sa azul”.

Ikea res­pon­dió a tra­vés de sus re­des so­cia­les con una in­ge­nio­sa guía pa­ra que sus clien­tes re­co­no­cie­ran su bol­sa. “Sa­cú­de­la. Si cru­je, es la ver­da­de­ra”. “En­sú­cia­la. Una Frak­ta ver­da­de­ra se pue­de lim­piar con una man­gue­ra de jar­dín”, son al­gu­nas de las di­ver­ti­das in­di­ca­cio­nes.

Una res­pues­ta que le­van­ta una ban­de­ra blan­ca en­tre las múl­ti­ples ren­ci­llas fashion; la irre­ve­ren­cia y crea­ti­vi­dad se com­ple­men­tan bien si se to­man con hu­mor.

El bol­so ori­gi­nal de Ikea cues­ta US$ 0.99. El pre­cio del de Ba­len­cia­ga, en cam­bio, es de 2.150 dó­la­res.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Chile

© PressReader. All rights reserved.